Termina con la procrastinación en 7 pasos

Septiembre es el nuevo enero y la Vecina Rubia seguro que nos diría que comenzar el curso tachando todo lo que tenías en tu 'to do list', es de guapas. Así que si te has propuesto terminar con la pereza, te ayudamos con estos tips.

Lo más popular

Procrastinar. ¿Sabes lo que es? Probablemente, lo hayas estado practicando más de lo que debieras en los últimos tiempos. Significa retrasar las tareas y dejarlo todo para el último momento. Con las consecuentes prisas y el estrés añadido.

Es cierto que hay muchas personas que funcionan mejor bajo presión pero… ¿y la satisfacción que da el tachar tareas de tu lista y avanzar? Hay para quien el mero hecho de hacer una cruz en algo que tenía por hacer, ya es un premio y un aliciente para completar la siguiente.

Publicidad

En el nuevo lenguaje de los 'Bu-Jo' (Bullet Journal), la procrastinación se traduce en "migración" y en cómo tu agenda se alarga hasta el infinito -y mas allá-.

Te proponemos varios trucos para comenzar el nuevo curso con todas las tareas listas en tiempo récord.

1. Analízate: ¿por qué dejas esa tarea siempre para el final? ¿Tanto te cuesta? Si tu respuesta es un claro SÍ, puedes poner solución dividiéndola en "micro-tareas". Descomponiéndola para que completarla por partes, sea más fácil y menos tedioso. Haz una lista de todo aquello que es necesario hacer hasta completarla del todo y ve tachando paso a paso. Ir viendo cómo se va realizando en tu esquema te motivará a la hora de terminarla.

Lo más popular

2. La regla de los 3 minutos. Así la han bautizado aquellos a los que se les atragantan tareas sencillas y rápidas que, sin embargo, se van quedando en el tintero. Bajar la basura, llamar para pedir una cita médica, guardar esos papeles que están siempre encima de la mesa… oblígate a realizar esa tarea en el momento porque, apenas gastará tiempo en tu día y podrás quitártela del medio cuanto antes. Haznos caso, el rellano no es el sitio de la basura.

3. Imponte fechas límite. Es fundamental para comenzar a realizar tus tareas con cabeza y poder planificarte mejor. No apuntes tareas en tu agenda sin fecha y comienza con tu planificación con tiempos, horarios y metas.

4. Prémiate y castígate. ¿Tienes wishlist? Ok, es el momento de ponerla sobre la mesa. Ahora bien, no a cualquier precio. Si has completado todas tus tareas en el tiempo que te marcaste, te mereces también tachar uno de esos caprichos que tenías apuntados. Pero si no… imponte "castigos" para que la próxima vez, no pase. Te ayudará a educar tus hábitos.

5. Practica el 'mise en place'. Es una expresión que se utiliza en el mundo de la gastronomía que significa colocar antes de cualquier preparación todos los ingredientes y herramientas necesarias en orden para ganar tiempo. Realmente, funciona. Fuera de los fogones y aplicado a tu vida diaria, también. Ayuda a organizar cualquier trabajo de forma adecuada, a organizar tu mente y hacerla más ordenada y, sobre todo, a optimizar el tiempo.

6. Construye tu propio Bullet Journal. Decorarlo está muy bien, pero no olvides el objetivo. El diario ideado por Ryder Carroll está orientado a ordenar tu día a día en forma de listados, mediante un sistema establecido y abierto de iconos, para tenerlo todo bajo control con un simple vistazo. Puedes ver cómo se construye, aquí:

7. Auto-motívate a través de la música. Por ejemplo, ponte tu canción favorita a la hora de hacer una tarea que no te guste. Hay dos formas de interpretar esto: o terminas por aborrecer a tu canción favorita por ponértela en esa tarea que detestas o gana el lado bueno de las cosas: te vienes súper arriba por escuchar tu temazo y encima, te quitas una tarea de encima. Por supuesto, nos quedamos con esta última.

More from Elle: