Trabajaron para los mejores

Hablamos con seis mujeres sobre su experiencia y lo mucho que aprendieron al trabajar para leyendas de la industria.

Lo más popular

Si has echado un vistazo a blogs como 'I was a celebrity assistant' o shows como 'Lifetime's UnREAL', habrás conocido las historias de las mayores rabietas de los famosos, sus amores, sus exigencias con la dieta y el tipo de relación que mantienen con sus empleados, donde estos aparecen reflejados como auténticas víctimas. Pero esa no es la historia completa.

Ser el mejor significa aprender de los mejores. Por eso, no es de extrañar que algunas de las mujeres más exitosas del mundo hayan estado en algún momento de dependientas en una tienda de jeans o vendiendo cafés en Starbucks. Aquí tienes seis ejemplos.

Publicidad

Nombre: Ambar Feld

Trabajo actual: publicista de moda

Ex Jefe: una estrella del rock

"En mi caso, la familia de mi jefe era tan famosa como él. Lo que aprendí de otra jefa que tuve, una gran publicista, es que nunca sabes quién está conectado a quién, por lo que es mejor no hablar de tu trabajo con otra persona del mismo "mundillo". Si tu cliente es miembro de una famosa banda de rock y estás trabajando en el backstage antes de su concierto, lo mejor es que no hables de negocios. ¡Ni siquiera de su agenda! De algo tan simple como eso, una persona puede oír algo y decirle a otra, que a su vez le dice a otra... Y rumor a la vista. Después resulta que uno de ellos es el hijo, la hija o 'la novia de' y ya tienes un enorme fuego que apagar debido a nada. Así que cuando estés detrás del escenario, concéntrate y mantén tu trabajo en privado".

Lo más popular

Nombre: Jennifer Steele

Puesto actual: editora y directora de estilo

Ex Jefe: una novelista 'best seller' y el ex editor de la revista

"Ella me dijo que no cambiara nunca pero que me hiciera valer. Yo era una presa fácil a mis veinte años. Hacía cualquier cosa y todo lo que mis editores pedían, incluso aquello que sabía que no estaba bien . Después de un tiempo en aquel trabajo y de llevarme la peor parte, me di cuenta de que ella tenía razón y su consejo me salvó muchos años extra de lucha".

Nombre: Talya Klein

Puesto actual: profesora y artista de teatro

Ex Jefe: directora de teatro ganadora de un premio Tony

"Ella mantenía una actitud increíble durante las reuniones de producción. Utilizaba el humor y su encanto para corregir a la gente en lugar de ponerse a la defensiva. Nunca insultó a nadie que no respetara su autoridad. Si un escenógrafo pintaba la pared de color púrpura después de que ella hubiese dicho específicamente que tenía que ser blanca, jamás se le ocurriría decir, '¿Cómo se atreve usted?' o '¿No escuchaste mis órdenes?' Sólo se reía y decía algo como, 'bueno, la pared no va a ser púrpura, así que ¿cómo podemos solucionarlo?' Las mujeres en el lugar de trabajo suelen anteponer y centrarse más en los sentimientos de otras personas que en sus objetivos finales. Ella nunca hizo eso... Mediante el sentido del humor supo solventar una gran cantidad de situaciones que podrían haber detenido o perjudicado su trabajo. Algo que nunca he visto hacer a un hombre. Nunca".

Nombre: Colleen O.

Trabajo actual: maquilladora de celebrities

Ex Jefe: maquilladora de artistas y diseñadora de cosméticos

"He aprendido mi oficio de ella. Me gustaría estar a su lado en el backstage de desfiles de moda como Rag & Bone y Oscar de la Renta, y trabajar con ella en los tutoriales para Revlon. Me enseñó cosas muy importantes acerca de mi profesión, como la forma de aplicar el mínimo de maquillaje para un máximo resultado o cómo comportarse en momentos de máximo estrés. Me decía: 'mantente fiel a ti misma, sonríe, haz tu trabajo y sé positiva, de esa forma serás también una gran influencia para las personas que te rodean. Tu actitud es lo que va a establecer el ambiente de trabajo y lo que te hará ser una mejor jefa, empleada y artista'. Ese consejo lo llevo conmigo y lo pongo en práctica todos los días. Eso y que es bueno el uso de uñas postizas. Se ven fantásticas si les das la forma correcta y así no dañas las uñas con geles".

Nombre: Alber Elbaz

Ex Jefe: Geoffrey Beene

"Cuando empecé como asistente para Geoffrey, él estaba fuera de la ciudad. Me pusieron en una esquina en el estudio y me dijeron: 'siéntate aquí y dibuja'.' No tenía espacio en la mesa, así que me senté en el suelo y usé la mesa de café como escritorio. Comencé a dibujar cuando la persona que estaba al mando se acercó y me dijo "¿crees que esa es la línea de Geoffrey Beene?". Cuando Geoffrey regresó y vio mis dibujos, comenzó a poner cada uno de ellos a un lado y a otro y terminó usando más bocetos míos que de cualquier otro asistente. Y de eso he aprendido que no hay que tratar de imitar a tu jefe ni de recrear lo que él está haciendo. Hay que trabajar juntos, y así, tal vez, se logre hacer algo mejor. Sé tú mismo", dijo en una conferencia en la 'Parsons School of Design'.

Nombre: Karen English

Trabajo actual: profesor adjunto y editor

Ex Jefe: un ex alcalde de Chicago

"Acababa de salir de la universidad y empecé a trabajar en un proyecto federal de la ciudad de Chicago. Esto fue justo después de la Convención Demócrata de 1968, cuando los disturbios urbanos a gran escala ya no tenían impacto, Lincoln Park parecía una zona en guerra y el Loop estaba lleno de hippies y policía. El trabajo diario en el Centro Cívico era una experiencia reveladora en muchos aspectos. Como graduada en artes liberales, ingenua e idealista, tenía un asiento de primera fila para ver cómo trabajaba una máquina legendaria. Y pronto aprendí que las palabras son poderosas y que la presentación lo es todo".

Vía: Elle US

De: Elle