48 horas en Glasgow

​El 'planning' perfecto para descubrir en una pequeña escapada la ciudad más grande de Escocia.

Lo más popular

En 2016, Escocia está celebrando su Año de la Innovación, la Arquitectura y el Diseño, y Glasgow tiene un papel muy importante que jugar, con su constante renovación y propuestas de arte, música, cultura, joyas arquitectónicas y 'shopping' (cuenta con más de 1.500 tiendas, un dato que solo supera Londres en Gran Bretaña).

Si te gusta la arquitectura, no podrás perderte el esplendor victoriano de la Glasgow City Chamber, el estilo 'art nouveau' de Charles Rennie Mackintosh en la Escuela de Arte de Glasgow o el ultra moderno Riverside Transport Museum de Zaha Hadid. Si lo tuyo es la música, recuerda que fue designada Ciudad de la Música por la Unesco, que cada semana hay unos 130 conciertos y que nombres como Franz Ferdinand, The Fratelis, Belle & Sebastian, Snow Patrol, Travis, Texas o Paolo Nutini empezaron aquí. Este 'planning' de 48 horas te dará la clave para conocer lo mejor de Glasgow en tu próxima escapada.

Publicidad

PRIMER DÍA

11.00: Haz un tour por la Escuela de Arte guiado por un estudiante

El Tour Mackintosh, guiado por un estudiante de la Escuela de Arte, ofrece una perspectiva única del diseñador y arquitecto escocés Charles Rennie Mackintosh. En el recorrido, de una hora de duración, se examinan los detalles del exterior y se analizan los trabajos de restauración que se están llevando a cabo. También podrás ver la colección de la decoración original de la escuela.

Lo más popular

12.15: Sigue los pasos de grandes visionarios

El campus histórico de la Universidad de Glasgow es otra de las principales atracciones turísticas. Recórrela por tu cuenta y sigue las huellas de grandes visionarios, como el inventor del primer sistema de televisión pública, John Logie Baird. Un lugar imprescindible son los claustros, localización de películas como 'El atlas de las nubes' o 'Taggart'.

13.30: Disfruta de una comida en una de sus calles adoquinadas

Muy cerca de la universidad, Ashton Lane es un tesoro lleno de bares y restaurantes muy bohemios, con interiores muy 'chic' y terrazas con vegetación para almorzar al aire libre. Si este plan te atrae, no te pierdas el restaurante belga Brel; pero también puedes probar uno de los bares más emblemáticos de Glasgow, Ubiqutous.

La Universidad de Glasgow, fundada en 1471.

14.30: Experimenta el lado más bohemio de Glasgow

El barrio donde se encuentran la universidad y Ashton Lane, Glasgow's West End, es una zona bohemia de viviendas de piedra arenisca ornamentadas y calles adoquinadas que bien merece una visita. Con una fantástica variedad de tiendas 'vintage' y de diseño, cafeterías, bares y tiendas 'gourmet', es el lugar perfecto para perderse sin reloj. Es también el hogar del pintoresco Jardín Botánico y el Parque Kelvingrove, así como de la Mackintosh House.

16.30: Un poco de historia

También en Glasgow West End se encuentra la galería de arte y museo Kelvingrove (1901). Este gran edificio de ladrillo rojo, muestra una de las colecciones de arte más grandes y eclécticas de Europa y es una de las atracciones turísticas gratuitas más populares de Escocia. ¿Los 'must'? El 'Cristo de San Juan de la Cruz', de Salvador Dalí y la colección de historia y arqueología de Escocia, de la época de los dinosaurios, antiguo Egipto…

19.30: Cena en uno de los barrios más vanguardistas

Antes era una zona industrial frecuentada por trabajadores del puerto, pero Finnieston se reinventó por completo y ahora es uno de los barrios más vibrantes. Anclado por el Arena SSEE Hydro, un lugar construido para los Juegos de la Commonwealth de 2014, la zona ha dado un giro de 180º. The Strip, un tramo de la calle Argyle, está ahora lleno de bares 'pop-up' y restaurantes de moda. Paradas imprescindibles son el restaurante industrial Gannet, las tapas de cocina india en Mother India's Coffee o el 'fish & chips' de Old Salty's.

21.30: Disfruta de un buen trago de whisky

Antes de irse a descansar, es imprescindible tomarse alguno de los cócteles que ofrecen en Kelvingrove Café o una copa de whisky escocés y música tradicional en vivo en Ben Nevis.

SEGUNDO DÍA

09.00: Visita el Riverside Museum

Votado en 2013 como Museo Europeo del Año, y diseñado por Zaha Hadid, es el museo del transporte y los viajes de Escocia. La colección del Riverside Museum incluye un histórico velero de mástil, icono de la herencia de la construcción naval de Glasgow, ahora amarrado a la orilla. En el interior se pueden encontrar tranvías, trolebuses, vehículos antiguos, bicicletas y motos, cada uno con una historia única.

El edificio Riverside, una de las obras maestras de Zaha Hadid.
Publicidad

11.00: Recupera fuerzas con un 'brunch' escocés

Disfruta de un delicioso 'brunch' escocés en Cup, uno de los 'tea rooms' más reconocidos. En Glasgow, tienen tres locales: Tea Lounge, con su interior victoriano; Tea Room, en el West End y Tea Garden en el estiloso distrito Merchant City. Podrás degustar el clásico escocés con bacon curado, salchichas y judías caseras. Otras opciones incluyen sus deliciosos huevos, Benedictine, Florentine, Royal o Stornoway.

12.00: Compra todo lo que quieras

Con más de 1.500 tiendas, Glasgow es la segunda mayor ciudad comercial de Gran Bretaña, por lo que un 'shopping' es imprescindible. La Glasgow Style Mile es el distrito comercial principal, donde puedes encontrar todas las grandes marcas. Date una vuelta también por Merchant City, uno de los barrios más antiguos de Glasgow (se erigió en la década de 1750) que, con su increíble riqueza arquitectónica, fue el hogar de los almacenes de los comerciantes ricos y que ahora se ha convertido en una zona de tiendas extravagantes de diseño, bares, restaurantes y 'lofts' con estilo.

Lo más popular

14.30: Sal de la ciudad para descubrir una gran casa de campo

Muy cerca del centro de Glasgow se encuentra Pollok House, una casa de campo magnífica construida en 1752 que forma parte del National Trust de Escocia. Sus lujosas habitaciones familiares están llenas de muebles de época y obras de arte, mientras que la planta baja son enormes cuartos para el servicio. Después, puedes alquilar una bicicleta para explorar la zona y ver el ganado pastando en los Highland y los caballos de Clydesdale.

Fachada de Pollok House, una magnífica mansión a las afueras de Glasgow.

19.30: Disfruta de una buena cerveza artesanal

La primera cervecería artesanal de Gran Bretaña, Drygate, produce una gran variedad de cervezas, incluida la sabrosa Outaspace de Apple Ale. Su sala de cocción es también un restaurante que sirve platos de auténtica cocina escocesa como el cangrejo de la costa oeste, filete escocés, hamburguesas y gran variedad de embutidos.

22.00: Di adiós como se merece a la Ciudad de la Música por la UNESCO

La UNESCO otorgó este título a Glasgow por su floreciente escena musical y su multitud de propuestas de música en vivo. The King Tut's Wah Hut suele figurar en las listas como la mejor sala de conciertos de Gran Bretaña. También puedes ir al legendario Glasgow Barrowland Ballroom al este de Glasgow, o además del área de Saint Luke, un alucinante lugar emergente de nuevos grupos y artistas.

CÓMO LLEGAR

Además de disponer de un gran aeropuerto internacional, Glasgow está a seis horas en tren desde Londres y a 78 km de Edimburgo. Desde España hay vuelos directos desde Barcelona (con Vueling y con Jet2) y desde Málaga (con Easyjet). Desde Madrid, tienes que volar hasta Edimburgo (Easyjet e Iberia Express), y luego alquilar un coche (1 h), tomar el autobús (1 h 25 min aprox.) o el tren (1 hora y 10 min aprox).

DÓNDE DORMIR

Para presupuestos holgados: Gran Central Hotel. Con una renovación completa por valor de 20 millones de libras, este hotel de cuatro estrellas, ganó cuatro premios en los Scottish Hotel Awards de 2015, los más importantes en la industria turística escocesa. Desde su apertura en 1879, sus 230 habitaciones han alojado a personajes históricos, desde políticos a estrellas de Hollywood.

Para presupuestos medianos: Dakota Deluxe Hotel. El primer hotel boutique de la renombrada cadena Dakota Group abrió en mayo en el corazón de Glasgow. Sus 94 vanguardistas habitaciones y suites, su Champagne Room, y un Bar&Grill con una deliciosa carta, son algunos de sus atributos.

Para presupuestos ajustados: Ibis Styles. Si no tienes dinero, nada mejor que este hotel boutique de 101 habitaciones que abrió a finales del pasado año. Su decoración trasgresora está inspirada en la esencia de la zona.