Los compañeros de viaje más odiados por los españoles

"Contigo, a ninguna parte".

Lo más popular

¿No te ha pasado nunca eso de que te proponen un buen plan viajero y lo rechazas simplemente por la gente que se ha apuntado? Personas que no son afines a tus gustos, que no te dejan disfrutar a tu manera o que, por mucho que sean tus amigos, a la hora de salir a la carretera (o al avión) no tienen nada que ver contigo.

El servicio de reserva de alojamiento para estudiantes Uniplaces ha elaborado un estudio que descubre cuáles son los perfiles de compañeros de viaje más odiados por los españoles. Este es el ranking:

Publicidad

1. El que no tiene en cuenta las costumbres del país que se visita

Según el informe, a los españoles nos importa mucho seguir aquello del "allá donde fueres, haz lo que vieres", y a un 44% de los encuestados no les gustaría nada viajar con alguien que no respete las costumbres locales. Es una manera sabia de no meterse en problema con los lugareños, a los que seguro que les molesta observar actitudes maleducadas con su cultura.

Lo más popular

2. El que lo quiere hacer todo a su manera

Pero, ¿qué viaje compartido es este si solo se hace lo que uno desea? Un 32% de los entrevistados reconocieron que no soportan a ese perfil de persona inflexible que solo quiere imponer sus deseos. La mayoría desea viajar con personas más permisibles y tolerantes, que acepten cambios de planes y que no generen discordia.

3. El que solo quiere tomar el sol

Vale, bajar a la playa está muy bien, pero un ratito. A los españoles, o al menos a un 30% de los entrevistados, nos interesa más descubrir la región o la ciudad a la que van de vacaciones que en ponerse morenos.

4. El controlador compulsivo

¿No te has encontrado nunca con el típico colega que lleva un 'planning' de viaje tan cerrado como terrorífico? Hora de levantarse, hora a la que hay que estar en tal museo, comer de tal a tal hora, por la tarde esta actividad... Son controladores que quieren organizarlo todo, sin dejar lugar a la improvisación y creando un calvario para el resto, por lo que desagradan al 29%.

5. El que no le interesa la gastronomía local

En esa manera de entender el viaje como una experiencia de inmersión total, es lógico que no sea agradable irse de vacaciones con alguien a quien no le interesa probar la comida típica de la región. Así, un 26% de los encuestados lo señalan como un tipo de viajero a evitar.

6. El fiestero empedernido

Tomarse una copita después de cenar y conocer los garitos del lugar al que viajas es un planazo, pero si después de esa copita, viene otra, y otra, y otra... al final se acaba viviendo de noche y durmiendo de día. Este perfil desagrada a un 25% de consultados, que señalarían que jamás se irían de viaje con él.

7. Y otros...

El que no para de actualizar sus redes sociales (odiado por el 23% de los consultados), el vago al que no le apetece hacer nada (18%) y el que no quiere salir nunca de fiesta (15%).

More from Elle: