8 trucos para sacar matrícula de honor en materia viajera

Toma nota antes de ponerte en marcha y tus vacaciones saldrán a pedir de boca.

Lo más popular

Por fin. Por fin ha llegado el momento que todos estábamos esperando. A pesar de que ya hace algunas semanas que aprovechamos nuestros pequeños momentos de descanso para coger carretera y manta y librarnos de esta odisea a la que nos someten el sol y calor veraniegos, y aunque muchos hayan abandonado el nido en busca de destinos alejados de cualquier civilización (a poder ser, muy cerca de playas y piscinas), al resto (afortunadamente) las vacaciones ya nos están pisando los talones.

Publicidad

Como locos nos hemos puesto a preparar miles de planes, comprar billetes de aquí para allá o buscar pequeños paraísos en los que perdernos unos cuantos días. Pero antes de continuar con esta minuciosa organización, toma nota de estos trucos y claves imprescindibles para convertirte en un viajero profesional y disfrutar de tus vacaciones como se merecen.

1. Planifica tu ruta

Aunque pueda sonar demasiado obvio, cuántas veces nos hemos encontrado disfrutando de algún rincón del mundo y hemos temido quedarnos sin tiempo para visitar todo aquello que resulta fundamental o, por el contrario, disponer de horas sobrantes durante una de las jornadas de nuestro viaje y no saber qué visitar porque ciertos monumentos ya estén cerrados o demasiado lejos del punto en el que nos encontramos. Por ello, resulta fundamental realizar una especie de guión o diario previo que nos permita organizar nuestra escapada teniendo claro qué ver en cada momento. Aprovecharás mucho más tus días, lo que te permitirá conocer a fondo cada uno de tus destinos.

Lo más popular

2. El secreto está en el Freetour

Si lo que tienes en mente es una escapada de fin de semana a uno de nuestros países vecinos y no encuentras el modo de conocer la ciudad sin perderte ni un detalle, tranquila, no es misión imposible. En cada uno de tus destinos podrás acudir a los diferentes Freetours que te ofrecen guías expertos en todos los entresijos de la ciudad, dándote la posibilidad de conocer lo esencial de allá donde vayas de forma gratuita.

(GIPHY)

3. Antes de salir de casa, transfórmate en un fotógrafo profesional

¿Quién no se ha preguntado alguna vez, incluso ya subido en el avión o en plena carretera, si había cortado el agua o apagado el gas? Es una de las clásicas dudas que surgen en la mente de todo viajero que se precie en algún momento de su aventura. Para quedarte más tranquilo y olvidar este tipo de preocupaciones, te proponemos que, aunque creas que gozamos de un gran sentido del humor, hagas una foto de la cocina así como de los contadores del agua o de todas aquellas llaves que tengas que cerrar antes de emprender tu viaje, para que en el momento que surja cualquier ápice de duda, mires la instantánea y recuerdes que todo quedó en orden en tu hogar.

4. El martes o el día perfecto para comprar tu billete

Aunque el refranero español deja bien claro que "el martes ni te cases ni te embarques", hoy en día nos vemos en la necesidad de, en cierto modo, poner en entredicho esta máxima por la que tanto tiempo lleva abogando. Y es que, según se ha comprobado en ciertas aerolíneas, se deben evitar los fines de semana, pues es cuando más gente dispone de tiempo libre para emprender la búsqueda de billetes que les lleven lejos de la rutina, siendo el lunes el día en el que se anuncian las ofertas y mediados de semana el momento en el que, si esto no ha funcionado, bajan los precios. Por lo que, la madrugada del lunes y el martes, serían las ocasiones idóneas para conseguir tus billetes mucho más baratos.

Publicidad

( GIPHY)

5. El pastillero, tu nuevo joyero

Dile adiós a esos líos de collares y pérdidas de pendientes por los bolsillos de tu maleta. Rescata ese pastillero que tantas veces viste en el bolso de tu abuela y dale una nueva vida reutilizándolo para llevar tus joyas perfectamente ordenadas de una punta a otra del mundo. Pero esto no es todo. Tu funda de gafas también se convertirá en el perfecto aliado de esos cargadores y cascos que siempre acaban llenos de nudos.

6. Enrolla la ropa

Aunque sabemos que llevas toda la vida doblando tus básicos y apilándolos uno encima de otro y bien juntos dentro de tu maleta, lamentamos comunicarte que había una manera mucho más cómoda y eficaz de transportar tus modelitos. Aunque parezca una locura, haciendo rollos con tus prendas ahorrarás espacio al tiempo que consigues que éstas se arruguen mucho menos. Por su parte, para esas ocasiones en las que necesites llevar un calzado extra, tus zapatos se convertirán en el mejor transporte que tu ropa interior haya conocido jamás. Además, así también conseguirás que tu calzado no pierda su forma durante el trayecto.

( GIPHY)

7. Utiliza Google Maps sin gastar ni un sólo mega

Nuestro mayor miedo cuando abandonamos el nido (en lo que a materia viajera se refiere) es perdernos en paradero desconocido, por ello, aunque contemos siempre en mano con uno de esos planos ultra doblados que cualquier ciudad que se precie pone a nuestra disposición, contar con la ayuda de un buen GPS no tiene precio. En esta línea, no renuncies a echar mano de tu Google Maps por miedo a consumir datos en el extranjero pues simplemente abriendo la aplicación, buscando la ciudad que quieras visitar y poniendo después en el buscador "OK maps", podrás ajustar el mapa mediante zoom y descargarlo para poder usarlo más tarde.

Además de ésta, dale al play y descubre otras alternativas para poder utilizar tu aplicación sin conexión.

8. Empápate de esencia millennial

Reconozcámoslo, en lo que a viajes se refiere la generación millennial juega con mucha ventaja. Para encontrar el hospedaje perfecto echa mano de Airbnb, donde encontrarás apartamentos a precios muy asequibles que nada tienen que envidiarle a un hotel, así como aplicaciones que facilitan tu escapada recomendándote restaurantes para todo tipo de paladares, locales para disfrutar de una noche de fiesta, imprescindibles que visitar o incluso te ayudan con el idioma traduciendo simultáneamente conversaciones entre dos lenguas diferentes.

More from Elle: