48 horas en Gran Canaria

Hay mucho más que ver que playas y dunas (que tampoco está mal).

Lo más popular

Desde Colón, su primer turista, mucho ha cambiado la costa, la montaña y la ciudad de esta isla atlántica. Así que agarren una guagua, descúbranla y 'pásenlo de flores'.

PRIMER DÍA

8:00 Tomamos una de las conexiones de Iberia Express entre Las Palmas y varias ciudades españolas –desde Madrid cuesta unos 83 €/ trayecto– y, en menos de 3 horas, nos plantamos en la capital grancanaria.

10:00 Alquilar un coche para recorrer la isla es útil, pero no imprescindible. El transporte público funciona y el bus Aeropuerto LP Expres tarda unos 30 minutos en llevarte a la Catedral, primera parada de nuestra ruta. Eso sí: ¡no olvides retrasar el reloj 1 hora!

Publicidad

10:30 Estamos en la Vegueta, el barrio que se extiende en una hondonada (pequeña vega) donde comenzó la historia de la ciudad, allá por el siglo XV. Además de la seo, con piedra volcánica verde y marrón, la plaza de Santa Ana es nuestro primer 'selfie', tanto con las esculturas de perros –la abundancia de canes dio nombre al archipiélago– como en los decorados de Reinas o Palmeras en la nieve, rodadas aquí.

Lo más popular

11:00 Entramos en el Palacio Episcopal y en el patio de los Naranjos de la Catedral. Se trata de un espacio ajardinado y relajante, que podría ser un patio andaluz si no fuera por los típicos balcones de madera, fabricados con pino canario.

11:30 Los grupos de turistas te llevarán a la Casa de Colón y sus espléndidas entradas, con numerosas actividades en torno a este aventurero. Muy cerca, en la calle Balcones –la única que llega al mar– encontrarás el Centro Atlántico de Arte Moderno CAAM, dedicado a las vanguardias.

12:00 Tras pasear por las diferentes sensaciones que proporciona el mercado de la Vegueta, nos topamos de frente con el Teatro Pérez Galdós, el espacio cultural de estética 'art nouveau' que, junto a su Casa Museo, rinde homenaje a este novelista y político nacido en la ciudad.

13:00 Si buscas un poco de relax, estás en el sitio adecuado: la alameda de Colón es un reducto de aire fresco que concentra, alrededor de sus jardines, el Gabinete Literario y la Parroquia San Francisco de Asís, una de las favoritas de los canariones.

13:30 Entramos de lleno en Triana, un barrio con espacios peatonales y donde los comercios se alternan con edificios modernistas. Es la hora de comer y estar aquí tiene premio: saborear unas ricas papas arrugás con ropa vieja en un clásico de la zona, por ejemplo, el restaurante bodegón Las Lagunetas.

15:00 En la sobremesa buscamos otro escenario de lujo y nos vamos al parque de San Telmo para saborear un café en su kiosco modernista, todo un clásico de la ciudad.

Publicidad

16:00 Hacia el norte encontramos Ciudad Jardín, un barrio residencial creado a principios del pasado siglo con unas cuantas sorpresas. La primera es Atis Tirma, a la entrada del parque Doramas: una escultura dedicada a Bentejuí, un aborigen que prefirió despeñarse a caer en manos de los conquistadores. Además, el Museo Néstor , dedicado al pintor Néstor Martín Fernández de la Torre, dentro del Pueblo Canario.

18:30 Si te gustan los carnavales nuestra siguiente parada te sonará, y con razón, ya que el parque Santa Catalina es uno de los escenarios clásicos de este evento. En los últimos años, también se ha convertido en la primera postal que ven los cruceristas cuando desembarcan en el Puerto de la Luz. Te encantarán sus amplios espacios verdes y sus dos edificios: Elder, que alberga el Museo de la Ciencia, y Miller, un espacio multifuncional.

19:00 La silueta del Castillo de la Luz sobre el Atlántico te recordará los ataques piratas que soportó la ciudad, algunos protagonizados por el mismísimo Drake. En la actualidad, esta construcción es sede de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino (www.fundacionmartinchirino.org), donde puedes ver la característica forma de interpretar la espiral de este artista canario.

Publicidad

20:00 Cherne, vieja, corvina, bocinegro… Si la gastronomía ya te ha encantado, elevarás los pescados grancanarios al top ten de tus sabores. El restaurante La Marinera, en la playa de Las Canteras, es un buen lugar para probarlos.

21:00 Estás en una de las mejores playas urbanas del mundo, así que aprovecha para disfrutar los 3 km de Las Canteras en un momento del día menos masificado, curiosea en sus bares, asómate al auditorio Alfredo Kraus…

23:00 Dejamos la capital hacia el suroeste de la isla y, en 1 hora, llegamos al Radisson Blu Resort & Spa Gran Canaria Mogán, un 5* de Mogán.

Lo más popular

SEGUNDO DÍA

9:00 El carácter balneario de la zona impregna cada rincón del paseo que separa el hotel del puerto de Mogán. En apenas 10 minutos, encontrarás multitud de tiendas turísticas y algunas sorpresas interesantes, como Los Guayres, el restaurante del hotel Cordial Mogán Playa: cocina típica pero innovadora con platos como queso canario con pesto o tartar de pulpo, aguacate y gamba.

10:00 Antes de que el sol apriete le dedicamos un espacio a la cultura en formato arqueológico y visitamos La Cañada de los Gatos. Es el yacimiento más destacado de Lomo de Los Gatos, un conjunto de los antiguos aborígenes que, además de casas de piedra, cuenta con dos cementerios y varios depósitos funerarios en cuevas. Está declarado Bien de Interés Cultural.

11:00 Nos metemos de cabeza en uno de los activos más potentes de la zona: la playa. Estamos en la de Amadores, una zona recoleta que forma una hoz dorada sobre el azul Atlántico. No te confundas con su tamaño: en sus 800 metros cuenta con zona de duchas y un espacio restringido para fumadores. Además, prohíbe los juegos de pelota y la música excesivamente alta y este año revalida su Bandera Azul.

Publicidad

12:00 Abandonamos el sol playero para curiosear en el pequeño núcleo urbano. El centro del puerto de Mogán es un entramado de callejuelas con casitas blancas y buganvilla roja y púrpura. Rebaja la velocidad, siente el espíritu slow de este enclave y disfruta con la iglesia de San Fernando, los soportales…

13:00 Para el almuerzo ponemos rumbo al interior de la isla en busca de la auténtica gastronomía canaria. Notarás que el paisaje de esta zona es muy diferente al de la capital, en el norte, y que poco a poco se va llenando de tabaibas y cactus. La abundancia de éstos últimos explica un importante dato económico: Canarias es el principal productor y exportador de cactus del mundo. Llegaron de México, por la cochinilla –el tinte rojo natural– , y en la actualidad, el uso de higos chumbos en la industria cosmética y alimentaria ha superado todas las expectativas.

14:00 Llegamos a Fataga, un pequeño municipio de San Bartolomé de Tirajana donde encontramos El Albaricoque (Tel: 928 79 86 56). Después de asomarte a la terraza –¡las vistas son espectaculares!– dedícate a saborear platos caseros llenos de tradición, como carne de cabra, potaje de berros o de jaramagos y exquisiteces de cosecha propia, como el pan de matalahúga, las tortitas de calabaza o el mousse de gofio.

16:00 De nuevo en el autocar, te impactará el gran número de desfiladeros y barrancos que se suceden por la carretera. El paisaje explica por sí solo por qué las crónicas de la antigüedad se referían a Gran Canaria como la isla de las 1.000 fuentes, cuando todo era un vergel y el pino canario cubría casi por completo el territorio.

17:30 De vuelta a Mogán, decidimos apostar por el espíritu más marinero y regresamos en barco. Pasamos por la impresionante Maspalomas, con su faro y sus flamantes sombrillas naranjas sobre la playa. Después, playa Meloneras, el puerto deportivo Pasito Blanco y, ya en el término municipal de Mogán, Arguineguín y Puerto Rico, con una playa perfecta para los espíritus más tranquilos.

19:30 Uno de los souvenirs más valorados entre tus amigos será cualquier producto relacionado con aloe vera, el lirio del desierto con propiedades curativas y casi mágicas, así que aprovecha para comprarlo en cualquier tienda de la zona, pero te recomendamos Aloe Vera Fresca, en la calle Rivera del Carmen.

20:00 En esta misma calle, junto al puerto y su playa de arena negra, tienes un restaurante italiano –Le Fontane– y una 'barber shop'. Aquí mismo también puedes descubrir por qué a Mogán le llaman la 'Venecia de Canarias', cuando atravieses los puentes que cruzan los diferentes canales, coquetos y minúsculos, adornados todos con sus respectivas flores.

20:30 La zona del puerto es perfecta para picar algo, pasear sin prisas, curiosear en las tiendas de artesanía y quedarte, a propósito, fuera de cobertura. Si quieres darte un auténtico homenaje con sabor a mar, pide mesa en la Cofradía de Pescadores (Tel: 928 56 53 21), un restaurante a pie de calle donde saborear pescado del día.

21:30 Para ver todo con otro punto de vista, dale una vuelta de tuerca a tu escapada y sube al mirador. Tienes que salvar unos cuantos escalones por estrechas callejas que serpentean el antiguo barrio de pescadores, pero las vistas, con todo Mogán a tus pies, merecen la pena.

More from Elle: