10 baños de hotel más grandes que tu casa

Sí, algunos baños de hoteles de lujo tienen el mismo tamaño o son más grandes que ciertos estudios o pisos. Estos aseos de enormes proporciones son todo un despliegue de lujo y diseño. Booking.com ha seleccionado los lavabos más exclusivos de todo el mundo en propiedades que vale la pena reservar aunque sólo sea para darse una ducha.

Publicidad

Burj Al Arab (Dubai, Emiratos Árabes)

Ya se vende como el hotel más lujoso del mundo y, ciertamente, la experiencia en el Burj Al Arab no puede compararse a ninguna otra. Ubicado en su propia isla, el hotel es deliberadamente opulento y ofrece a sus huéspedes mayordomos privados, iPads de oro de 24 quilates y más. La Royal Suite de dos pisos cuenta con pilares cubiertos de oro, una gran escalinata, una biblioteca privada y un menú de 13 almohadas para asegurarse de que los huéspedes descansan a gusto. De los tres baños de la suite, el más grande, de 108 m2, tiene una bañera con forma de rotonda en el centro, con acabados en oro y mármol. Alrededor, los viajeros pueden descansar en las zonas de cojines y elegir entre los productos y fragancias de Hermès.

Publicidad

Ponta dos Ganchos Resort (Gov. Celso Ramos, Brasil)

Escondido en la selva tropical brasileña, junto a una playa resguardada, se encuentra este pequeño trozo de paraíso, el hotel Ponta dos Ganchos. Ubicada en una isla privada, la propiedad tiene vistas a la costa esmeralda y provee a los huéspedes de la privacidad que necesitan. En la Especial Esmeralda Villa, los viajeros encontrarán un baño de 350 m2 con aspecto de spa y decorado con madera de garapeira. Cuenta con hamacas, una sauna seca, una bañera con sistema de sonido estéreo integrado y vistas al océano, un área de spa con tatamis mullidos para pedir tratamientos en la habitación y una piscina infinita justo fuera.

Publicidad

Ritz Carlton (Hong Kong)

Alzándose sobre el puerto Victoria, el Ritz Carlton Hong Kong se encuentra en uno de los cinco edificios más altos del mundo y alberga el bar más elevado del mundo. El hotel no escatima en extravagancias, con ventanas del suelo al techo en cada habitación que se abren a vistas panorámicas de la ciudad, dos restaurantes con estrella Michelin, sábanas de 400 hilos, almohadas de plumas y obras de arte únicas. La suite Ritz-Carlton cuenta con un baño de 65 m2 enteramente de mármol, con una ducha en cascada, una bañera con vistas, tocador, doble lavabo y área de sauna. 

Publicidad

Four Seasons Resort (Isla Mahé, Seychelles)

En mitad del océano Índico, al suroeste de la costa de Mahé, se encuentra el espectacular 'resort' de Four Seasons en las Islas Seychelles. Repartidas en la cumbre de una montaña, en las casas del árbol Serenity Villas los viajeros pueden bañarse como si estuvieran al aire libre. El baño, de 30 m2, tiene suelos de madera y ducha y bañera de mármol. Desde aquí pueden verse el agua cristalina, la selva y las laderas de la montaña. Junto a la cabaña, los viajeros encontrarán una piscina infinita y una sala de estar al aire libre, ideal para disfrutar de atardeceres tropicales.

Publicidad

Hotel Four Seasons Firenze (Florencia, Italia)

En medio de uno de los jardines privados más grandes de la ciudad, el Hotel Four Seasons Firenze celebra el Renacimiento con sus muebles de lujo y decoración ostentosa. Si los viajeros tienen suerte de poner un pie en la suite Royal, verán más de 230 m2 de techos con obras de arte, bellísimos frescos y originales suelos de cerámica de Capodimonte. Sin embargo, quizás lo más llamativo de esta suite es su baño, enteramente decorado en mármol, una ducha, una bañera con vistas a la terraza privada y un bidet. La suite cuenta también con un segundo aseo más pequeño.

Publicidad

The Mark (Nueva York, EEUU)

La gran manzana guarda muchos rincones ultrarricos y lujosos. Este edificio de 1927 convertido en hotel de lujo, por ejemplo, alberga la suite más cara del mundo. El ático de 1.100 m2, repartidos en dos pisos cuenta con cinco habitaciones, una terraza de 230 m2 con vistas a Central Park, una biblioteca y seis baños, uno de los cuales tiene una sauna. La habitación principal posee su propio baño dividido para él y para ella, con suelos térmicos decorados con las icónicas rayas blancas y negras del hotel, bañeras infinitas y productos higiénicos de Hermes.

Publicidad

Hotel Four Seasons (Toronto, Canadá)

Este alojamiento elegante de cinco estrellas ofrece a sus huéspedes mucho más que una ubicación envidiable. En el piso 21, los viajeros encontrarán la suite más grande y prestigiosa: la Royal. Poner un pie en la habitación y, especialmente, en el baño principal es entender al instante lo que significa vivir como un rey. Este espacio, de casi 30 m2, está recubierto de granito y presidido por una bañera de diseño. Cuenta con dos lavabos, espectaculares ventanas con vistas al skyline de Toronto y un vestidor.  

Publicidad

Hotel Café Royal (Londres, Reino Unido)

Este hotel de cinco estrellas en el corazón de Londres tiene un toque muy personal: todos los baños están hechos en mármol de Carrara. Incluso más impresionantes son las bañeras hechas a mano que fueron excavadas en el propio mármol. La suite Empire, de 210 m2, cuenta con una espectacular ducha en cascada, una profunda bañera, una pantalla de plasma, albornoces y pantuflas de lujo, y productos de baño de diseño británico de Floris.

Publicidad

Hôtel Le Royal Monceau Raffles (París, Francia)

Esta propiedad histórica, que se ha ganado el prestigioso estatus de Palacio, está catalogada en una categoría superior a un hotel cinco estrellas. Ubicado a pocos pasos de los Campos Elíseos, ha contado entre sus clientes con personalidades famosas como Madonna, Robert De Niro o Mickael Jackson. La pieza clave de este hotel es la Royal Monceau Suite, que cuenta con obras de arte, muebles a medida y un baño de 30 m2. Con una ducha enorme, una bañera que se apoya en garras, el retrete japonés Toto, albornoces y pantuflas de felpa, e incluso productos de Clarins, las sorpresas están garantizadas en esta suite.

Publicidad

Umaid Bhawan Palace (Rajasthan, India)

Construido en la primera mitad del siglo XX, el Umain Bhawan Palace ocupa 10 hectáreas de exuberantes jardines. Con un diseño inspirado en el Art Déco y el Renacimiento, el Palace tiene vistas a la capital del desierto, Jodhpur, y ofrece una colección de antigüedades de la época victoriana. La suite Maharani, diseñada originalmente para la reina, es el epítome del lujo y la realeza. Adornada con exóticos murales, antorchas de cromo y sofás de falsa piel de leopardo, la suite es visualmente impactante. Cuenta con un baño de 40 m2, que incluye un jacuzzi, sauna y una bañera diseñada por Stefan Norblin tallada en un solo bloque de mármol rosado italiano.

More from Elle: