Siete destinos para siete tipos de madre, ¿a cuál te irías con ella?

Se acerca el Día de la Madre y todavía no tienes un regalo para la persona que más admiras. Te proponemos pasar más tiempo con ella y experimentar nuevas sensaciones en uno de estos siete destinos europeos seleccionados dependiendo de cómo sea tu madre. Para ello, contamos con la inestimable ayuda de la bloguera Marta Aguilera, autora de 'La Mochila de Mamá', que nos da algunos consejos para aprovechar la escapada materno-filial al máximo.

Publicidad

Para madres con síndrome de Stendhal

La mejor opción para las amantes de la belleza será


Copenhague, una ciudad joven, fresca y muy tranquila. Alquilad un par de bicicletas y visitad los mercados de flores, los mataderos reconvertidos en zonas de bares o la alegalidad del barrio de Christiania...

La recomendación de La Mochila de Mamá: "Si tu madre busca emociones un poco más fuertes, perdeos en el Tívoli, el parque de atracciones más antiguo de Europa".

Para madres vintage

¿Qué tendrá Londres que siempre queremos volver? Pasear por Hyde Park, subir al London Eye, reencontrarse con el viejo Big Ben, visitar la National Portrait, ir a ver un musical al West End... Eso sí, no os olvidéis de echar el paraguas a la maleta.

La recomendación de La Mochila de Mamá: "Si tu madre es una verdadera cazadora de gangas, acuérdate de llevarla al mercadillo de Brick Lane, que es menos famoso que Camden Town y un poco más auténtico". 

Publicidad

Para madres con Visa Oro

¿Te encanta ir de tiendas con tu madre? Necesitas escaparte a Milán, la capital de la moda por excelencia. Una tarde por el número 10 de Corso Como puede dejar vuestras tarjetas de crédito tiritando… En este elegante centro comercial encontraréis zapatos, ropa y accesorios de las mejores marcas y para todos los gustos (aunque no para todos los bolsillos). 

La recomendación de La Mochila de Mamá: "Para reponer fuerzas, nada mejor que un panzerotti en Luini, frente al precioso Duomo".

Para madres de buen comer

A apenas 45 minutos en avión desde España, Lisboa siempre es una magnífica opción. Ahí os espera el castillo de San Jorge para disfrutar de sus miradores, podéis atravesar la ciudad en el tranvía 28, sentaros a contemplar el mar desde la Plaza del Comercio o pasead por el antiguo barrio de pescadores de Alfama, la cuna del fado.

La recomendación de La Mochila de Mamá: "Si quieres convertirte en su hija favorita, llévala a comer un buen arroz con marisco al restaurante UMA, muy cerca del elevador de Santa Justa".

Publicidad

Para madres melómanas

Poned la playlist en modo nostalgia y recordar los grandes éxitos de The Beatles paseando por las calles de Liverpool. Rara es la madre que no se sabe canciones como Yellow submarine, Love me do, All you need is love o Yesterday

La recomendación de La Mochila de Mamá:  "Deja que tu madre dé rienda suelta a su beatlemanía en The Cavern Club o en el jardín de la infancia de John Lennon,  Strawberry Field, aunque tan sólo veréis un jardín abandonado con una reja roja llena de mensajes que han ido dejando los fans a lo largo de los años".

Para madres golosas

Ponemos rumbo a Viena, capital de Austria y epicentro de la vanguardia de la arquitectura europea gracias a sus últimas construcciones. Visita obligada al Palacio de Schönbrunn, residencia de verano de Sissi Emperatriz y una de las joyas vienesas que perduran en el tiempo.

La recomendación de La Mochila de Mamá: "Pasad por el Hotel Sacher y degustar su famosa tarta Sacher. Un dulce solo apto para los más chocolateros y un buen colofón para una tarde en la ópera".

Publicidad

Para madres culturetas

Praga es la dama de Europa. Una capital coqueta con mucho que ofrecer al turista.Cruzad el famoso puente de Carlos, subid al castillo, admirad las vistas de la plaza de la Ciudad Vieja o recorred el barrio judío. Sin olvidaos del reloj astronómico y las tiendas de decoración.

La recomendación de La Mochila de Mamá: "Lleva a tu madre al Teatro Negro de Praga para ver 'Alicia en el País de las Maravillas'. Un espectáculo basado en la imperfección del ojo humano para crear efectos ópticos. ¡Seguro que le encanta!"

More from Elle: