Rock en la playa

El paraíso natural de la isla de Wight, situada al sur de Reino Unido, recibe entre el jueves 21 y el domingo 24 de junio a rockeros tan importantes como Bruce Springsteen o Tom Petty. ¡Anímate a seguir el ritmo!

Bob Dylan, Jimi Hendrix, Joan Baez, The Who y The Doors son algunos de los músicos que han participado en el festival de rock Isla de Wight, protagonista además de la canción When I’m Sixty Four, de los Beatles. Y el listón no baja. Este año Tom Petty, Pearl Jam, Kasabian y Bruce Springsteen viajan a este paraíso en el sur de Reino Unido entre el jueves 21 y el domingo 24.

Situada en el Canal de La Mancha, frente a Portsmouth y Southampton, sus extensas playas, calas, acantilados y desfiladeros hacen de esta isla el destino favorito de los ingleses para disfrutar del verano.

Publicidad

Castillos con historia
Newport, antigua villa romana, es la capital y el centro comercial. Cerca queda Cowes, donde a principios de agosto tiene lugar la regata más antigua del mundo. El castillo de esta localidad es la sede de la Royal Yacht Squadrom, un elitista club de vela frecuentado por el Duque de Edimburgo.

Además, la zona cuenta con bellos edificios históricos, como el castillo de Yarmouth, del siglo XVI; la Casa Osborne, antigua residencia veraniega de la familia real con exuberantes jardines, diseñada por el príncipe Alberto para su esposa la reina Victoria; el castillo de Carisbrooke, una impresionante fortaleza medieval donde Carlos I estuvo encerrado por orden de Lord Oliver Cromwell hasta su ejecución en 1649, y el oratorio de Santa Catalina, en lo alto de una colina y conocido como Pepperpot.

Lo más popular

Joyas de la naturaleza
En el sur se levantan The Needles, un grupo de rocas afiladas que se extienden en dirección al mar. Los acantilados más bonitos se encuentran en la bahía Freshwater, donde puedes visitar Dimbola Lodge, una casa con vistas al mar, propiedad de la abuela de Virgina Woolf, amiga de Charles Darwin y Lewis Carroll.

Si quieres disfrutar de un día de playa acude a las de Saint Helens, con sus famosas dunas, Yaverland, perfecta para el windsurf y a solo diez minutos del zoológico y el museo de dinosaurios; Sandown, la más familiar de todas; Shanklin y Ventnor, en la que destaca Steephill, una encantadora cala repleta de terracitas donde probar el cangrejo y langosta.