Rotterdam, ciudad portuaria

Las casas-cubo de Piet Blom, el área portuaria De Wilhelminapier, la torre Euromast, el museo Khunsthal... Rotterdam, la ciudad con el mayor puerto de Holanda, muestra una estética muy singular que la convierte en un lugar único.

Rotterdam quedó arrasada por los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial, pero su estética arquitectónica es de lo más singular, con particulares diseños como el complejo Kubuswoningen, las casas-cubo, ideadas por Piet Blom, y el cercano Lapicero, otro edificio señero del mismo arquitecto.

En el área portuaria De Wilhelminapier, pasado el mayor puente colgante del mundo, Erasmusbrug, también se concentran construcciones modélicas y multitud de restaurantes muy ‘trendies’. Y para observar la ciudad te recomendamos la torre Euromast, el punto de observación más elevado del país (8,90 euros).

Publicidad

Acércate hasta el puerto de la ciudad (se organizan visitas por 10 euros), donde atraca el barco legendario De Rotterdam. Pero si quieres vivir una auténtica aventura a bordo, sube al anfibus, un vehículo que visita los puntos de interés de la ciudad y acaba inmerso en las aguas del río Maas, por 19,50 euros. La oferta cultural es también amplia con sus más de treinta museos.

Un paseo por el arte
El museo Khunsthal ha organizado hasta el 2 de septiembre la exposición My Secret Garden. Es la primera vez que la artista belga Arne Quinze trae su obra a los Países Bajos. La muestra comprende dos secciones: una instalación de madera y un espacio que la artista ha denominado 'el templo'.

Lo más popular

Si te interesa el circuito artístico, acércate a Werelmuseum, con la historia espiritual de las civilizaciones.

Guía práctica

CÓMO LLEGAR

Transavia vuela a Rotterdam desde Madrid, Barcelona, Málaga, Girona y Las Palmas de Gran Canaria, a partir de 25 euros por trayecto.

DÓNDE DORMIR

Stay okay (Overblaak, 85-87). Ideal para familias y bolsillos ajustados (desde 60 euros con desayuno). Hay estancias con capacidad para 8 personas por 19,50 por persona).

DÓNDE COMER

Smaak (Van Vollenhovenstraat, 15). Es un almacén restaurado de la zona del Westelijkhandelstrrein. Carnes al estilo holandés con salsas, por unos 30 euros.

NO TE PIERDAS

El bar de ostras del hotel New York (Koninginnenhoofd, 1). Su terraza es magnífica para pasar un rato con vistas hacia el canal Nieuwe Maas.