Dalmacia, ambiente marinero

Hvar, Trogir, Brac... Las islas de la Costa Dálmata, en Croacia, nos ofrecen un recorrido por su historia y su patrimonio. Ciudades con más de mil años de antigüedad que, rodeadas por el mar Adriático, nos invitan a vivir un verano inolvidable.

Lo más popular

La región de Dalmacia es muy afortunada: paisajes de ensueño, lugares patrimonio de la humanidad y mar, mucho mar. Te recomendamos un tour desde la ciudad de Splitz, con más de 1.700 años de antigüedad. Paseando por ella verás las razones por las que el emperador romano Diocleciano decidió construir su palacio aquí. Desde el puerto, a diario parten pequeños cruceros que te llevarán por la costa y las islas dálmatas.

Publicidad

Por ejemplo, a Trogir, con su castillo de Kamerlengo y sus dos mil años de historia. Pasear por sus calles empedradas o subir a la torre de La Catedral es una delicia. Si quieres playa, tu destino es la isla de Brac, una de las pocas que lucen arena fina, y la de Zlatni Rat, en esta costa pedregosa y abrupta.

La isla de Hvar es conocida por su olor a lavanda (con plantaciones en su interior) y ser destino de la gente guapa y adinerada. Que eso no te eche para atrás, ya que el ambiente es discreto y los precios asequibles. Y si quieres empaparte de cultura, saca tiempo para visitar el casco antiguo de Duvrovnik, la capital croata, declarado Patrimonio de la Humanidad. En las horas del amanecer o el ocaso, esta joya amplifica aún más su belleza. Fortalezas, murallas, bastiones, y calles empedradas dan buena cuenta de su pasado medieval y son protagonistas de las instantáneas de los turistas, que en verano invaden la capital dálmata. ¡Únete tú también a ellos!

Lo más popular

Noches de Pescadores

Durante todo el mes de julio y agosto, se celebran Las Noches de los Pescadores en la ribera de Trpanj (península de Peljesac), con degustaciones de vino, actuaciones de kapla (grupos que cantan a capella), un espectáculo nocturno y la espectacular salida de los pescadores que recorren con antorchas las bahía de Trpanj. También Ston tiene merecida fama por sus mejillones y ostras cultivadas ya desde la época de los romanos.

Guía práctica

CÓMO LLEGAR: Vueling tiene vuelos directos desde Barcelona a Dubrovnik desde 69,99 euros tasas incluidas. También vuelan tres veces por semana a Splitz por 59,99 euros.

DÓNDE DORMIR: Villa Marul, en Splitz (Mihovilova sirina, 11. Tel. 00 385 21 39 92 28), es un pequeño hotel (4*) en una típica casa dálmata con vistas sobre la plaza Vocni, en el casco antiguo. Desde 120 euros.

DÓNDE COMER: Monika (Budislaviceva 12), en pleno casco histórico de Splitz, es un lugar ideal para tomarte una cerveza fresca (pivo), pescado o una parrillada de cigalas. Platos desde 10 euros.

NO TE LO PIERDAS: Las ricas degustaciones de vino de la uva autóctona Plavac Mali, en la ribera de Trpanj (península de Peljesac).