Vitoria-Gasteiz se presenta clásica y vanguardista

La capital de Álava invita a realizar una visita por su mezcla de arquitecturas, antigüa y moderna a la vez, así como por su famosa gatronomía, donde destacan los pintxos-potes.

Situada entre la meseta castellana y el norte de Europa, Vitoria-Gasteiz ha tenido siempre un marcado carácter comercial por su posición estratégica. De hecho, los historiadores han constatado que ya en el siglo XIII la ciudad celebraba tres mercados semanales y, desde 1399, dos ferias anuales que congregaban a miles de visitantes.

Casco antiguo medieval
Estamos en el siglo XXI, y la capital vasca ha recuperado todo su esplendor, más aún este año que ha sido declarada Capital Verde Europea 2012 por su gran superficie de zonas verdes y por sus otros muchos atractivos, como su casco antiguo medieval, que con palacios renacentistas y torres barrocas convive en armonía con la arquitectura de vanguardia.

Publicidad

Además, entre el jueves 16 y el domingo 19 llega la Greenkana, una propuesta para disfrutar en familia de todos sus encantos, con rutas y pruebas organizadas por lugares emblemáticos y el centro histórico, que incorporan degustación de sus pintxo-potes (aperitivo más consumición a precio cerrado) y visitas a sus museos. También puedes conocer el Valle Salado de Añana, una explotación de sal con 5.000 eras construidas artesanalmente desde tiempos de los romanos… A la espectacularidad de estas salinas, candidatas a Patrimonio Mundial por la UNESCO, se une a su valor etnográfico y turístico.

Lo más popular

El último día hay un flashmob en la plaza de la Virgen Blanca, que premiará el ritmo de padres e hijos.

Abierto por obras
Pero además del sentido lúdico, Vitoria-Gasteiz cuenta con un importante patrimonio histórico-artístico y una oferta hotelera excelente. Para comprobarlo, basta con pasear por sus estrechas calles y descubrir la casa del Cordón, el Portalón de la casa de postas, la cuesta de San Vicente… sin olvidar la Catedral de Santa María y su exitoso programa de visitas Abierto por obras. Por su gran belleza, este templo ha seducido a escritores como Ken Follet, que se inspiró en él para escribir la segunda parte de Los pilares de la tierra. también abundan los museos, entre los que destaca Artium, que dispone de una colección permanente considerada una de las más importantes de arte contemporáneo español.