Ramón Freixa: “Nueva York me tiene enamorado”

Lo lleva en los genes. Freixa es hijo de cocinero y un visionario de la gastronomía. Se ha ido convirtiendo en uno de los embajadores de la arte culinario en España y nos asegura que está viviendo un momento muy dulce, con cuatro restaurantes y 2 estrellas Michelin. Como chef tienen un gran sueño por cumplir: crear una joyería-pastelería en pleno centro de Nueva York.

¿Por qué has elegido la Gran Manzana para este proyecto tan especial?

Es mi ciudad favorita. Es un tópico, pero cada vez que voy me enamoran sus calles, tiendas, restaurantes... Además, soy una apasionado de la moda y me puedo hacer shopping en cualquier boutique de la Quinta Avenida.

Ramón Freixa Madrid ha sido muy laureado, ¿cuál es tu receta favorita?

La Trufa sorpresa con hierbas raras.

Una de tus grandes aficiones es conocer nuevos restaurantes, ¿dónde va a comer alguien con estrellas Michelin?

Podéis verme en un local de cocina de autor, un asiático o un asador.

Publicidad

¿Dónde has probado las mejores tapas?

Me gustan mucho los pinchos de Gambara, en San Sebastián, los de El Vaso de Oro, en Barcelona, o los de Revuelta, que tiene el bacalao más espectacular de todo Madrid.

Sabemos que te encanta Barcelona. ¿Qué no debemos perdernos?

El mar, el paseo de Gracia y las vistas que se disfrutan desde el MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña).

Eres un apasionado de los viajes, ¿qué país tiene buena gastronomía?

He comido de fábula en Tokio (Japón), y donde peor me alimenté fue en Corea, porque no me gusta el picante.

¿Qué cultura te inspira más?

Cada lugar tiene algo que sirve como innovación en la cocina. Cuando viajo soy una esponja y me fascina todo. Reconozco que en eso soy como un niño.

¿Eres capaz de programar un descanso?

Por supuesto, cualquier destino de playa es válido para desconectar.