España a pie

Ponte calzado cómodo y acompáñanos por algunos de los mejores destinos senderistas de España. Te proponemos cinco escapadas para caminantes inexpertos.

Lo más popular

Ríos que desaparecen, templos de peregrinación, esculturas al aire libre... Olvídate del coche y reserva un fin de semana para conocer a pie algunos de los rincones más espectaculares de España. Estas son nuestras propuestas:

Ruta de las Caras (Buendía, Cuenca)

Esta ruta no deja indiferente: de fácil acceso para personas de cualquier edad y condición física, posee una característica muy especial: durante su recorrido, el visitante puede disfrutar de las esculturas talladas en la roca caliza del camino, obra de dos artistas locales. Algunas de las esculturas más famosas son Maitreya (un icono budista), Beethoven, La Calavera…

Publicidad

Con apenas dos kilómetros de longitud, es una ruta muy sencilla de realizar. Hasta ella se puede acceder en coche, desde Buendía, o comenzar a pie desde esta localidad, lo que añadirá unos cuantos kilómetros al recorrido (en total, unos diez kilómetros ida y vuelta). Además, los alrededores permiten conocer otros puntos interesantes como el pantano de Buendía y la ribera del río Guadiela.

Lo más popular

Forau D’Aiguallut (Valle de Benasque, Huesca)

Esta ruta, una de las más transitadas del valle de Benasque, permite disfrutar de la maravilla natural de los fenómenos kársticos o filtraciones de agua en terrenos calizos. Elegido uno de los mejores Rincones de España en 2012 por la Guía Repsol, este paraje permite ser recorrido en una excursión sencilla de aproximadamente una hora sólo ida. Desde allí y con el Aneto de fondo, nos esperan impresionantes cascadas que ‘desaparecen’ bajo tierra en medio de un denso bosque de pinos.

Ruta de los tres templos (Guipúzcoa)

Como su propio nombre indica, esta ruta guipuzcoana visita tres santuarios de la zona: el de Loyola (Azpeitia), la ermita de La Antigua (Zumárraga) y el santuario de Aranzazu (Oñati), siguiendo el recorrido emprendido por San Ignacio de Loyola para peregrinar a Montserrat.

La ruta comienza en la localidad de Azpeitia, donde a menos de dos kilómetros se encuentra el conjunto monumental del Santuario de Loyola, construido en torno a la casa natal de San Ignacio. Desde este punto, se puede tomar la carretera GI-631 hasta llegar a Zumárraga (18,5 kilómetros, unas 4 horas). Allí nos espera la ermita de Nuestra Señora de la Antigua, un edificio a caballo entre el estilo gótico, románico y renacentista del que sorprende su espectacular techo de madera.

Puede reservarse una segunda jornada para llegar hasta Oñati (unos 17 kilómetros desde Zumárraga, algo más de 3 horas y media), donde está situado el santuario de Aránzazu, una construcción del siglo XX en la que colaboraron artistas como Jorge Oteiza, Eduardo Chillida o Lucio Muñoz.

Sendero del acantilado (Barbate, Cádiz)

Esta ruta parte de la Playa de la Hierbabuena (Barbate) y nos conduce hasta la localidad de Caños de Meca a través de pinares y marismas. La distancia recorrida es de unos 7 kilómetros (4 horas y media). Hacia la mitad del recorrido llegaremos a la Torre del Tajo, un estupendo mirador del siglo XVI desde el que se divisa el océano y, si el tiempo lo permite, la costa marroquí.

Ruta del Cares (Parque Nacional de los Picos de Europa)

Este espectacular recorrido se desarrolla a través del desfiladero que discurre paralelo al río Cares, entre las localidades de Caín (León) y Poncebos (Asturias) Su dificultad es baja, debido a que no existe apenas desnivel, y puede realizarse en unas 3 ó 4 horas (el doble si se hace ida y vuelta).

Las vistas son espectaculares desde los desfiladeros de este paraje natural. Eso sí, no olvides llevar un calzado apropiado.