Trucos para hacer la maleta perfecta

¿Cada vez que tienes que preparar la maleta para algún viaje te echas a temblar? Para evitar esta situación sólo necesitas conocer una serie de trucos que harán que ahorres tiempo y espacio.

Lo más popular

Irnos de viaje siempre es una experiencia emocionante que esperamos con ilusión. Lo que no nos suele hacer tanta gracia es el 'momento maleta'. Saber qué llevar y cómo guárdarlo es todo un arte, pero una vez que se aprende se convierte en una rutina sencilla y rápida.

Lo primero que hay tener en cuenta es el destino al que vamos, durante cuanto tiempo, el clima y cuales son las actividades que vamos a realizar. No es lo mismo irse a la playa de vacaciones, que una escapada de fin de semana para conocer una ciudad o un viaje de trabajo.

Publicidad

Una vez que tenemos claro el destino, conviene hacer una lista para no olvidar nada e intentar cuadrar nuestros looks según los días que dure el viaje. Lo más aconsejable es llevar básicos que puedas reutilizar combinados con otras prendas y cambiando algunos accesorios. Con los zapatos y los bolsos es importante no cometer el error de llevar demasiados. La clave está en modelos reutilizables en diferentes momentos del día y en tonos básicos.

Lo más popular

Evita los temibles ‘por si acaso’. Las maletas suelen llenarse de prendas que metemos para situaciones hipotéticas que casi nunca se producen. También es conveniente dejar algo de hueco libre por si vamos de shopping en nuestro viaje o por si traemos regalos.

Antes de viajar, sobre todo si vas en avión o tren, infórmate de las limitaciones de tu compañía. Ten cuidado con los líquidos en el equipaje de mano y si vas en low cost lleva sólo una maleta de cabina.

Con estas ideas previas en la cabeza, una vez que abras la maleta y empieces a meter cosas ten en cuenta los siguientes consejos básicos:

- Coloca siempre abajo las prendas que más pesen, como los pantalones, y arriba lo más delicado o lo que más se arrugue como vestidos o blusas.

- Los vaqueros, las camisetas de algodón y los jerséis de punto es mejor que vayan enrollados para ocupar menos.

- Las camisas conviene colocarlas enfrentadas y con los cuellos hacia arriba para que no se aplasten.

- Las prendas delicadas hay que separarlas entre sí con papel de cebolla porque evitará las temibles arrugas. Aún así, si finalmente se arrugan aprovecha cuando te des una ducha para colgarlas en una percha y meterlas dentro del cuarto del baño. Con el vapor quedarán más lisas.

- Los zapatos deben ir en bolsas individuales y bien encajados para que ocupen menos espacio y no manchen la ropa. Aprovecha su interior para guardar pequeñas cosas como complementos (collares, pulseras, etc.) o calcetines.

- Los cinturones enrollados ocupan más, así que colócalos estirados de manera que sigan la forma de la maleta.

- Los sombreros van mejor puestos porque si no lo más probable es que se deformen, y si vas a llevar algún pañuelo tenlo a mano por si la temperatura varía en el lugar de destino o en el avión.

- El neceser es importante que viaje bien cerrado, envuelto en una bolsa de plástico o con cada producto precintado individualmente para evitar que los líquidos se salgan. Aprovecha todas las muestras de las revistas para utilizarlas en estas ocasiones, especialmente si llevas los líquidos en el equipaje de mano y tienes que seguir la normativa. Si viajas con otra persona poneros de acuerdo para compartir cosas como la pasta de dientes y comprueba si en el hotel ponen gel y champú. En ese caso no lleves más.

- Si vas a facturar maleta, en tu equipaje de mano no olvides meter algunos imprescindibles en caso de que te la pierdan como ropa interior y algo para cambiarte durante unos pocos días.

- Lo que más ocupe en la maleta, como un abrigo o unas botas, llévalo puesto durante el trayecto.

-Y lo último y más importante de todo: ¡disfruta!