Destinos de cine

Las has visto en las películas, pero también puedes disfrutarlas en la vida real: las mejores localizaciones cinematográficas abren sus puertas a los aficionados para que se sientan parte de sus guiones favoritos. Con destinos así, imposible no tener unas vacaciones de cine…

Lo más popular

El bar de Rick en ‘Casablanca’, el café de ‘Amélie’, el Templo Maldito de ‘Indiana Jones’… los lugares más famosos del cine están esperando para ser descubiertos. Recorremos el globo para traerte una selección de los imprescindibles a visitar:

Rick’s Café, Marruecos (‘Casablanca’)

¿Quién no se acuerda del café de Rick? Todos los extranjeros en Casablanca acuden allí para tomar una copa mientras escuchan el piano de Sam, incluída Ilsa, el viejo amor de Rick. ‘De todos los bares del mundo, tuvo que venir al mío’, decía el personaje encarnado por Humphrey Bogart. Y desde hace unos años, cualquiera puede entrar a su café también: una empresaria estadounidense inauguró en 2004 el Rick’s Café en el centro de Casablanca, un local que reproduce con exactitud el bar de la película, que originalmente no era más que el decorado de unos estudios de Los Angeles.

Publicidad

Matmata, Túnez (‘Star Wars: La Amenza Fantasma’)

El planeta Tatooine, hogar de la estirpe de los Skywalker, está en realidad más cerca de lo que pensamos: Túnez fue el lugar escogido por el equipo de ‘La Amenaza Fantasma’ para rodar las escenas del desértico hogar de Anakin Skywalker. Y por ello, hoy en días miles de turistas se acercan hasta el pueblo de Matmata para visitar las antiguas viviendas excavadas en la roca, que en la película servían de hogar para los habitantes del planeta. Los más fans optarán por alojarse en el hotel Sidi Driss, un modesto establecimiento excavado en piedra cuyo principal reclamo es haber sido la casa de Luke Skywalker en la ficción.

Lo más popular

Café Les Deux Moulins, Paris (‘Amélie’)

Si paseas por el barrio de Montmartre en París, no podrás evitar acordarte de la icónica ‘Amélie’, y es que gran parte de sus escenas fueron rodadas en este barrio bohemio de París. La basílica del Sacre Coeur, el carrusel… y, cómo no, el Café Les Deux Moulins, el establecimiento en el que la protagonista trabaja como camarera. El lugar permanece tal y como aparece en la película, aunque ahora adornado con elementos que recuerdan al film que lo llevó a la fama, como los gnomos de jardín.

Fao Schwarz, Nueva York (‘Big’)

Imposible olvidar a Tom Hanks, interpretando a un niño en el cuerpo de un adulto, tocando el piano gigante en la película ‘Big’. Pues bien, ese piano existe, y se encuentra en la juguetería Fao Schwarz, la tienda de juguetes más popular de Nueva York. Este descomunal edificio alberga cualquier tipo de juguete imaginable, por lo que es un destino imprescindible si se visita la ciudad de los rascacielos con niños. Aunque los no tan niños también disfrutarán…

Petra, Jordania (Indiana Jones y la Última Cruzada)

No es difícil reconocer en la penúltima entrega de la saga Indiana Jones la entrada del templo cristiano en la que Indy (Harrison Ford) encuentra el Santo Grial: es el famoso Tesoro o Khazneh, la espectacular fachada esculpida en piedra de la ciudad de Petra. Este impresionante lugar, considerado una de las maravillas del mundo, fue popularizado por la popular película de Steven Spielberg.

Islas Phi Phi, Tailandia (‘La Playa’)

Quién no ha soñado con viajar a los paradisíacos escenarios de la película ‘La Playa’, protagonizada por Leonardo DiCaprio. Para hacerlo, tendríamos que viajar hasta Tailandia, en concreto a las islas Phi Phi, al sur del país. Sus espectaculares playas cristalinas con vistas a las enormes rocas son un auténtico paraíso. No te olvides de las gafas y el tubo de buceo: practicar esnórquel aquí es toda una delicia.

Katz’s Deli, Nueva York (‘Cuando Harry Encontró a Sally’)

Meg Ryan y Billy Cristal protagonizaron en este restaurante una de las escenas más recordadas del cine de los ochenta: Sally muestra en una de las mesas de Katz’s a Harry cómo es capaz de fingir un orgasmo. Ahora, cualquier visitante puede comer en la mesa donde estuvieron los dos actores, convenientemente señalizada con un cartel para que no pase desapercibida. Las numerosas fotos de las paredes dan cuenta del gran número de ‘celebrities’ que han pasado por aquí, y es que el lugar no sólo es famoso por su aparición en el cine, sino también porque, según la sabiduría popular, aquí se sirve el mejor sándwich de pastrami de la Gran Manzana.