Campo de Criptana: entre gigantes y dulcineas

Al llegar, todos nos imaginamos a Sancho gritando al ingenioso hidalgo: "que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento". El fiel escudero hablaba de la sierra de los Molinos de esta localidad castellano-manchega.

Lo más popular

Hoy, solo quedan una decena de estas construcciones, aunque llegaron a ser veinticuatro. A la vera del molino Infanto se encuentra la cueva del silo, antiguo almacén de grano. En el interior del Culebro observarás un punto folclórico, porque está dedicado a la vida artística de Sara Montiel, una manchega de pro. Y, junto a las aspas del Burleta, cada primer domingo de mes se celebra la molienda de la paz, en la que verás cómo trituran el trigo a la antigua usanza.

Publicidad

En Campo de Criptana te llamarán también la atención los zocalillos de color añil que adornan las casas encaladas, típicas del precioso barrio del Albaicín. Ya en las pedanías, tendrás la oportunidad de conocer quince ermitas, todas estupendamente conservadas. Justo en el templo dedicado al Santísimo Cristo de Villajos puedes visitar un antiguo pozo de nieve.

Melones y vinos

El campo criptanense es muy fértil y da de comer a gran parte de su extensa población, cerca de 14.000 habitantes. El calado histórico es tan importante que en las exposiciones del museo El Pósito descubrirás su desarrollo agrícola desde tiempos primitivos.

Lo más popular

En los alrededores, hay 200 ha dedicadas a cultivar el melón, pero la extensión destinada a las viñas alcanza 10.000 ha. Acude a conocer las Bodegas del Saz, grandes exportadores de caldos. Para terminar la escapada, combina la cata de vino con un buen con queso manchego.

Pide titos fritos

Esta legumbre tostada es el aperitivo local por excelencia. También puedes comprar, en la panadería El Orejón, soberbias magdalenas y rosquillas. En el convento de clausura de las Concepcionistas elaboran con mimo dulces tan genuinos como los cordiales.

Nuestra guía

CÓMO LLEGAR

Toma en Ciudad Real la A-43 hacia Tomelloso. Luego, conduce por la CM-42, en dirección a Toledo. A la altura de Alcázar de San Juan, opta por la N-420.

DÓNDE DORMIR

Hospedería Casa de la Torrecilla (Cardenal Monescillo, 15. Tél. 926 58 91 30). Preciosa casona de estilo indiano. Duerme desde 53 euros.

La Casa del Abuelo José (Bachiller Sansón Carrasco, 24. Tél. 653 98 16 35). Puede albergar hasta 15 huéspedes, a partir de 55 euros.

DÓNDE COMER

Las Musas (Calle del Barbero, 3. Tél. 926 58 91 91). Pide gachas manchegas o el menú diario (15 euros).

Cueva La Martina (Rocinante, 13. Tél. 926 56 14 76). Esta antigua excavación morisca tiene una ambientación muy original. El precio medio es de 30 euros.

MÁS INFORMACIÓN

Oficina de Turismo de Campo de Criptana (Sierra de los Molinos, s/n. Tél. 926 56 22 31).