Museos insólitos

En estos museos no hay cuadros clásicos ni esculturas al uso, pero sí criaturas extraordinarias, objetos de uso cotidiano o hasta falsificaciones. No te pierdas este repaso por los museos más extravagantes del globo.

Lo más popular

Museo HR Giger
En mitad de la idílica población suiza de Gruyères, patria del delicioso queso que lleva su nombre, se ubica un museo de lo más impactante: el del artista suizo H.R. Giger, responsable de la creación de personajes de ficción tan escalofriantes como Alien. El museo de construyó en el interior del castillo de Saint Germain y su interior no deja indiferente: criaturas alienígenas, bóvedas que simulan ser columnas vertebrales de enormes criaturas... (www.hrgigermuseum.com)

Publicidad

Casa museo del Ratón Pérez
Seguro que a los más pequeños les encantará conocer el hogar de uno de los más grandes bienechores de la infancia: el Ratoncito Pérez. Su casa-museo está en Madrid, en plena calle Arenal donde, según el autor Luís Coloma, el Ratón Pérez y su familia vivían en una caja de galletas. (www.casamuseoratonperez.es)

Museo del vudú, Nueva Orleans

Situado en el barrio francés de la ciudad de Nueva Orleans, este pequeño museo es un interesante recorrido por la historia y los rituales de la religión vudú, llevada hasta Estados Unidos por los esclavos traídos desde África. Aquí encontrarás instrumentos de auténticas sacerdotisas vudú, pociones... Además, disponen de médiums que podrán predecir tu futuro. (www.voodoomuseum.com)

Lo más popular

Museo del Crimen de Scotland Yard

La historia de la ciudad de Londres no está exenta de sucesos y personajes macabros. El más famoso de ellos es Jack el Destripador, un asesino en serie que se cobró varias víctimas a finales del siglo XIX y que jamás fue descubierto. Algunas de las armas del popular asesino, así como de otros criminales, están expuestas en la sede de Scotland Yard, en el llamado Museo del Crimen. Pese al gran interés que suscita en los curiosos, por el momento este museo no está abierto al público, sino que es de uso exclusivo para miembros de la policía. Las autoridades londinenses planean abrir una parte al público, en la que solo se muestren las piezas menos inquietantes.

Museo del Inodoro, Nueva Delhi

Cuesta trabajo pensar que alguien pueda dedicar un museo a un elemento tan cotidiano como éste, aunque no es eso lo que debió de pensar Bindeshwar Pathak, fundador del museo del Inodoro. La obra expuesta sirve para hacer un recorrido a través de la historia de este artefacto, desde los inicios de la Humanidad hasta nuestros días (www.sulabhtoiletmuseum.org).

Museo de la Falsificación, París

Generalmente, cuando se acude a un museo la idea es poder contemplar las obras originales tal y como fueron creadas por su autor. Este no es el caso del Museo de la Falsificación, una colección de objetos de arte entre los cuales se encuentran desde burdas imitaciones hasta falsificaciones tan perfectas que es imposible distinguirlas del original. Pero aquí no solo hay arte, también joyas, ropa, productos de limpieza...

Museo Internacional del Espionaje, Washington

Este museo es uno de los más visitados de la ciudad de Washington, y es que no solo permite conocer la historia del espionaje desde sus orígenes en la Antigua Grecia, sino que además en él puede vivirse una auténtica experiencia interactiva en la que los visitantes se sentirán espías por un día. Memoriza bien los detalles de tu identidad falsa y lánzate a conocer el museo. No te despistes, pues en cualquier momento un policía podrá hacerte preguntas incómodas... (www.spymuseum.org)

Burlingame Museum of Pez, California

Existen auténticos fanáticos de los caramelos Pez, los dulces que se guardan en dispensadores con la forma de personajes de ficción. Este museo californiano haría las delicias de todos ellos, ya que posee una extensa colección de estos artículos, desde los más antiguos a los más modernos. Además, aquí podrás encontrar el dispensador de Pez más grande del mundo: tiene forma de muñeco de nieve y mide casi dos metros y medio. (www.burlingamepezmuseum.com)