Siete destinos para bucear

Cercanos o alejados, para principiantes o expertos... Descubre los mejores puntos del planeta para adentrarse en las profundidades marinas.

Lo más popular

Cozumel (México)

Esta especial isla de la Riviera Maya es famosa por sus arrecifes de coral, lo que la convierte en un destino único para submarinistas. La forma más fácil de acceder a la isla es a través de un ferry desde Cancún o Playa del Carmen, aunque también posee su propio aeropuerto internacional. La temperatura cálida de sus aguas cristalinas es el caldo de cultivo ideal para un sinfín de especies animales insólitas: tortugas, rayas, peces multicolor...

Publicidad

Islas Azores

Estas islas en mitad del Atlántico poseen unas aguas transparentes y la posibilidad de avistar algunas de las especies marinas más espectaculares: delfines, ballenas, tiburones, cachalotes... Un auténtico paraíso del buceo a menos de tres horas en avión.

Roatán (Honduras)

Roatán es la más grande de las islas de la bahía de Honduras, y un destino insuperable para practicar el buceo: aguas cálidas y cristalinas, corales, playas de fina arena blanca... Aquí podrás probar la magnífica experiencia del buceo nocturno, gracias al plancton bioluminiscente.

Lo más popular

Croacia

La costa dálmata, bañada por el Mar Adriático y con cientos de islas que descubrir, es un destino a tener en cuenta si se quiere disfrutar del buceo. Sus aguas son claras y, gracias a que Croacia fue en otro tiempo importante ruta comercial, podrás avistar multitud de barcos hundidos de diferentes épocas: el Barón Gausch, situado en las islas Brijuni, el S-57, cerca de la costa de Peljesac...

Cenote dos ojos (México)

Los cenotes son impresionantes lagos subterráneos de agua dulce que, en ocasiones, se pueden bucear. Es el caso del Cenote Dos Ojos, a 50 kilómetros de Playa del Carmen. Aquí podrás disfrutar de impresionantes formaciones rocosas subterráneas que te dejarán sin aliento.

Gran Barrera de Coral (Australia)

La Gran Barrera de Coral es el mayor arrecife del mundo, y se extiende por más de 2500 kilómetros. Es accesible desde la costa de Queensland (Australia) y es la única estructura viva que puede verse desde el espacio. Con esta presentación, no cabe duda de que es un destino ineludible para cualquier aficionado al submarinismo. Cuevas subterráneas, barcos hundidos, corales, estrellas de mar... todo está en este impresionante lugar, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Malta

La isla de Malta, bañada por el Mediterráneo, es un destino de ricos fondos marinos a tan sólo unas horas de avión. Sus aguas son tranquilas, por lo que es una zona apta para principiantes, y el gran número de barcos hundidos y submarinos lo convierte en un destino perfecto para exploradores.