Praga, la ciudad encantadora

Patrimonio de la Humanidad desde hace más de veinte años, la ciudad de Praga es un pedazo de Historia por el que pasear. Piérdete por las calles de sus barrios más emblemáticos, disfruta de un reconfortante café en sus cafeterías modernistas o recorre sus museos: todo esto, y mucho más, lo encontrarás aquí.

Lo más popular

Con más de un millón de habitantes, Praga es la ciudad más poblada de la República Checa. Su espectacular casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992, la convierte en una ciudad perfecta para ser visitada. Recorre sus calles y descubre lugares sorprendentes: te damos todas las claves.

Stare Mesto (Ciudad Vieja)

En esta zona de la ciudad se encuentran algunos de los monumentos más imprescindibles. La Plaza de la Ciudad Vieja es el centro neurálgico. En ella se sitúa el viejo ayuntamiento, con su famoso reloj astronómico, construido en 1490. No te pierdas el desfile de los doce apóstoles cada vez que el reloj marca las horas. Y si quieres tener una vista sin igual de la plaza, no dudes en subir hasta la Torre del Reloj.

Publicidad

En la plaza confluyen toda una serie de callejuelas comerciales animadas. Si avanzas por la calle Celetná llegarás hasta la Torre de la Pólvora, una impresionante torre gótica que formó parte en otro tiempo de una muralla defensiva. Allí, podrás descansar tomando un café con una apetitosa tarta en la cafetería de la Casa Municipal (Obecní dům), un espectacular edificio de estilo Art Nouveau.

Lo más popular

Dirigiéndote hacia el río Moldava, no dejes de atravesar el Puente de Carlos, el más famoso de la ciudad, que une la Ciudad Vieja con el barrio de Malá Strana. Este puente, repleto de estatuas, es el más viejo de Praga y por él deambulan a diario miles de locales y turistas.

Direcciones Elle:

Botanicus (Týn 3/1049): Tienda de cosmética bio con denominación de origen checa. Desde jabones o champús a aceites corporales, cremas... (botanicus.cz)

Enter The Adress (28.rijna 7): Tienda de moda multimarca con firmas como Fred Perry, Superga, Barbour, Jeffrey Campbell... Además, customizan prendas con diferentes diseños de tachuelas a elegir. (theadressidea.com)

Cottocrudo (Veleslavínova 2a/1098 ): Este 'lounge' de diseño, ubicado en el interior del hotel Four Seasons, ofrece platos de inspiración italiana en un ambiente informal. Si hace buen tiempo, no te pierdas su acogedora terraza. (www.cottocrudo.cz)

Le Patio (Národní třída 22): Cafetería de ambiente único y relajado. Decoración colonial y menú de cocina fusión asiática (www.lepatio.cz).

Malá Strana

Al otro lado del puente de Carlos, a los pies del imponente castillo, se localiza el barrio de Malá Strana. Malá Strana es un agradable distrito cuyo eje central es la Plaza de la Ciudad Pequeña. Merece la pena deambular observando la belleza de los palacios, tiendas y cafés locales. En la calle Nerudova encontrarás agradables cafeterías y tiendas artesanales de marionetas, el 'souvenir' por excelencia de la ciudad.

La torre de observación Petrin también se encuentra en este distrito, y desde ella se observa una panorámica incomparable de toda la ciudad. La torre, de arquitectura muy similar a la Torre Eiffel de París, fue construída en 1891 con motivo de la Exposición Nacional de Praga. Puede accederse a la torre dando un agradable paseo por sus jardines o bien a través de un funicular.

La isla de Kampa, justo debajo del puente de Carlos, es una zona agradable con visitas imprescindibles como el Muro de John Lennon, una obra de arte viva a base de miles de graffitis. La isla se separa de Malá Strana por un canal en el que aún pueden observarse los antiguos molinos de agua.

Direcciones Elle:

Artel (U Lužickeho semináře 7): Objetos de diseño, cristalería y souvenirs originales (www.artelglass.com)

Josefov
Josefov es el antiguo barrio judío de Praga, en el que pueden visitarse seis sinagogas distintas aún presentes. Pero, sin duda, la visita más popular de Josefov es su cementerio judío, creado en 1439. Durante siglos, éste fue el único lugar en el que estaba permitido enterrar a los judíos en Praga, por lo que en la actualidad se pueden observar más de 12.000 lápidas hacinadas (se calcula que unos 100.000 judios están enterrados aquí). Una visita sobrecogedora que se complementa con el Museo Judío, contiguo al muro del cementerio.

Dividiendo en dos al barrio judío, la calle Parizska se erige como la zona de compras más exclusiva de la ciudad. Las firmas de lujo más conocidas se dan cita en esta agradable zona señorial, que también cuenta con un gran número de restaurantes y hoteles de vanguardia.

Direcciones Elle:

Barock (Parizska 24): Restaurantte y cafetería de ambiente 'fashion' (www.barockrestaurant.cz)

Hradčany

El barrio del castillo o Hradčany es el origen de la ciudad de Praga. El impresionante castillo, que contiene en su interior la catedral de San Vito, es visita obligada. Este castillo es en realidad un conjunto de edificaciones conectadas por callejuelas. Además de los palacios, torres y la catedral, el Callejón de Oro es un punto obligado en la visita: esta agradable callejuela de casas de colores cobijó en otro tiempo a orfebres y artesanos.

El monasterio de Strahov, subiendo hacia la colina de Petrin, esconde algunos tesoros como su hermosa biblioteca, con libros y manuscritos procedentes de la Edad Media.

Dónde Dormir:

Hotel Leonardo: Este cuatro estrellas de inspiración Art Nouveau se encuentra a pocos metros del Puente de Carlos (Hotusa.com)

Hotel Four Seasons Prague: Este hotel de cinco estrellas, a la orilla del río Moldava, ofrece todo lo necesario para una estancia de lujo. Dispone de spa y de restaurante propio. (Four Seasons)