Consejos para ir de camping

Disfrutar de la naturaleza y del aire libre de una manera total es que lo que te ofrece ir de camping. Pero para que la experiencia sea de 10 necesitas tener antes en cuenta una serie de consejos. Te los contamos.

Lo más popular

¿Dónde voy? ¿Qué me llevo? ¿Qué puedo hacer cuando este allí? Son las preguntas normales que nos surgen antes de cualquier viaje. A la hora de ir de camping también, por eso conviene tener en cuenta una serie de aspectos para que la experiencia sea redonda.

Lo primero es elegir bien el sitio. Busca un lugar donde esté permitido acampar y que no sea peligroso. Nunca lo hagas junto a un río a la orilla del mar por la subida del agua. Existen zonas especialmente habilitadas para esta actividad donde además puedes disponer de baños, duchas y otra serie de servicios.

Publicidad

Lo fundamental para ir de camping es la tienda de campaña. Puedes optar por una fácil de montar o una más tradicional. Si eliges la última, asegúrate de que llevas todo lo necesario para montarla y de que sabes cómo hacerlo. Antes prepara el terreno quitando ramas, piedras o cualquier otra cosa que pueda molestar una vez montada. Ten en cuenta llevar una tienda adecuada para el número de personas que vayáis a dormir dentro.

Lo más popular

El saco de dormir también es muy importante porque es donde vas a descansar. Elígelo pensando en la estación del año en la que te encuentres y la temperatura que haya por la noche. Acompáñalo de una esterilla o un colchón hinchable y una almohada o cojín para mayor comodidad.

No olvides una buena mochila para llevar todo lo que necesitas. Comprueba el tiempo que suele hacer en la zona elegida con antelación para saber qué tipo de ropa vas a llevar. No cargues con todo el armario, lleva ropa cómoda y algo de abrigo e impermeable. Cuida especialmente el calzado, que sea adecuado para estar en el campo.

Lleva todo lo necesario para poder cocinar: los utensilios básicos, agua potable, comida en lata, una cocina a gas, una nevera pequeña, útiles para lavar los cacharros y bolsas de basura.

Tampoco puede faltar un completo botiquín, una linterna, un teléfono móvil con cargador para el coche por si surge alguna emergencia y repelente para insectos. Si quieres mantenerlos bien a raya, no guardes comida dentro de la tienda de campaña, déjala siempre totalmente cerrada al salir y revísala antes de dormir.

Una vez allí puedes realizar actividades como juegos en grupo, partidos de algún deporte, rutas de senderismo o baños en un río o en la piscina si estáis en un camping que disponga de ella.

Cuando el viaje termine, limpia bien la zona en la que hayas estado para dejarlo todo tal y como estaba. Así otros podrán disfrutar de la misma experiencia y a la vez estarás cuidando del planeta.