Ocho consejos para viajar solo

Cada vez son más las personas que se animan a viajar por su cuenta y descubrir el mundo en solitario. Si estás dispuesto a sumarte a la tendencia 'single', no te pierdas nuestras recomendaciones.

Lo más popular

Practica la soledad

¿Estás acostumbrado a pasar tiempo solo o por el contrario siempre haces actividades con otras personas? Si no sueles reservar tiempo para ti, comienza a practicar antes de ir de viaje para familiarizarte con ello: sal a dar un paseo sin compañía, ve solo al cine o a ver una exposición... Familiarízate con la sensación de compartir momentos de ocio con nadie más que contigo mismo.

Publicidad

Infórmate sobre el destino

No todos los lugares son iguales, y en cada uno convendrá tener una preparación previa diferente. Investiga si la zona que rodea a tu alojamiento es segura, cómo es la cultura, a quién debes acudir en caso de emergencia... Tener todos los datos es esencial si viajas solo, ya que nadie los podrá tener por ti. Algunos destinos, como el sureste asiático o los paises árabes, son más hospitalarios con el viajero que otros.

Lo más popular

Escoge bien tu alojamiento

Si viajas por tu cuenta, procura buscar alojamientos alternativos al hotel. Aunque quizá más lujosos, son más impersonales y te permitirán conocer a menos gente. Un 'Bed & Breakfast' te pondrá en contacto con anfitriones del lugar, que seguro están más que dispuestos a ofrecerte consejos y direcciones o, simplemente, compartir una charla contigo. En los albergues juveniles podrás compartir habitación con otros viajeros que seguramente se encuentren en la misma situación que tú.

Comunícate con tus familiares y amigos

Ya no existe excusa para no estar en contacto con tu país cuando estás fuera: dispones de toda clase de herramientas al alcance de tu mano con las apps para teléfono móvil (Whatsapp, Skype...) Infórmate previamente de si en tu alojamiento hay wifi gratuito: así podrás comunicarte con los tuyos cuando llegues sin gastar una fortuna. También puedes comprar una tarjeta SIM en el destino al que vas y ahorrarte los gastos de 'roaming' (aunque para ello necesitarás un terminal libre).

No te descuides

Viajar solo implica agudizar los cinco sentidos: guarda a buen recaudo tus pertenencias y no dejes tu bolso o mochila fuera de tu vista. Si llegas a un nuevo lugar, que sea antes del anochecer y no te alejes de los lugares concurridos. Guarda todas las pertenencias que lleves encima en un mismo lugar para poder hacer comprobaciones rápidas siempre que lo necesites.

Documentos a salvo

Lleva tu documentación contigo, pero no olvides tener una copia a buen recaudo por si la pierdes: puedes hacer fotocopias y guardarlas en un lugar distinto a los originales, enviarte un mail a ti mismo con la información, dejársela a un familiar con el que puedas contactar rápidamente...

No planifiques en exceso

Seguro que la ansiedad del primer viaje en solitario te empuja a planificar todo al detalle. Si embargo, nuestro consejo es que intentes dejar una parte a la improvisación: la ventaja de viajar solo es que no tienes por qué ponerte de acuerdo con nadie para planificar una ruta, y una vez en el destino agradecerás poder quedarte más tiempo en el lugar que te ha gustado o salir antes del que no.

Llévate libros

¿Qué mejor compañero de viaje? Un libro te permite rellenar los ratos muertos, los trayectos en transporte, te permite entretenerte con algo si sales a cenar solo... Escoge uno que verse sobre el destino al que te diriges y la experiencia será aun más enriquecedora.