Qué hacer si algo sale mal en un viaje

¿Has perdido el DNI en las vacaciones? ¿En el hotel nada es como prometía la página web? ¿Overbooking en tu vuelo? Son situaciones que cuando suceden en un viaje pueden arruinarlo. Te contamos lo que debes hacer para conseguir la mejor solución. 

Lo más popular

Cuando viajamos ponemos toda nuestra atención para que cada detalle salga bien: buscamos el hotel que más nos gusta, hacemos una lista para no olvidar nada a la hora de hacer la maleta y preparamos todo con el máximo cuidado. A pesar de ello hay aspectos que se escapan a nuestro alcance y a veces las cosas salen mal. Te damos las claves para saber actuar en cada situación.

El hotel no es lo que pensaba
Después del viaje estás deseando llegar al hotel y en ocasiones, nada es lo que parecía en las fotos de la web: la habitación es más pequeña, no tiene las camas suficientes, está sucia, es ruidosa, etc. Conviene que leas los comentarios de otros usuarios antes de hacer la reserva pero si el problema ya está encima, solicita que te cambien de habitación o que te reembolsen el dinero de la reservar.

Publicidad

Saca tu lado más educado al hablar con recepción y para curarte en salud ponte en contacto con tu banco y pide que no acepten el cargo a tu tarjeta de crédito por desacuerdos con el hotel.

Para evitar esta desagradable situación, una medida previa que puede tomar es ponerte en contacto con el hotel por teléfono o por mail antes de tu fecha de llegada para comprobar que los datos de tu reserva son correctos.

Lo más popular

DNI perdido o robado
Para viajar es imprescindible llevar el DNI, y si lo perdemos o nos lo roban durante el viaje es importante saber qué hacer. En primer lugar acude alguna comisaria del país donde te encuentres para poner la denuncia. Con la misma y dos fotografías de tamaño carné, dirígete a la embajada española para que puedan tramitarte un documento sustitutivo que te permita viajar.

Para que puedas identificarte, lleva siempre contigo otro tipo de documentos como el pasaporte, el carné de conducir o la tarjeta sanitaria y guárdalos en un lugar diferente al DNI. Todo será más rápido si consultas antes de viajar la dirección de tu embajada en el país al que te diriges.

Si te pones enfermo
Si durante tu viaje te encuentras mal o necesitas asistencia médica, es importante que antes hayas tomado algunas precauciones. Si viajas dentro de Europa, solicita la tarjeta sanitaria europea y acude a cualquier centro público. Si viajas a países como Estados Unidos, China o Australia, es mejor que contrates un seguro por lo que pueda pasar (en algunos incluso es obligatorio).

En caso de que tomes algún medicamento especial, pide a tu médico que te redacte un informe explicando el motivo por el que te lo tomas. Esto te evitará problemas también en el control de seguridad del aeropuerto.

El temido overbooking
Es una situación legal que puede deberse a al retraso de otro vuelo con conexión, la cancelación de un vuelo previo o a la sobreventa de billetes. En este caso la compañía pedirá voluntarios para que renuncien al vuelo a cambio de una compensación económica o de otro transporte. Si no hay voluntarios o no se reúne la cantidad suficiente, la compañía podrá denegar el embarque pero a cambio tendrá que otorgar al pasajero una indemnización o un transporte alternativo.

¿Y mi maleta?
Es uno de los momentos más tensos de un viaje en avión: estás en la cinta de equipajes esperando a tu maleta que nunca llega. Que no cunda el pánico, lo primero que tienes que pensar es que el 90% del equipaje extraviado vuelve tarde o temprano con sus dueños.

A continuación, dirígete al mostrador de la compañía con la que hayas volado para pedir el formulario P.I.R. (Parte de Irregularidad de Equipaje) y presentar una reclamación. Desde eso momento hay que esperar hasta que tengamos noticias nuevas pero conviene insistir llamando a menudo para que la recuperemos lo antes posible. En caso de pérdida, deben indemnizarte para que puedas reponer lo que llevabas contigo.

Para que la ausencia de tu maleta no sea un motivo para arruinar tu viaje, te recomendamos que siempre que factures guardes en tu maleta de mano cosas esenciales como la documentación, reservas de hoteles, vuelos o entradas, medicamentos y el móvil con su cargador.

Mete también algunos básicos como la lencería, algo de ropa para cambiarte y tus indispensables de belleza. Si tu destino es de playa, también te aconsejamos guardar los bikinis en el equipaje de mano, porque ponerte a buscar uno nuevo en tus vacaciones puede ser toda una odisea.