La Alemania de los hermanos Grimm

Sin importar la edad, los amantes de los cuentos clásicos de los hermanos Grimm tienen en la Alemania más profunda una ruta para revivir los escenarios de sus historias más famosas. ¿Te apuntas?

Lo más popular

La extensa obra de los hermanos Grimm dejó, además de un montón de historias para soñar, numerosos lugares para visitar y vivir de primera mano estos bucólicos escenarios. Centrada en Alemania, la ruta comprende varias ciudades de este país.

Todo comienza en Hanau, su lugar de nacimiento y en el que se erige una estatua en su honor. En Steinau, los autores de la colección de cuentos infantiles más famosa del mundo pasaron sus años de juventud. Además de una calle con su nombre, también podrás encontrar un museo sobre ellos.

Publicidad

En la ciudad universitaria de Marburg ambos hermanos estudiaron Derecho y fue el punto de partida para sus investigaciones sobre historias populares alemanas.

La parada principal de esta ruta esta en Kassel, donde los hermanos Grimm ejercieron sus carreras como bibliotecarios y lingüistas. La visita al palacio Bellevue es obligatoria, ya que alberga un museo (en la imagen) en el que se pueden ver sus obras originales.

Lo más popular

En la ciudad de Göttinger, más concretamente en su universidad, dieron clases los hermanos Grimm y muy cerca se encuentra el pueblo medieval de Hofgeismar. En esta zona, el bosque de Reinhardswald es el enclave de la fortaleza de Sababurg, lugar que inspiró el escenario donde la Bella Durmiente esperaba el beso de su príncipe.

Si seguimos la ruta hacia el norte por el valle del río Weser, podemos encontrar varios pueblos y aldeas que fueron fuente de inspiración para estos hermanos. En Oberweser nació la fábula de El gato con botas, y en Gieselwerder la historia de Blancanieves.

Más al norte todavía, el pueblo de Hamelin fue el que dio nombre al famoso cuento de los ratones que toman una ciudad que es liberada por un flautista. Si tienes la suerte de hacer esta ruta en verano, podrás disfrutar de la representación de esta historia en sus calles.

La ciudad de Bremen debe su fama a la mítica fábula de sus músicos animales. Es imprescindible visitar la estatua del burro, el perro, el gato y el gallo, pero también dar un paseo por su centro histórico repleto de encanto.

En la ciudad balneario de Bad Wildungen, más concretamente entre los muros de su palacio de Friedrichstein, se cuenta la leyenda de una joven y bella princesa que murió envenenada, lo que sirvió de inspiración a los hermanos Grimm para crear al personaje de Blancanieves.

Bastante cerca se encuentra Bad Hersfelsd, lugar de origen de El Sastrecillo Valiente. Por último, no dejes de visitar Alsfeld y la casita en la que vivía Caperucita Roja. Y colorín colorado, este viaje se ha acabado.