Siete ciudades para visitar con nieve

A pesar del frío y de tener que llevar la maleta repleta de ropa de abrigo, algunas ciudades merecen una visita en invierno cuando están cubiertas de nieve y tienen un encanto especial.

Lo más popular

París
La ciudad del amor se vuelve más romántica con nieve, y su sobrenombre de ‘ciudad de la luz’ también se reafirma con la decoración navideña. Un consejo para los adictos a la moda: descubrir sus mercados navideños y no dejéis de pasear por los Campos Elíseos cubiertos de un manto blanco para rematar vuestras compras de regalos. Si viajáis con los más pequeños de la casa, la decoración y la estética de Navidad en Disneyland les dejará con la boca abierta.

Publicidad

Nueva York
Aunque los inviernos de la Gran Manzana son duros, Nueva York tiene mucho encanto en invierno. Su principal atractivo es la pista de patinaje y el árbol de navidad que se instala todos los años en Rockefeller Center. La Quinta Avenida despliega todo su esplendor con la llegada de la nieve y los escaparates de las fiestas navideñas. No puedes perderte el de Tiffany & Co, toda una tradición que parece sacada de un cuento.

Lo más popular

Harbin
Anualmente la ciudad china de Harbin celebra durante seis días su Festival de Hielo y Nieve en el que participan más de mil escultores de todo el mundo y en el que es posible disfrutar de un espectáculo único con figuras de nieve y hielo, desde palacios hasta monumentos turísticos. Eso sí, abrigaros bien porque la temperatura media en invierno ronda los 20 grados bajo cero.

Berlín
Son muchos los atractivos de esta ciudad en temporada de nieve para los turistas, pero te recomendamos dos encarecidamente. Primero vete de compras por sus mercadillos navideños, de los más especiales en el mundo. Y si todavía te quedan fuerzas, visita la Potsdamer Platz, que alberga una pista de patinaje y otra para deslizarse con trineo.

Moscú
Con temperaturas extremas bajo cero, quizá sea la opción más arriesgada pero no por ello menos hermosa. Con la ropa apropiada y mucha fuerza de voluntad, los monumentos de la capital rusa son todavía más atractivos cuando nieva. Aprovechas las horas de sol, evita los meses más fríos (la nieve suele durar hasta abril) y si es necesario recurre al calor de su bebida más famosa, el vodka.

Viena
¿Se te ocurre un plan mejor para recibir el 2014 que disfrutando del Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena? Pues si no es así no dudes en viajar a la capital de Austria, que se vuelve aún más bonita cuando todo se tiñe de blanco y los estanques se congelan.

Montreal
Para los más frioleros que desean disfrutar de la nieve en dosis moderadas, siempre pueden recurrir a Montreal y su ciudad subterránea. Es la más famosa y transitada no sólo de Canadá, sino de todo el mundo. Sus más de 30 kilómetros de túneles bajo tierra permiten la conexión entre oficinas, hoteles, restaurantes, tiendas, museos, cines o teatros.