Ajuy, un miniparaíso de arena negra

No te fíes de su tamaño porque, a pesar de sus escasos 150 habitantes, Ajuy es decisivo en la historia de Fuerteventura.

Lo más popular

Ajuy fue el enclave elegido por Jean de Bethencourt para invadir y conquistar la isla, en 1402. El apellido de este aventurero prestó su nombre al Parque Rural de Betancuria, uno de los espacios naturales protegidos más bellos de toda la isla, y donde se encuentra enclavada esta localidad, en el municipio de Pájara. 

Aparte de su extraordinaria tranquilidad –la típica que se respira en un pueblecito de pescadores–, lo que llama la atención de Ajuy es su paisaje, muy diferente al del resto de la isla. Fuera del influjo de las arenas del Sáhara, la costa oeste de Fuerteventura es negra, con playas de lava volcánica. Mientras paseas, cierra los ojos y siente el peso de la historia bajo tus pies: estás en el lugar más antiguo de todas las Canarias. Según los geólogos, éste fue el primer enclave en emerger a la superficie como consecuencia de las erupciones volcánicas, hace unos cien millones de años. Esto regaló a la localidad una playa negra y la convirtió en Monumento Natural. 

Publicidad

De ruta por la cueva

La mayoría de las personas que vienen a Ajuy lo hacen atraídas por la fama de sus cuevas. Para disfrutarlas, sólo tienes que seguir el sendero que bordea la costa, bajar unas escaleras de piedra, acceder al interior de dos de ellas –de nuevo con entrada gratuita– e imaginar esta cavidad llena de piratas y corsarios comerciando con mercancías de todo tipo.  

De vuelta a la playa, date un chapuzón en aguas atlánticas, junto a los majoreros, y espera a que llegue la puesta de sol, un espectáculo único y gratuito que regala este impresionante paisaje. 

Lo más popular

Y, para una fusión total con la naturaleza, practica el nudismo, una tendencia que está poniendo de moda a esta pequeña localidad.  

Una de 'pejines'

Queso majorero, almogrote, papas arrugás, mojo rojo y verde, gofio y, por supuesto, un extenso catálogo de pescados, los más habituales son la vieja, el cherne y la morena. Además, prueba los pejines: unos pescaditos secados al sol y cocinados al grill que suelen servirse con el aperitivo.    

Nuestra guía

CÓMO LLEGAR

Desde Puerto del Rosario, la capital, coge la FV-20 y la FV-413 hasta Antigua. Después de Tuineje y Pájara, llegarás a Ajuy.

DÓNDE DORMIR

Casa Isaítas (Tél. 928 16 14 02), en Pájara (10 km). Es una construcción típica con 4 habitaciones y riquísimos desayunos, en el precio. Desde 84 euros.

Andresito (Malpey, s/n. Tél. 638 74 81 46), en Pájara, es una casa de piedra y madera, bien equipada y con capacidad para 6 personas. De alquiler íntegro: desde 20 euros/persona.

DÓNDE COMER

Puerto La Peña (Puerto Azul, 4. Tél. 928 16 14 68), conocido como Casa Pepín, especializado en cabrito frito y pescado fresco. Desde 30 euros.

Casa Isaítas. En la casa rural del mismo nombre, ofrece platos típicos a base de cultivos ecológicos y elaboraciones artesanas. Desde 15 euros.

MÁS INFORMACIÓN

Ayuntamiento de Pájara. Nuestra Señora de la Regla, 3. Tél. 928 16 17 04.