Cinco lugares clave de la Segunda Guerra Mundial

El lugar donde tuvo lugar el Día D, los campos de concentración o los memoriales a los soldados caídos. Por su valor histórico y humano, no dejes de conocer algunos de los lugares más emblemáticos de la Segunda Guerra Mundial. 

Lo más popular

Normandía
Este año se cumple es el 70 aniversario del Día D. El 6 de junio de 1944 la Operación Overlord dio comienzo en las playas de Normandía y fue llevada a cabo por los Aliados para recuperar Europa a través del noroeste de Francia. Numerosos museos, cementerios y memoriales por toda la región recuerdan esta histórica batalla, aunque los puntos más visitados son la playa de Omaha, el cementerio y memorial de Colleville-sur-Mer (en la imagen) en honor a los soldados estadounidenses o el cementerio alemán de La Cambe.

Publicidad

Entre los actos pensados para el 70 aniversario habrá desfiles de vehículos militares, el Concierto para la Libertad, exhibiciones de paracaidismo, espectáculos rememorando la noche del 5 al 6 de junio, rutas temáticas, etc. Puedes consultar el programa de actos al completo aquí

Auschwitz
En 2014 también se cumple otro histórico aniversario relacionado con este conflicto bélico: 69 años desde la liberación de Auschwitz. Este campo de concentración situado en Polonia a 70 kilómetros de Cracovia, fue el mayor centro de exterminio y el más conocido, con más de un millón de personas asesinadas entre sus muros.

Lo más popular

En esta estremecedora y dura visita se recorren los dos campos que constituyeron Auschwitz pasando por sus bloques que recrean las atroces condiciones en las que vivían los prisioneros, se muestran objetos que pertenecían a las víctimas e incluso es posible entrar en las cámaras de gas y los hornos crematorios.

Stalingrado
La ciudad de Stalingrado es el escenario de una de las peores batallas de este conflicto entre julio de 1942 y febrero de 1943. El enfrentamiento entre el ejército ruso y el alemán dejó víctimas en ambos bandos, pero con la llegada del invierno la balanza se inclinó hacía los rusos y se consideró el principio del fin de la Alemania nazi.

La actual Volgrado acoge monumentos en memoria de los caídos como la Estatua de la Madre Patria situada en la colina de Mamáyev Kurgán, museos como el museo-panorama 'La batalla de Stalingrado' con objetos pertenecientes al conflicto o la Casa de Pávlov, un bloque de apartamentos reconstruido y que en su momento fue defendido heroicamente por soldados rusos que eran muy inferiores en número a los alemanes. Aunque la verdad es que toda la ciudad es un auténtico museo de esta Guerra, ya que en casi todas sus calles se pueden apreciar restos del conflicto.

Pearl Harbor
Dejamos Europa y viajamos hasta Estados Unidos, más concretamente hasta la base naval de Pearl Harbor en Hawái, que fue atacada por aviones japoneses el 7 de diciembre de 1941. En la isla de Oahu, Pearl Harbor es la mayor atracción turística por lo que en los día de temporada alta se pueden formar colas de hasta dos horas de espera. En el Centro de Visitantes se adquieren las entradas y se tiene acceso a un vídeo documental, a diferentes exposiciones y también incluye el viaje en barco hasta el Arizona Memorial. El acorazado USS Arizona se hundió durante el ataque y hoy en día el monumento en homenaje se alza en el punto donde se hundió. En el memorial hay un panel con los nombres de las víctimas grabados. También se puede visitar el submarino USS Bowfin, lanzado justo un año después del ataque con el sobrenombre de 'el vengador'.

Ya en la isla de Ford también se pueden visitar el acorazado USS Missouri (en el que se firmó la rendición de Japón) o el Museo de Aviación del Pacífico, en cuyo interior hay aviones que sobrevivieron al ataque y hasta un simulador de vuelo que permite recrear un combate.

Hiroshima
De Estados Unidos a Japón, más concretamente a la ciudad de Hiroshima. El 6 de agosto de 1945 el ejército estadounidense lanzó sobre ella la bomba atómica Little Boy, dejando más de 200.000 víctimas civiles, numerosos heridos y un gran daño genético producido por la radiación.

El Parque de la Paz es todo un emblema de la ciudad. Ubicado en el epicentro de la explosión, en su amplia extensión hay lugar para un museo, un cenotafio y un monumento a los niños que murieron en el ataque. Cada año se convierte en el escenario perfecto para los homenajes en el aniversario del lanzamiento de la bomba y para pedir el fin de las armas nucleares. En este punto también se sitúan los restos del único edificio que sobrevivió al ataque hasta nuestros días, conocido como la Cúpula de la Bomba Atómica o el Monumento de la Paz de Hiroshima, nombrado Patrimonio Mundial por la Unesco.