Una cerveza, una ciudad

Guinness, Paulaner, Heineken... dinos cuál es tu cerveza favorita y te diremos dónde tienes que viajar para conocer su proceso de fabricación.

Lo más popular

Dublín - Guinness

Es una de las ciudades cerveceras por excelencia. Y no es para menos, ya que en Dublín se fabrica la mítica cerveza Guinness. De hecho, su fábrica-la Guinness Storehouse- es la atracción número uno del país. Allí descubrirás su proceso de elaboración a través de siete plantas que ilustran a la perfección la historia de la marca. Aunque lo más espectacular está en el piso superior: el Gravity Bar ofrece una vista espectacular sobre la ciudad y te permite degustar una deliciosa pinta.

Publicidad

Otra forma de conocer Dublín y sus cervezas es a través de los pubs. Los más famosos: Temple Bar, David Bryne (que aparece en la novela 'Ulises' de James Joyce), The Brazen Head...

Munich - Paulaner

La cerveza más famosa de la ciudad de Munich es la Paulaner, hecha a base de trigo. Si visitas la ciudad, puedes acercarte hasta su fábrica, donde dos veces al día se organiza un recorrido guiado por la misma. Allí te enseñarán el proceso de su fabricación y, por supuesto, probarla. Disponen de tour en castellano, pero debes reservar con antelación.

Lo más popular

Pero hay otros sitios en la ciudad en los que disfrutar de una experiencia cervecera: la famosa cervecería Hofbräuhaus lleva en pie desde el siglo XVI y puede llegar a albergar hasta a 35.000 personas. Una auténtica experiencia bávara.

Aunque, por supuesto, la mayor cita para los amantes de la cerveza es el Oktoberfest, que se celebra entre los meses de septiembre y octubre.

Amsterdam - Heineken

La ciudad de Amsterdam es el hogar de una de las cervezas más famosas del mundo: la Heineken. En torno a esta marca de cerveza, los visitantes pueden disfrutar del Heineken Experience, un lugar que es mucho más que un museo o una fábrica: en él podrás hacer un recorrido interactivo por la historia de esta cerveza. Además, la entrada incluye tres vasos de esta bebida de la botella verde... ¿quién da más?

Otros destinos: la cervecera Brouwerij 't IJ está ubicada en un antiguo molino y produce cerveza cien por cien ecológica.

Lovaina - Stella Artois

La deliciosa Stella Artois tiene su sede en la ciudad belga de Lovaina, famosa por su ambiente estudiantil. Su fábrica también es visitable en fin de semana y finaliza su recorrido con una degustación en el bar. Pero hay más: la plaza de Oude Markt se conoce como 'la barra más grande del mundo', y es que está llena de cervecerías que son punto de encuentro de los habitantes de la ciudad.

Para conocer cómo se fabrica una cerveza artesanal, dirígete a la fábrica de Domus, cuya principal curiosidad es que la cerveza fluye directamente desde la factoría al bar adyacente a través de tuberías. Por último, cada último fin de semana de abril se celebra en la ciudad el festival Zhytos de la cerveza.

Praga - Pilsner Urquell

La cerveza Pilsner Urquell es toda una institución en la República Checa. Para visitar su fábrica tendrás que acercarte hasta la ciudad de Pilsen, a menos de una hora de Praga. Allí podrás conocer la historia de esta cerveza fundada en el siglo XIX. durante el tour verás todo el proceso de creación: desde los ingredientes al embotellado, pasando por la degustación de cerveza fresca recién creada y aún sin pasteurizar.

En Praga, no dejes de visitar la cervecería U Fleku, que dispone de su propia fábrica y tiene un ambiente al más puro estilo checo. Además, en Praga también hay un Museo de la Cerveza, aunque en realidad no es un museo como tal: es básicamente un bar, pero centrado en la degustación de diferentes tipos de cervezas de la zona.