Ondárroa, orgullo de pescador

La cultura marinera lo impregna todo en esta villa que siempre vivió de cara al mar y al resguardo de las montañas que la rodean.

Lo más popular

Aún puedes ver ese ambiente en sus dos puertos: el antiguo, que evoca los tiempos en los que los arrantzales (pescadores) amarraban aquí sus txalupas (botes) junto al Puente Viejo; y el nuevo, con su frenética actividad diaria –es el puerto pesquero de altura más importante del Cantábrico–. En las cofradías, las mujeres aún reparan las redes de pesca con técnicas tradicionales y las conserveras de anchoa y atún elaboran productos de primera –¿te suena la marca Ortiz?, lleva aquí desde 1891–.

Publicidad

Este espíritu salado alcanza su máxima expresión el 17 de agosto, cuando el pueblo al completo se viste de azul, imitando los típicos ropajes marineros, y celebra sus fiestas grandes, las de Andra Mari (Santa María). Este día, y los precedentes, el bonito –asado, encebollado o en marmitako– protagoniza las comidas de las sociedades gastronómicas. Y la alegría fluye en juegos populares –cucaña, regatas– y otras tradiciones, como el descenso de Leokadi (fantasma originado en una leyenda).

Lo más popular

Gárgolas, playas y pinchos

Ondárroa es un bonito pueblo que ondula junto a la sinuosa ría del Artibai. Recorre el trazado medieval de su casco antiguo, contempla las gárgolas y estatuas de estilo borgoñón de la iglesia de Santa María, templo gótico que descansa junto al río (en su base pueden verse las argollas antes usadas para amarrar barcos). 

Por la mañana visita su animada Plaza del Mercado y cruza el puente giratorio –casi único en Europa–, que da acceso a la playa Arrigorri. Termina de pintxos en locales tradicionales como Anaitasuna (Erribera, 9) –prueba los de atún– o los creativos de Cantábrico (Antiguako Ama, 7).

Entra en la vida rural

En un agradable paseo a pie puedes llegar hasta el barrio rural de Gorozika, un apacible lugar en la montaña. Aquí podrás contemplar algunos de los mejores ejemplos de caseríos que pueblan el entorno de Ondárroa, tan antiguos como el de Bizkua, del siglo XIII.

Nuestra guía

CÓMO LLEGAR

Desde Bilbao (a 67 km), por la N-637 y la AP-8 hasta Durango, donde desviarse por la BI-633.

DÓNDE DORMIR

Agroturismo Harizpe (Goimendia, s/n. Tél. 946 83 23 67). Caserío con viñedos, a 10 minutos de Ondárroa. Habitaciones con vistas al mar o a la montaña. Por 55 euros.

Pensión Patxi (Artabide, 21. Tél. 609 98 64 46). Una opción barata (26 euros con baño compartido), en el mismo pueblo.
 
DÓNDE COMER

Sutargi (Nasa, 9. Tél. 94 683 22 58). Prueba la merluza a la Ondárroa y las conservas de la villa. Unos 35 euros.

Erretegi Joxe Manuel (Arana tar Sabin, 23. Tél. 94 683 01 04). Asador clásico: cocochas de merluza, chuletón… Por 25 euros.

MÁS INFORMACIÓN

Oficina de Turismo de Ondárroa. Erribera, 9 (Antigua Cofradía). Tél. 946 83 19 51.