Juan Carlos Vellido: “Nueva York es una ciudad viva y fascinante”

Juan Carlos Vellido es inquieto, por eso diversifica su talento entre la fotografía, la escritura, la dirección de cortos y la interpretación. En marzo, le puedes ver con Bajo Terapia sobre las tablas de los teatros de la Comunidad de Madrid; ya en primavera actuará en Zaragoza, Murcia o Bilbao.

Lo más popular

Has triunfado en Madrid con esta obra, ¿por qué el público adora esta comedia?

Porque se identifican con los personajes. Es una comedia muy ágil e inteligente, te crees lo que ocurre en el escenario y el texto hace malabarismos con el drama para removerte en el asiento.

No paras de trabajar. Para relajarte ¿te gusta volver a tu ciudad?

Me fascina Barcelona, la mayor parte de mi familia sigue viviendo aquí y tengo muchos amigos, aunque voy menos de lo que quisiera. Me encanta pasear por el Barrio Gótico, y también poder ver y respirar el mar. Creo que la cercanía a la costa es lo que más echamos de menos los que vivimos en Madrid.

Publicidad

Te veremos en la quinta película de Piratas del Caribe. ¿En qué se ha diferenciado esta participación con el rodaje de la cuarta entrega? 

En todo, es un personaje diferente del anterior. De hecho, soy el único actor de la saga que ha repetido haciendo diferentes personajes. Hemos rodado en Australia durante tres meses y medio, con todo lo que eso conlleva. He sentido que formaba parte real de un gran equipo. 

Lo más popular

¿Nos das una razón por la que descubrir nuestras Antípodas?

Te podría dar mil para perderte. He conocido solo la costa oriental, pero la naturaleza es especial, abrumadora y diferente, la gente resulta encantadora y cercana y,  a pesar de ciertos peligros, las playas son alucinantes. Recomiendo Byron Bay, las islas Withsundays, el Daintree Rainforest y bucear en la Gran Barrera de coral.

Has trabajado con grandes directores como Steven Soderbergh, John Malkovich y Guillermo del Toro. ¿Cuál es su forma de hacer cine

Tienen mayor respeto por el trabajo y por las personas que en nuestro país. Cuando ruedas fuera lo primero que percibes es que siempre van a darte todas las facilidades y la confianza necesaria para que ofrezcas lo mejor de ti mismo. Y, claro,  se nota la diferencia de presupuesto.

En tu tiempo libre diriges cortos y escribes libros sobre el amor, ¿tienes algún proyecto nuevo?

A veces tenemos más tiempo del que quisiéramos, y eso es lo que a alguien curioso e inquieto como yo le lleva a explorar otras formas de expresarse. Por supuesto  que tengo nuevos proyectos. Lo último que rodamos (junto a Eva Moreno) fue el corto documental Uno+Uno, y queremos volver a trabajar algo en este género, que acabamos de descubrir y nos apasiona.

Eres un consumado instagrammer. ¿Qué te gusta fotografiar?

Arquitectura, naturaleza, sombras, detalles que pueden parecer insignificantes, pero que cambian la realidad. No faltan las parejas de espaldas, porque los dorsos también hablan.

Hemos visto en tu cuenta una imagen de Nueva York. ¿Cuál es tu rincón favorito?

Es difícil quedarse con un solo punto de una ciudad tan viva y fascinante, pero recuerdo como si fuera ayer la panorámica de Manhattan desde Dumbo, en Brooklyn Bridge Park. Es, simplemente, mágica.

También aparece un precioso atardecer en Cádiz. ¿Qué te une a este destino?

Es la cuna de mis progenitores, aunque mi padre se crió en Ronda (Málaga), y es de donde se siente. De pequeño, recuerdo los veranos en casa de mis abuelos, con mis primos, y ahora Cádiz es un lugar donde escaparme a disfrutar de sus maravillosas playas.

Hablamos de otra de tus pasiones, el fútbol. ¿Hay algo mejor que disfrutar de tu Betis en el Benito Villamarín?

Verle ganar un gran título, aunque no parece muy cercano, pero lo celebraría en una taberna de la calle Betis. Es un equipo especial, con una esencia casi poética, que usa la palabra balompié en su nombre oficial, y con ese lema maravilloso de “manque pierda”.