El corazón del paraíso asturiano

​El turismo rural del interior del Principado apuesta por la calidad y el disfrute de un entorno de gran riqueza. Somiedo, al sur de la cordillera cantábrica, y el inicio del Camino Primitivo hacia Compostela, ofrecen dos maneras de acercarse a unos paisajes en los que lo rural pervive respetuoso con la naturaleza y el patrimonio.

Lo más popular

Somiedo, el bosque fragoso

Desde el sur, se llega a Somiedo por la comarca de Babia siguiendo la sinuosa LE-495 que, tras cruzar el límite provincial, se convierte en AS-227. El primer pueblo del valle es Santa María del Puerto que, a 1486 m de altitud, es la localidad más alta, con ferias ganaderas en junio y septiembre.

El descenso es vertiginoso en los 5 km que separan El Puertu de Caunedo/Caunéu. A la izquierda, bajo los picos Mocoso y La Mochada, en sus viejas escuelas verás una de las aulas del Ecomuseo de Somiedo, dedicado a los oficios y la trashumancia. Luego viene Gúa, con un deslavazado caserío repleto de tipismo. Pola de Somiedo (a 2 km) es la capital de los cuatro valles del concejo. Junto al recinto ferial hay cuatro reproducciones acristaladas que muestran aspectos de la casa somedana y son parte del Ecomuseo.

Publicidad

La Oficina de Turismo (☎ 985 76 37 58) comparte edificio con el Centro de Interpretación del Parque Natural. Cuenta con 30.000 ha protegidas, está repleto de rutas senderistas y es Reserva de la Biosfera desde 2000.

Hórreo en Caunedo.
Lo más popular

Repón fuerzas en el restaurante del hotel Castillo del Alba (Flórez Estrada, s/n), con una surtida carta de platos regionales. Luego enfila la empinada carretera que, por Coto de Buenamadre y Urría, conduce al Valle de Lago (a 8 km). Haz un alto en el mirador de Buenamadre.

Las vistas sobre el hayedo de La Enramada –con una ruta senderista que llega a la braña de Mumián– y el pico Castiellu, son espectaculares. En Valle hay un camping y parte la pista que lleva al lago de Valle, de visita obligada.

Retrocediendo hacia Pola de Somiedo, los lagos de Saliencia se alcanzan pasados Veigas y el puerto de La Farrapona, por la SD-1. Es otro de los destinos obligados en el concejo, aunque a la parte más agreste del mismo se llegue valle del río Pigüeña arriba, desde Aguasmestas. En Robledo hay un mirador sobre el valle. Pasado Corés, el asfalto acaba en Villar de Vildas.

Desde esta aldea, por pista de cemento ganadera, se accede hasta la Braña de Pornacal, típico conjunto arquitectónico vaqueiro. Más arriba, asoma la cascada de La Requeixada y se llega a Braña Viecha, otro imponente conjunto.

Dónde alojarse

LA CORTE DE SOMIEDO. Adriano Berdasco puso en marcha esta casa de turismo rural de regreso a su aldea natal, hace un puñado de años. El conjunto, que cuenta con 5 sencillas habitaciones y hórreo propio, se restauró con cuidado, y ofrece: cercanía, autenticidad, un entorno privilegiado y una cocina contundente. La aldea de Villar de Vildas cumple con todos esos parámetros de sobra si lo que se busca es un entorno rural a poca distancia de brañas y montaña. Lo más sorprendente es la habitación que se ha construido en el interior de un típico hórreo: coqueta, tradicional y bien equipada, es ideal para una romántica escapada en pareja. Cuentan con restaurante. Villar de Vildas. ☎ 985 76 31 31. Entre 65 y 95 €/ doble.

CASONA DE LOLO. La hospitalidad del mundo rural como seña de identidad: ese es el leitmotiv que guía a Yolanda y Julio desde que en 2004 convirtieron la vieja casona familiar en un acogedor establecimiento de turismo rural. El complejo cuenta con 4 apartamentos independientes, tres de ellos con capacidad para dos personas y, el cuarto, triple. La vivienda, adquirida en su momento por los padres de Yolanda, fue en un principio la típica casona en la que se vivía de la ganadería y el campo y tiene un gran patio interior con la tradicional panera y un horno para cocer el pan. Los apartamentos, totalmente equipados, son confortables y luminosos: un remanso de tranquilidad con restaurante propio. Caunedo. ☎ 985 76 34 70. Entre 55 y 66 €/ doble.

PALACIO FlÓREZ ESTRADA. Hace 4 años que Manuel Galán tomó el relevo de su madre al frente de la dirección de este conjunto palaciego ubicado junto al río Somiedo, a las afueras de la Pola de Somiedo. El conjunto principal está compuesto por una torre de finales del siglo XV y un palacio del XVIII que fue propiedad del economista Álvaro Flórez-Estrada en cuyo interior se distribuyen las principales habitaciones del alojamiento. Decoración clásica y aire señorial para disfrutar de un entorno friendly: jardines, arbolado, piscina y especial predilección por los niños –las familias que viajen con ellos se alojan en las estancias más alejadas de la vivienda principal–. Organizan recitales de música y poesía, actividades de yoga y meditación además de preparar comida vegetariana.Pola de Somiedo. ☎ 985 76 37 09. Entre 60 y 95 €/ doble.

Publicidad

El Camino Primitivo a Compostela

En el siglo IX, Alfonso II el Casto participó en esta ruta en su camino a Compostela, donde las crónicas situaban la tumba de Santiago. Nosotros empezamos en la catedral ovetense, punto cero de todos los caminos.

Entre Oviedo y el cauce del Nalón, la vía de los peregrinos deja atrás el barrio de la Argañosa, con la silueta del monte Naranco a sus espaldas, siguiendo la AS-232 hacia La Bolguina, Anzo y Peñaflor y su puente.

La alternativa para evitar la A-63 es la N-634 en dirección Trubia, con el consiguiente desvío al templo de San Pedro de Nora, prerrománico. Haciendo de gozne entre los concejos de Oviedo y Las Regueras queda el Monumento Natural de los Meandros del Nora, antes del embalse de Priañes.

Lo más popular

Junto a la iglesia de Santa Eulalia de Valduno se excavaron los restos de un complejo termal de época romana. Están vallados pero se ven desde fuera.

Paisaje del concejo de Yernes y Tameza.

UN DESTINO, DOS CAMINOS

En Grado confluyen dos caminos: el Primitivo jacobeo, hacia el oeste, y el Camín Real de la Mesa, del sur. Los domingos se celebra aquí un abarrotado mercado donde comprar quesos, pan de escanda, verduras y legumbres.

Hacia Pravia, en Candamo, está la caverna de la Peña de Candamo, con pinturas rupestres, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Visita el Centro de Interpretación (☎ 985 82 97 02) en el palacio Valdés Bazán.

Por la N-634, la ruta jacobea salva el Narcea en Cornellana, junto al monasterio de San Salvador, del siglo XI; aquí se celebra en primavera la Feria del Salmón, que culmina con la captura y subasta del campanu, el primer salmón de la temporada. En Salas, otro hito de la ruta, la torre medieval acoge el Museo Prerrománico de San Martín.

Desde Grado la alternativa es ir al sur, siguiendo el Camín Real de la Mesa por el Alto Cubia, territorio de brañas y hórreos. La guía la marca la AS-311 hacia el concejo menos poblado de Asturias: Yernes y Tameza. En Yernes está el arboreto Ricardo Acebal del Cueto (☎ 649 57 41 20) y, en Tameza, el Paisaje Protegido del Pico Caldoveiru.

Llega a los Puertos de Marabio, Monumento Natural, y disfruta de las vistas hacia Teverga.

Dónde alojarse

PALACIO FERNÁNDEZ-HERES. Perteneciente al exclusivo club de Casonas Asturianas, este establecimiento está ubicado en un entorno rural muy tranquilo, a 7 km de Grado, capital del concejo. Se trata del rehabilitado palacio construido por la todopoderosa familia Fernández-Heres a principios del siglo XIX y que los padres de Marta, su actual gestora, adquirieron y reconvirtieron al turismo rural en 2004. Las 8 habitaciones están distribuidas entre las tres plantas del edificio, incluidas las que hay bajo cubierta, con el techo abuhardillado, todas elegantes y bien equipadas. Lo mejor de la casa es la finca y las jornadas de elaboración de sidra que organiza Inocencio, patriarca de la familia. Se admiten mascotas. Rodiles de Grado. ☎ 985 75 22 66. De 70 a 85 €/ doble.

CASTILLO DE VALDÉS SALAS. Al pie del Camino del Norte a Compostela, el castillo de Valdés Salas era la residencia noble de esta poderosa familia cuya cabeza más visible fue el inquisidor Fernando Valdés Salas, uno de los fundadores de la universidad ovetense. El sobrio edificio, originario del siglo XVI, está enlazado con la militar torre de los Valdés, del XV. Situadas alrededor del patio con soportal de la casona, las doce estancias de este elegante establecimiento se encarcelan entre los robustos muros de piedra. Encontrarás suelos de tarima, colores cálidos, tranquilidad y un distinguido restaurante en el que gozar de los placeres culinarios de la ruta. Salas. ☎ 985 83 01 73. Desde 53€/ doble, con desayuno.

CASA DE LA VEIGA. Hace 9 años que Bea y Pablo lo dejaron todo para instalarse en este tranquilo valle situado a 12 km al sur de Grado. El edificio, de nueva planta, conserva el armazón de la vieja casona que lo albergaba pero ofrece todas las comodidades propias del turismo rural de nuestros días: diseño, amplitud, iluminación, confortabilidad y ese punto de no se sabe muy bien qué pero que hace que los clientes se sientan casi como en casa. Cuenta con un salón enorme y luminoso, con zona de lectura, un comedor para los desayunos –donde se sirven productos locales– y una finca con su propia panera en la que buscar un rincón para leer o descansar. Las habitaciones son amplias y cálidas. Una delicia. Sama de Grado. 10 habitaciones. ☎ 985 75 66 77. Por 77 €/ doble (con desayuno).