Cómo Google Maps ha cambiado nuestros viajes, algunos trucos y buenas alternativas

Cupertino año 2005, unos jóvenes cambian la forma de movemos por el mundo. Hablamos de Google Maps, el sistema de geolocalización más efectivo, el más usado y también el más odiado por aquellos que siguen sin entender bien los mapas (no siempre es el caso de las mujeres). Ya nadie valora ir a un sitio sin poner la dirección de destino en el smartphone y dejarte llevar pero, ¿qué más cosas puede hacer Google Maps por nosotros? ¿existe alguna alternativa realmente buena?

Lo más popular

Hace un año, una pareja de amigos se iban de luna de miel a Japón y me pidieron consejo. Lo primero que les recomendé es que se alquilasen un WiFi Pocket para llevarlo siempre consigo. Además de estar siempre conectados a sus WhatsApp y poder subir fotos de su amor a las redes sociales, tener conexión en todo momento iba a resultarles clave para situarse con los complicados nombres de las calles de ciudades como Tokio, Kyoto, Osaka o Sapporo.

Publicidad

Me trajeron una figurita de Totoro, así que mal no les debió de ir. Google Maps ha revolucionado totalmente la forma en que nos movemos, un amigo fiel que siempre nos lleva a donde queremos y sin apenas quejarse. Nos ayuda con el transporte público dentro de las ciudades y nos traza la mejor ruta cuando vamos con el coche, con la bicicleta o a pie. Una auténtica joya siempre que tenemos conexión… y ahora también cuando no la tenemos. Y así empezamos con los trucos menos conocidos y más útiles de Google Maps.

Ahora los mapas de Google también se pueden utilizar sin conexión
Lo más popular
  • ¡Google Maps también funciona sin conexión!

Una gran noticia para nuestros viajes al extranjero. O pillamos WiFi o tiramos de roaming (que pronto será historia) o nos descargamos los mapas de una forma muy sencilla. Antes de emprender el viaje o cuando estés en el hotel, puedes bajarte diferentes áreas al móvil.

Cómo: accede a la sección Zonas sin conexión del menú lateral, selecciona el botón Área personalizada y añade un nuevo mapa. Cuando estés en la calle, entra a Zonas sin conexión y podrás moverte por lo que hayas seleccionado.

  • Comparte tu sabiduría viajera

¿Qué tengo que ver en Praga? ¿Qué recorrido hago para descubrir la esencia de Brooklyn? A un viajero empedernido se le ilumina la cara cuando le haces este tipo de preguntas. Muchas veces creo que les gusta más recomendar sitios que visitarlos. Google Maps también tiene la vocación de ser cada vez más social y por eso deja guardar tus recorridos para luego compartirlos con tus amigos (y tus fans).

Cómo: simplemente tienes que crear una Lista. Buscas un lugar de interés y pulsas el botón guardar. Al hacerlo, te deja seleccionar entre varias lista predeterminadas o crear una nueva. Puedes compartirla con tus amigos o hacerla pública al mundo entero, que todos sepan lo bien que te manejas en tus escapadas.

  • Google al habla

Llegan los comandos de voz a Google Maps, especialmente útiles para conductores. Siempre nos ha gustado mucho mandar cuando vamos al volante, así que aprovecha la paciencia de este copiloto tecnológico.

Cómo: entra en modo Empezar a conducir para activar la navegación directa. Para darle órdenes, comienza por un "Ok Google…" seguido de la dirección deseada. También podemos pedirle información del tráfico o preguntar por la previsión meteorológica. Os dejo una lista de los comando más comunes elaborada por Google. Una cosa más, es sólo para dispositivos Android.

Publicidad
  • Colega, ¿dónde está mi coche?

Ashton Kutcher protagonizaba esta comedia en 2000 y aún a día de hoy sigue siendo un dolor de cabeza para todos los conductores. Google lo sabe todo y por eso en su última versión de Maps ha incorporado una extensión para guardar el lugar en el que has estacionado.

Cómo: al detener el vehículo tras utilizar la navegación directa, te saltará una ventana emergente que te preguntará si deseas guardas la posición. Si aceptas, podrás añadir otros datos como el tiempo que te queda si has aparcado en una zona de pago.

  • Visitas casi privadas

No sólo hablamos de espacio, también de tiempo, y es que los metadatos y los algoritmos de Google predicen cuándo va a haber más gente en un sitio (=huir) y cuándo va a estar prácticamente libre para nosotros (=ir).

Cómo: imagina que quieres ir al Louvre y ver La Gioconda sin miles de turistas con sus cámaras frente a la sonrisa de la musa de Da Vinci. Entras la página de información de Google del museo y miras sus Detalles y sus Horas punta. Es una información bastante fiable ya que se recoge la información de los usuario en tiempo real. Escalofriante pero, gracias Google por espiarnos.

  • Otros trucos divertidos

Ya sabéis que a la gente de Google siempre le gusta incluir pequeñas bromas en sus aplicaciones. Por ejemplo, si buscas Groom Lake, la famosa ubicación del Área 51, y mueves el monigote por encima de la misteriosa base aérea, verás que se convierte en un platillo volante. No es el único caso digno de Iker Jiménez: si seleccionas cómo ir desde Fort Augustus a Urquhart Castle en transporte público, una de las opciones es que te lleve el monstruo del Lago Ness… ¡y sólo se tardan 24 minutos!

Google Maps también tiene competencia

Visto todo este derroche de funcionalidades y genialidades, cualquiera podría pensar que Google Maps no tiene competencia en el mercado pero no es así. Muchas otras aplicaciones se han subido al tren de la movilidad y ofrecen algunas características en la que Google, o está trabajando o simplemente no se quiere meter. Son alternativas y en muchos casos aplicaciones complementarias, así que la mejor opción es utilizar cada cuál dependiendo de la situación en que te encuentres.

  1. Waze, la más social: Más de 65 millones de usuarios avalan el éxito de esta app de origen israelí que ahora está en manos de Google (lo cual también es señal de que es buena). Su gran fortaleza es que es una red social en toda regla: noticias sobre tráfico, atascos, radares, gasolineras baratas, peajes que se pueden evitar… Pero Waze no sólo se nutre de los datos aportados por sus Wazers, además utiliza el GPS del móvil y acaba de firmar un acuerdo con la DGT para el intercambio de datos sobre incidencias de tráfico.
  2. Navmmi, la más turística: Es la aplicación que todo explorador urbano quiere llevar en su smartphone. Integra en sus búsquedas los datos de TripAdvisor, FourSquare y What3Words, las páginas de recomendaciones más importantes del mundo. Así, si no sabes en qué restaurante comer del Tubo de Zaragoza o cuál es la mejor cueva para escuchar flamenco en Granada, sólo tienes que preguntarle.
  3. Moovit, la más ecológica:Moovit es la mejor aplicación para moverte por las grandes ciudades usando transporte urbano, sea el autobús de dos pisos de Londres o las bicicletas de alquiler de Amsterdam. Está disponible en 34 ciudades (en España sólo Madrid y Barcelona) y su diseño es muy moderno. En su interfaz puedes programar un trayecto, guardar favoritos, mapas sin conexión y tiene la función Vamos para informarte cuándo debes bajarte de tu transporte para llegar el lugar de destino.
  4. SocialDrive, la más española: La idea de Social Drive surgió en marzo del 2014 al comprobar que algunos conductores alertaban a través de WhatsApp y Facebook de la existencia de controles de tráfico. Sergio García y Javier Regueiro tenían por aquel entonces 24 y 27 años y se lanzaron al mundo de las aplicaciones de movilidad. Hoy pueden enorgullecerse de tener más de 1,8 millones de usuarios y haber hecho que los españoles nos ahorremos 18 millones de euros en multas. Tráfico en tiempo real, al más puro estilo Waze, con usuarios que dejan las incidencias y los avisos de radares de forma totalmente anónima. Un éxito español que ya busca financiación para expandirse por todo el mundo.
More from Elle: