48 horas en Copenhague

Viajamos al corazón del 'Hygge' para descubrir qué tiene la capital danesa que enamora a todo aquel que la visita.

Lo más popular

La que en su día fue una pequeña ciudad de pescadores hoy se erige como una de las capitales europeas cosmopolitas por excelencia. Así es Copenhague, destino 'chic' y corazón del 'Hygge', la filosofía de vida por la que sus habitantes pueden presumir de vivir en el país más feliz del mundo, o al menos así era hasta Noruega les arrebatara el título a principios de año. Tecnicismos aparte, Copenhague es una ciudad donde la calma y el disfrute de los pequeños placeres inundan sus pintorescas calles para plantarse ante el ritmo frenético que suele apoderarse de las urbes de su clase. Un rincón que descansa a los pies del Estrecho de Oresund, frente a la costa sueca, y que, a pesar de haberse labrado una fama como antítesis de lo 'low cost', permite ser disfrutado por todos los bolsillos. ¿Te escapas con nosotros?

Publicidad

10:00 h

Para disfrutar de Copenhague como un autóctono, nada como comenzar adentrándonos en Strøget, una de las principales arterias de la ciudad -y a su vez la calle peatonal más larga del mundo- que hará las delicias de cualquier amante del 'shopping' que se precie. Además de clásicos que van desde Louis Vuitton a Zara, a lo largo de su recorrido encontrarás 'hits' de la moda danesa como By Malene Birger y Vila Clothes así como referentes deco para llevarte el mejor souvenir a casa como Illums Bolighus, Hay House o el templo de porcelana Royal Copenhaguen.

Lo más popular

12:00 h

Si no perdonas tu dosis cultural, aprovecha para acertarte al islote de Slotsholmen, donde se concentra el Palacio de Christiansborg, el Museo Nacional, el Museo Thorvaldsen o la Biblioteca Real, más conocida como 'diamante negro'. Solo por apreciar sus líneas modernistas merecerá la pena el paseo (Psst: ten en cuenta que la mayoría de museos cierran a las 17:00 h así que no lo dejes para última hora).

13:30 h

Probablemente tanto 'shopping' y tanto museo te deje sin fuerzas. Por eso, recomendamos que vuelvas sobre tus pasos y hagas parada técnica en algún reducto 'foodie' como The Union Kitchen Annex, donde las tostadas brioche con miel y canela se han convertido en nuestro último 'guilty pleasure'. A escasos metros, la plaza de Kongens Nytorg nos dará la bienvenida, rodeada por el majestuoso tridente formado por el Palacio de Charlottenborg, el Hotel D'Angleterre y el Teatro Real.

Publicidad

15:00 h

Medio kilómetro escaso nos separa de Nyhavn, célebre canal donde los mástiles de las embarcaciones y las coloridas fachadas nos regalarán la estampa más famosa de la ciudad. Parar a tomar un café en alguna de sus terrazas o montar un picnic improvisado si prefieres una opción 'low' es siempre un acierto.

16:00 h

A apenas dos calles, el Palacio de Amalienborgresidencia invernal de la Familia Real danesa nos transportará hasta un escenario de lo más rococó. Con suerte, podrás disfrutar del cambio de guardia, que, aunque lejos de ser la maniobra de Buckingham, tiene un encanto especial. Desde la estatua de Frederik V que preside la plaza se aprecia la inmensa cúpula azulada de la Iglesia de Mármol. Si deseas una vista única de la ciudad, déjate seducir por sus alturas. Cada paso merecerá la pena.

18:00 h

¿Pensabas que nos habíamos olvidado de ella? Próxima parada: la sirena más famosa del mundo (con permiso de Ariel). Continuando por la calle Amaliegade se adivina el islote en forma de pentagrama donde descansa la fortificación del S. XVII Kastellet. Una vez hecho el selfie pertinente con su característico molino rojo, continuamos hasta Den Lille Havfrue o la sirena de bronce basada en el cuento de Hans Christian Andersen. Disfuta de las vistas y no te sorprendas por su discreto tamaño: 125 centímetros obran la magia.

20:00 h

Publicidad

Quizás el secreto de la felicidad eterna resida en contar con uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo en pleno corazón de tu ciudad. Los jardines de Tivoli albergan este templo del entretenimiento donde la arquitectura de influencias árabes y orientales convive con montañas rusas y sillas voladoras, que bien merecen una visita aunque no se pretenda disfrutar de la adrenalina. (Psst: recuerda consultar las fechas de apertura y precios antes de viajar si no quieres llevarte una sorpresa). Cenar algo en alguno de sus restaurantes y pasear por sus calles iluminadas será el colofón a una noche perfecta.

Lo más popular

10.00 h

Después del exhaustivo recorrido del día anterior, proponemos una segunda jornada más relajada donde cambiaremos el paso firme por los pedales para descubrir las zonas verdes de Copenhague. Tras deleitarnos con los desayunos de Atelier September (su tostada de aguacate se ha convertido en un básico) ponemos rumbo a los Jardines del Rey, uno de los numerosos pulmones verdes de la ciudad donde se encuentra el Castillo de Rosenborg, sede de las joyas de la Corona danesa. Si esta explosión primaveral te sabe a poco, a escasos metros podrás deleitarte con las más de 13.200 especies de plantas que se concentran en su jardín botánico.

13:00 h

Como probablemente comiencen a rugir los estómagos, sugerimos hacer parada en el mercado de Torvehallerne para comprobar por qué es uno de los puntos más vibrantes de la ciudad. Entre sus más de 60 puestos podrás saborear algunos de los platos más icónicos de la gastronomía danesa, como pescado fresco, 'porridge', chocolate y todo tipo de snacks locales. Si la aglomeración te supera, improvisa un picnic en el parque y disfrutar del tentempié a los pies de alguno de sus lagos.

15:00 h

Para bajar semejante manjar, cogeremos la bici (apenas tres kilómetros) hasta el barrio de Christianshavn, visita más que obligada debido al espíritu bohemio que desde hace décadas inunda sus calles. Es aquí donde daremos con un rincón tan inesperado como magnético: la Ciudad libre de Christiania. En esta comuna autogobernada que comenzó como un experimento social, conviven aproximadamente mil personas… y otros miles de turistas curiosos que se acercan cada día. Sus murales, su eclecticismo, sus galerías de arte y sus restaurantes 'eco' te conquistarán, así que perderte entre sus calles hippies y setenteras será la mejor recomendación que podamos darte. Eso sí, atenta a la lista de normas al entrar: hablar por el móvil o hacer fotos está prohibido.

18:00 h

No podrás despedirte de Copenhague hasta que no conozcas su Ópera. Siguiendo la estética vanguardista que caracteriza a otras óperas escandinavas como la de Oslo, su iluminación la convierte en un 'must' al caer la noche. ¿Por qué no disfrutar de alguna obra si el calendario lo permite?

20:00 h

Como broche final (un día es un día) proponemos explorar alguno de los 24 restaurantes con estrella Michelin que se concentran en la capital danesa. Tras el cierre del mundialmente conocido Noma, su propuesta 'pop up' Under the Bridge ofrece una experiencia exquisita y singular. Eso sí, no te dejes engañar por lo de 'pop up': el menú ronda los 170 €.

Por todas estas razones, Copenhague se presenta como el destino ideal para descubrir en un fin de semana. Su variedad cultural, su gastronomía puntera y sus pintorescas calles te llenarán de vida, así que, ¿por qué no romper con la rutina viajando a la perla danesa?

More from Elle: