Destinos en los que siempre brilla el sol

Si aún tienes síndrome post vacacional, esta es tu mejor medicina: planea tu próxima escapada.

Si eres de los que echa de menos las vacaciones en la playa y crees que no vas a ser capaz de aguantar todo el invierno pasando frío, ¿por qué no planeas una escapada a algún lugar en el que el sol no deja de calentar? Cerca del Ecuador tienes múltiples destinos, te enseñamos nuestros 10 favoritos en los que como mucho tendrás que ponerte una rebeca por las noches.

Publicidad

La Habana

Viaja en el tiempo en la ciudad que parece anclada en el pasado con sus coches de los años 50 y sus coquetas casas de colores. En invierno sus calles siguen llenas de vida y ritmo cubano porque la temperatura media no baja de los 22º. No querrás volver después de disfrutar de un agradable atardecer en El Malecón.

Filipinas

El sol siempre brilla en Filipinas, pero no con la misma intensidad cada mes del año. De marzo a junio es cuando se alcanzan las temperaturas más extremas y de julio a septiembre es la temporada de tifones y a pesar de las lluvias la temperatura sigue siendo cálida. Por lo que la mejor época para viajar a este país de playas paradisiacas es precisamente la que viene, cuando el sol brilla a todas horas pero el calor no es agobiante.

Publicidad

Miami

Un clima subtropical y bastante suave con temperaturas agradables y mucho sol durante todo el año, así es Miami. Es una de las ciudades más soleadas de Estados Unidos por lo que podrás tirarte en la arena para ver a los surferos de South Beach, pasear por 'Little Havana' en tirantes, recorrer sus tiendas a cualquier hora del día o disfrutar de su famosa vida nocturna sin preocuparte por el frío en ningún momento del año. Es el trópico al estilo americano.

Costa Rica

No es de extrañar que Costa Rica siempre ocupe uno de los puestos más altos en el ranking de los países más felices del mundo, y es que allí siempre es verano. La diferencia máxima de temperatura entre los meses más calientes y los más fríos, no llega a ser mayor de 5° C. El único cambio estacional se debe a su clima tropical, que atrae lluvias durante los meses de mayo a octubre, pero no te preocupes porque estas caen por la tarde/noche y durante el día brilla el sol.

Publicidad

Bangkok

La temperatura media más baja que se registra en Bangkok es de 25ºC durante el mes de diciembre. En la capital de Tailandia el verano empieza el día 1 de enero y no termina hasta la noche de fin de año, por lo que cualquier fecha es buena para ir a conocer su frenético ritmo de vida nocturno, su enorme oferta 'gastro' tan de moda actualmente, las playas más cercanas a la ciudad o el espectacular Wat Arun, que curiosamente significa 'templo del amanecer' pero es el atardecer el momento ideal para verlo.

Jamaica

Jamaica tiene un clima cambiante según se recorre la isla, mientras que en la orilla del mar las precipitaciones son escasas según nos adentramos en el interior las temperaturas van bajando con la altitud. Sus playas orientales recogen más lluvias, por lo que te recomendamos la zona oeste de la isla, cálida durante todo el año y con una ligera variación de temperatura entre su invierno y su verano. Enamórate de las increíbles playas jamaicanas y deja que el espíritu reggae de la isla te invada en cualquier momento.

Publicidad

Marrakech

Si quieres volver al verano al estilo de 'Las mil y una noches' te recomendamos una escapada a Marrakech. Con un clima seco y una temperatura media anual que ronda los 20º es la ciudad perfecta para rescatar unos días de verano, en los que podrás visitar el gran zoco en manga corta por la mañana y descubrir las maravillas árabes con algo de abrigo por la noche.

Honolulu

¿Quién no ha soñado alguna vez con tumbarse junto a las palmeras de la playa de Waikiki? Su clima es muy constante a lo largo del año y el sol es el protagonista cada día en esta cuna del surf. La arena fina, los hoteles de lujo, las costumbres hawaianas, los collares de flores, la cercanía de su gente y el calor constante hacen de Honolulu una de las ciudades más deseadas del mundo.

Publicidad

Río de Janeiro

En la capital brasileña los veranos son cálidos y los inviernos tibios, y los meses más calurosos son enero y diciembre. Para viajar a Río de Janeiro no es imprescindible fijarse un mes concreto del año, porque prácticamente cada día brilla el sol. El Cristo de Corcovado, Copacabana, Ipanema, el Pan de Azúcar, las favelas o el Sambódromo están esperando que los visites y siempre los encontrarás en las mismas condiciones. Mete algún bikini y vestidos ligeros, ya tienes la maleta lista.

Canarias

Y si no puedes viajar tan lejos en busca del sol siempre puedes escaparte al eterno verano español, las Islas Canarias. Cada una de las islas tiene lugares mágicos en los que perderse que van más allá de sus increíbles playas, por lo que después de una mañana en la arena bronceando tu piel puedes dedicar el resto del día buscando esos rincones, montando en camellos por sus dunas, relajándote en el hotel o comiendo unas ricas 'papas arrugadas' con mojo. Siempre con el sol de testigo.