La ruta canadiense de los príncipes George y Charlotte

Estos son los impresionantes lugares que visitarán en su viaje los Duques de Cambridge.

Canadá recibe a la familia del nieto de Isabel II, la Reina de país. No, no ha sido un error. La monarca más longeva del mundo es la Jefe de Estado de los canadienses (además de Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Barbados, Bahamas y otros 9 estados más gracias a la Commonwealth). Por eso, los Duques de Cambridge han sido recibidos con honores en este viaje oficial, el segundo que realizan este año tras su visita a India y Bután el pasado de mes de mayo, cuando ambos posaron delante del Taj Mahal en una pose muy parecida a la protagonizada por su madre Lady Di en 1992.

Vancouver, Victoria, Bella Bella, Haida Gwai, Kelowna, Whitehorse y Carcros son los destinos elegidos por Guillermo, Kate y los pequeños George y Charlotte, en el que es el primer viaje oficial de la pequeña princesa. Como no queremos perdernos ni una de sus monerías, hemos hecho una ruta con ayuda de TripAdvisor para descubrir estas ciudades de la Columbia Británica y Yukon junto a ellos. Eso sí, con un presupuesto para todos los bolsillos, que Canadá es un destino fantástico para pasar unas vacaciones en familia sin gastarnos demasiado.

Publicidad

Victoria, Columbia Británica

Sigue siendo una de las ciudades más británicas de Norteamérica, pero en Victoria hay mucho más que salones de té, tiendas de antigüedades y galerías (aunque hay un montón de ellos). Impulsada por la generación más joven, en la ciudad han surgido una colección de tiendas interesantes, cafeterías auténticas y restaurantes únicos. También tiene más rutas en bicicleta que cualquier otra ciudad canadiense… así que una buena forma para explorar la ciudad es alojarse en el Hotel Zed por unos 95 euros la noche donde cuentan con un servicio de bicicletas gratuito (además de piscina cubierta). Si nos cansamos de darle a los pedales, podemos recorrer el Beacon Hill Park en un coche de caballos al más puro estilo real y con un guía que te contará la historia local por 21 euros la hora. Acabamos con una cena en el The Tapa Bar recordando que los pescadores vascos ya llegaron a estas lejanas tierras allá por el siglo XVI.

Vancouver, Columbia Británica

En sus 150 años, Vancouver se ha convertido en una ciudad cosmopolita con una gran diversidad cultural. La ciudad cuenta con montañas nevadas, bosques frente al mar, playas urbanas, historia olímpica y el puente colgante más alto del mundo. A eso se suma el paseo marítimo más largo del planeta, el Seawall, que tiene nada menos que 28 kilómetros para recorrer en bici de la mano del Bike Tour of Downtown Vancouver and Stanley Park: tres horas que comienzan en el West End, pasando a través del centro paralelo a la orilla del Coal Harbour hasta llegar a Stanley Park, un parque tan grande que cuenta hasta con selva tropical (sí, en Canadá). Ese contraste también se nota en la gastronomía: uno de los restaurantes más populares de la ciudad es Le Cocodrile, donde podrás probar la carne de reno al sofisticado estilo francés. Aprovechamos la tarde para ir de compras por el centro de Vancouver, por la Robson Street y el barrio de Gastown, que están muy cerca de nuestro hotel: el YWCA Hotel Vancouver.

Publicidad

​Bella Bella y el Bosque Lluvioso Great Bear, Columbia Británica

Bella Bella es un pueblo situado en la isla de Campbell en la región central de la costa de la Columbia Británica y es conocido por ser el hogar de los Heiltsuk, los indígenas de la región. Como un Hailsuk te sentirás en el Shearwater Lodge, un resort diferente donde las principales atracciones son la pesca del salmón y el avistamiento de osos en el Bosque Lluvioso Great Bear. De hecho, es el único lugar en el mundo donde se puede ver el oso Kermode, una subespecie del oso negro que destaca por su pelaje blanco.

Kelowna, Columbia Británica

Situado en el soleado Valle de Okanagan, Kelowna ofrece algo para todos los gustos: desde jugar al golf, relajarse en la playa o explorar un sendero natural. Incluso hay tres grandes estaciones de esquí a una hora en coche sí es lo que te gusta. George y Charlotte podrán conocer al "primo" de  Nessy, ya que en esta región está el Lago Okanagan con su propio monstruo marino, llamado Ogopogo. En realidad se trata de un impresionante lago rodeado de viñedos y cervecerías que se pueden visitar en el Okanagan Craft Distillery y Brewery Bike Tour. Para bañarnos, mejor en la piscina cubierta del Comfort Suites Kelowna que cuenta con un divertido tobogán para los más pequeños de la casa. El precio medio por noche es de 104 euros. Os recomendamos probar la comida tailandesa del Basil Leaf Asian Fusion Restaurant, con especial mención a su Laksa, una sopa de noodles muy condimentada que te quitará todo el frío de un plumazo.

Publicidad

Whitehorse, Yukón

Cambiamos de región para conocer la ciudad de Whitehorse, la capital de Yukón. La región cuenta con una naturaleza exuberante y la famosa carrera anual de trineos de perros en Yukon Quest. Ubicado en las orillas del famoso río Yukon, Whitehorse se denomina la Ciudad Desierto, aunque esté rodeada de montañas y lagos de aguas cristalinas. Uno de ellos es Lago Esmeralda, así denominado por el color de sus aguas verdosas, resultado del reflejo de la luz solar sobre un carbonato de calcio blanco que se asienta en el fondo del lago. Un lugar increíble para hacer una y mil fotos y subirlas a Instagram cuando lleguemos a la cabaña, porque vamos a pasar la noche en Sundog Retreat observando por si el cielo nos regala una bonita aurora boreal. No te pierdas tampoco el Miles Canyon, la Reserva Natural de Yukon o el barco de vapor S.S. Klondike anclado a orillas del río.

Carcross, Yukón

Situado al sur de Whitehorse, el pueblo de Carcross fue originalmente llamado Caribú Crossing por los mineros que habían llegado a este punto de unión de los lagos Tagish y Bennett en ruta a los campos de oro de Klondike. El pueblo es parte de la historia de la fiebre del oro y de la cultura de las Primeras Naciones Canadienses aborígenes. Curiosamente, a un kilómetro al norte de Carcross, está el desierto más pequeño del mundo. Los 640 acres de arena una vez fueron el fondo de un lago glacial, pero cuando el lago se secó, el "desierto" fue el resultado. Los fuertes vientos que llegan desde el cercano Lago Bennet mantienen la arena en constante cambio, que hace que sea difícil que otras plantas distintas al alpino torcido y kinnikinnick crezcan. Para alojarte, el Spirit Lake Wilderness Resort te hará sentir como en casa por 77 euros la noche. La oferta culinaria no es muy amplia pero en The Bistro on Bennett tienes a tu disposición un interesante menú vegetariano.

Publicidad

​Haida Gwaii, Columbia Británica

Volvemos a la Columbia Britíanica, a Haida Gwaii, más conocida como las Islas Reina Charlotte o "las Charlottes". El lugar perfecto para que la Princesa Charlotte finalice su primer viaje oficial. Aproximadamente la mitad de su población se compone de gentes Haida, indígenas de la región. El área es bien conocida por su amplia mezcla de paisajes y vida animal, bosques lluviosos y playas. Aquí se puede visitar SGang Gwaay, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y un auténtico ejemplo de lo que es un pueblo de las naciones originarias de Canadá. Como nos hemos propuesto ahorrar, hoy toca hacer un poco de camping en plena naturaleza en Hiellen Longhouse Village. No te fíes de la apariencias: el Sherri's Gas Bar and Grill parece una gasolinera por fuera pero esconde las mejores hamburguesas de pescado de la zona. Prueba la de salmón o la de fletán y ya nos contarás.