Alternativas 'low' a destinos 'deluxe'

Cada año, cuando llega el verano, te pasa lo mismo: miras el calendario y ves que se acercan tus ansiados días de vacaciones, invadiéndote una sensación agridulce. Por un lado, te mueres de ganas de cerrar tu ordenador en las próximas tres semanas. Por otro, sabes que el viaje que has preparado te va a dejar sin los ahorros de todo el año.

En 2017, eso se tiene que acabar. La mayoría de los destinos exclusivos que se anuncian como tales, tienen un (casi) homólogo en otra parte del mundo, y a un precio mucho más asequible. En colaboración con Skyscanner, te presentamos 10 destinos caros y sus alternativas baratas para viajar en 2017

Publicidad

Bora Bora vs. Islas Baleares

Conocida como la "Perla del Pacífico", Bora Bora está considerada como la isla más bonita del mundo. La economía de esta isla - perteneciente a la Polinesia francesa - depende únicamente del turismo. Por estas razones, han subido los precios a límites de exclusividad absoluta. Pero, ¿estás buscando islas de aguas paradisíacas y gran belleza natural? Las Baleares poco tienen que envidiar a Bora Bora. Y comparemos gastos:

Bora Bora: un vuelo a Bora Bora prácticamente descarta el viaje, con precios entre 5.000 y 6.000 euros. Los 'resorts' también son realmente caros.

Baleares: un vuelo a Baleares puede llegar a costar tan solo 40 euros. Encontrarás alojamiento más que decente por 30-50 euros la noche.

Desierto de Gobi (Mongolia) vs. Sahara marroquí

El desierto del Gobi es una de las regiones áridas más grandes del mundo. Situado entre China y Mongolia, ha sido uno de los destinos más románticos y preferidos por los viajeros que buscan la aventura primigenia del viajar. Sin embargo, ubicado mucho más a mano, tienes el Sáhara, otro desierto que invita a la épica y al viaje a las profundidades de uno mismo. La puerta de entrada más cercana que tenemos es Marruecos. Comparemos:

Desierto del Gobi: un vuelo a Ulán Bator (Mongolia) suele costar entre 600 y 800 euros. Para adentrarte en el desierto hay distintos tours a muy variados precios.

Desierto del Sáhara: hay vuelos a varias ciudades de Marruecos desde precios tan bajos como 40-50 euros. Después hay que buscar transporte terrestre al desierto, existiendo un gran número de compañías que se dedican a ello.

Publicidad

Islas Fiyi vs. Islas Cícladas

El turismo es la principal fuente de ingresos de Fiyi, un estado habitado por menos de un millón de personas y cuyas islas paradisíacas son de las más famosas del planeta. Sin embargo, lo que te va a costar llegar hasta allí combinado con el caro alojamiento existente, hará que te replantees mejor las cosas. Una opción más que válida es viajar a las Islas Cícladas, en Grecia. Míkonos, Naxos, Paros y Santorini son solo algunos de los nombres que evocan preciosas playas, pintorescos pueblos, excelente gastronomía y mucho más. Además, con la crisis en la que sigue sumida Grecia, los precios son mejores que hace unos años. Comparando los gastos principales:

Fiyi: El precio de un vuelo a Fiyi se mueve en el rango de 1.200-1.500 euros. Los hoteles en los resorts medios se pueden encontrar por unos 80-150 euros.

Atenas: un vuelo puede costar entre 100-200 euros, mientras que el alojamiento es muy variado y hay cosas decentes con precios comenzando en los 20 euros.

Kenia vs. Senegal

Kenia es uno de los destinos preferidos en África. La naturaleza es poderosa aquí y son muchos los viajeros que sueñan con realizar un safari por parques tan míticos como el Masai Mara o ascender el Monte Kenia. Sin embargo, hay vuelos muy asequibles a otra bella zona de África. En el oeste del continente te espera Senegal. Las playas del famoso Lago Rosa - donde antiguamente finalizaba el duro Rally Dakar - reservas de fauna y flora, la colorida Dakar… Comparemos:

Kenia: con un poco de suerte puedes encontrar ofertas a precios que rondan los 300-400 euros. Aunque el coste de la vida en general no es caro, realizar actividades turísticas en Kenia sí lo es.

Senegal: hay vuelos directos a Dakar desde Madrid y Barcelona, pudiendo conseguirlos por unos 350 euros. Las visitas organizadas son mucho más económicas que en Kenia.

Publicidad

Londres vs. Madrid

La capital inglesa tiene el aura de ciudad cosmopolita, cool y donde siempre hay algo que hacer. Sin embargo, Madrid no tiene nada que envidiarle. Museos, parques, historia, edificios impresionantes, una de las mejores vidas nocturnas de Europa… Y todo a mucho menor precio. Para empezar, no tienes que volar.

Londres: un vuelo a Londres puede costar entre 60 y 200 euros. Una noche en un hotel decente no baja de 100 euros.

Madrid: casi desde cualquier punto de España no es necesario volar. Hay buenos hoteles céntricos por unos 40-80 la noche.

Oslo vs. Riga

Una persona muy sabia sugirió una vez que el célebre pintor noruego Edvard Munch habría pintado su famoso cuadro El grito, inspirado en el momento en el que le trajeron la cuenta del café en un bar de Oslo. No sería extraño. Oslo es una ciudad extremadamente cara. Si quieres disfrutar de una hermosa ciudad de aquellas latitudes por mucho menos dinero, viaja a Riga. Gente guapa, un bonito casco histórico, buena fiesta y playas del Báltico a menos de 20 minutos en tren. Comparando gastos:

Oslo: el vuelo a Oslo puede costar entre 80 y 120 euros. Es lo único en que bate a Riga. Una noche en un hotel 3-4 estrellas no sale por menos de 100 euros y el coste de la vida en general es prohibitivo, comparado con la capital letona.

Riga: el vuelo a Riga suele estar entre los 150 y 300 euros. En el centro de la ciudad, puedes alojarte en un 4 estrellas con todas las comodidades por 30-50 euros la noche.

Publicidad

Fernando de Noronha (Brasil) vs. Madeira

Si te apetece hablar portugués mientras disfrutas de playas y paisajes de ensueño, rodeado de las aguas del Atlántico, la reserva natural brasileña de Fernando de Noronha es una de las mejores opciones del mundo. Pero es caro. Una alternativa muy plausible es viajar a Madeira. Vida tranquila y muchas opciones de turismo de naturaleza. Comparando:

Fernando de Noronha: el vuelo desde Madrid nos saldrá por unos 1.100 -1.400 euros. El alojamiento en la isla es carísimo, con nada decente que baje de los 150-200 euros. Todo allí es caro, al tratarse de una reserva natural.

Madeira: volar a Madeira (Funchal) te costará unos 125-200 euros. Tendrás la oportunidad de alojarte en un 4 estrellas por unos 70-90 euros.

Dubái vs. Oman

¿Una ciudad llena de lujos levantada en mitad del desierto? Cuando llegues a Dubái verás que existen dos tipos de gente muy diferenciada: los autóctonos, que gozan de todo tipo de comodidades, y los extranjeros, que trabajan en lo que pueden y sueñan con el día en que podrán volver a sus países de origen. Si a pesar de ello, estás interesado en visitar este templo del aire acondicionado, su coste de la vida te quitará las ganas de hacerlo. Omán, a poca distancia de Dubái, es un lugar con mucho más corazón y autenticidad, además de ofrecer precios mucho más económicos. Comparemos:

Dubái: el precio del vuelo a Dubái está entre 300 y 400 euros. Los hoteles son realmente caros y el coste de la vida es muy alto.

Omán: apenas hay diferencia en el precio del billete, ya que un vuelo a Omán cuesta entre 350 y 450 euros. En alojamiento y manutención es donde encontrarás la diferencia. Pero, sobre todo, es un lugar con mucha más alma.

Publicidad

Viena vs. Budapest

La Viena Imperial es un destino atractivo que no se encuentra muy lejos de España. Sin embargo, el coste de vida en la capital austríaca es bastante elevado, comparado con los estándares que tenemos en nuestro país. Una alternativa mucho más económica para poder disfrutar de arquitectura, historia y belleza natural en las mismas proporciones que Viena, es Budapest.

Viena: hay vuelo directo a Viena desde Madrid por unos 150 a 250 euros. Un hotel céntrico y de calidad no baja de los 100 euros en fin de semana.

Budapest: el vuelo es operado por varias compañías de bajo coste, encontrando precios entre los 60 y 150 euros. Se puede conseguir buen alojamiento por 40-60 euros.

Disneyland Orlando vs. Disneyland París

El imperio de Walt Disney sigue más vivo que nunca. Sus parques temáticos ya se encuentran en distintos países del mundo. El parque de Orlando (Florida) es una inmensa oda al entretenimiento orquestada por el mítico Mickey Mouse. Sin embargo, aunque las dimensiones son mucho menores, Disneyland París también puede valer para hacer realidad los sueños de los más pequeños de la casa. Haciendo números:

Orlando: un vuelo a Orlando puede costar entre 600 y 700 euros. Una vez allí, puedes optar a paquetes de alojamiento y entradas a precios muy variados, pero todos algo caros.

París: un vuelo se puede llegar a conseguir a partir de los 100 euros. En cuanto al alojamiento y entradas, lo cierto es que tampoco hay mucha diferencia con los precios de su hermano americano.

More from Elle: