Fotos aéreas: el mundo desde arriba

Todos hemos soñado alguna vez con emular a Ícaro. Os invitamos a sobrevolar el Planeta Azul guiados por la magia del fotógrafo Benjamin Grant, que ha capturado el impacto del hombre en la naturaleza. ¡Abrochaos los cinturones!

Publicidad

Lago Oroville (Estados Unidos)

Los barcos se mecen casi de forma imperceptible sobre las tranquilas aguas del Lago Oroville (Estados Unidos). La persistente y preocupante sequía que asola durante los últimos años el condado californiano de Yuba ha reducido el espacio habitual de anclaje y muchas casas flotantes de este área recreativa -especializada en deportes acuáticos- se han visto obligadas a trasladarse a tierra firme.

Publicidad

Lisse (Holanda)

Los matices de la primavera en este pedacito de tierra son absolutamente arrebatadores. Encontrarás esta tapiz multicolor en Lisse (Holanda), pero tienes que programar tu viaje entre marzo y mayo, cuando se produce la eclosión de los tulipanes. En esta población se encuentra el Parque de Keukenhof, donde cada año brotan más de 7 millones de bulbos que se distribuyen por todo el mundo. Son indescriptibles las sensaciones que encontrarás, un festival único de perfumes y tonalidades.

Publicidad

Marabe Al Dhafra (Emiratos Árabes Unidos)

Sobrenaturales esta pluscuamperfecta distribución de viviendas en Marabe Al Dhafra (Emiratos Árabes Unidos). A veces la temperatura alcanza los 50ºC, así que los moradores de estos dos millares de villas buscan opciones de ocio como sumergirse en las cercanas aguas del Golfo Pérsico, vivir nuevas experiencias conduciendo en 4x4 por las dunas del desierto, visitar Camel Ranches o acudir al circuito de Al Wathba para apostar en las carreras de camellos.

Publicidad

Jacksonville (Estados Unidos)

Cruce de caminos insólito e inteligente para unir dos autopistas en Jacksonville (Estados Unidos). A vista de pájaro parece un símbolo élfico: pero no, la intersección es una concienzuda obra de ingeniería. Los terrenos húmedos de esta zona de Florida, unidos a la frecuencia de huracanes, llevaron a diseñar vías circulares que no ganaran demasiada altura. También tiene sus detractores, pues si confundes el sentido de la ruta resulta harto complicado volver al punto de partida.

Publicidad

Desierto de Nevada (Estados Unidos)

Esta ciudad efímera resurge cada verano en el Desierto de Nevada (Estados Unidos) desde hace tres décadas. La celebración de Burning Man transforma este paisaje árido durante una semana en un evento frenético e irrepetible, un experimento sociológico basado en la cooperación que atrae a más de 70.000 almas dispuestas a soportar 40ºC. En este festival multicultural todos suman y cada burner se convierte en una superestrella. El desenfreno finaliza con un ritual que carboniza una figura con forma humana.

Publicidad

Nueva York (Estados Unidos)

Central Park es de paso obligado si viajas a Nueva York (Estados Unidos). El lago preside esta extensión de 3,41 km2 y cambia el ritmo del ajetreado Manhattan. Es una buena idea acercarte hasta la colina que corona el Castillo Belvedere, desde aquí se obtiene una impactante panorámica de su cinematográfico skyline. Cerca se encuentra el Jardín de Shakespeare, muy frecuentado por los newyorkers por su placidez, aunque también merece la pena el bosque The Ramble. Lo mejor para no perderse las múltiples opciones del parque es bajarte su app gratuita o apuntarse a alguno de los tours guiados.

Publicidad

Laguna de Shadegán (Irán)

El cauce del río Jarahi alimenta la Laguna de Shadegán (Irán). Estas aguas fluviales acunan pequeños poblados de gente muy humilde que habita modestas casas de caña (mozifs), sobrevive al pastoreo de los búfalos de agua y del comercio entre canales. En torno a la laguna se han desarrollado diversos hábitats, donde conviven más de 150 especies de aves y medio centenar de mamíferos. Desde el satélite, este paisaje asemeja una raíz con múltiples bifurcaciones. Es un territorio pleno de vida y rodeado por estériles salinas, aunque con cierto halo romántico que le permite autodenominarse la Venecia iraní.

Publicidad

Barcelona (España)

El urbanismo de Barcelona (España) es un ejemplo planetario. El diseño de Ildefons Cerdà (en 1860) amplió las intesecciones, inundó de luz las calles y promovió su ventilación. Ahora, la Ciudad Condal quiere apostar por las superislas para permitir que las manzanas se reactiven con el paso de peatones y se reduzcan las vías destinadas al tránsito de vehículos de motor. Esta iniciativa ha sido muy celebrada por diarios internacionales como The New York Times y The Guardian. 

More from Elle: