Lejano Oriente, la gran tendencia en cruceros para 2017

"Un viaje de diez mil kilómetros empieza por un solo paso", dice un antiguo proverbio chino; quizás éste sea el primer paso para embarcarte en un viaje alucinante que te llevará a rincones mágicos, experiencias únicas y mares desconocidos. El Lejano Oriente es el destino predilecto de los cruceristas para el 2017.

Según la CLIA (Cruise Lines International Association), los cruceros en Asia han aumentado un 43% en 2016 y cada día son más las grandes compañías que flotan sus navíos desde los puertos de Singapur, Hong Kong, Bangkok o Ho Chi Minh. Te contamos cuáles son los lugares que no puedes dejar de visitar en tu travesía por los mares más exóticos.

    Publicidad

    Hong Kong (China)

    Todos los caminos llevan a Roma y todos los cruceros asiáticos salen de Hong Kong. Ninguna de las dos afirmaciones es cierta pero cabe destacar que la excolonia británica (bajo dominio chino desde 1997 pero con ciertas idiosincrasias) se ha convertido en el puerto más activo para las cruceros internacionales. 

    Los meses de invierno son especialmente atractivos para visitar Hong Kong, sobre todo porque la temperatura suele ser agradable y no hay peligro de tifones. Además, los barrios Mong Kok, Causeway Bay y Tsim Sha Tsui se engalanan con las Fiesta de Invierno (similar a la Navidad) y los horarios de sus tiendas se amplían para ofrecer las mejores rebajas.  Para tener las mejores vistas de la bahía de Hong Kong, nada como subir en funicular al Pico Victoria. Comparte nombre con el puerto más importante para los cruceristas, desde donde puedes ir a Australia o a Japón o de excursión con Costa Cruceros, que te lleva por los mercados tradicionales de New Kowloon, a la Isla de Lantau o al Monasterio de Po Lin, donde se erige la gigantesca estatua del Gran Buda Tian Tan, de 34 metros de altura.

    Bahía de Halong (Vietnam)

    'Ha long' significa "dragón descendiente" y es que por la Bahía de Halong en Vietnam parece que ha pasado un animal de tamaño desproporcionado y ha dispersado miles de islas calizas sobre las aguas esmeralda del golfo de Tonkin... y aún se dice que ahí reside una enorme bestia marina llamada la Tarasca, por si te la cruzas.

    Patrimonio de la Humanidad desde 2012, sus islas reciben nombres insólitos como Voi Islet (elefante), Ga Choi Islet (gallo de pelea) o Mai Nha Islet (techo) dependiendo de sus formas, o lo que éstas inspiraban a los pescadores del lugar. Gracias a su cercanía con Hong Kong, es uno de los lugares predilectos de los cruceros asiáticos, como el de Silversea de 14 días que recorre los principales puertos de Vietman hasta llegar a Singapur.

    Publicidad

    Busan (Corea del Sur)

    La noche cae sobre Busan, la segunda ciudad de Corea del Sur, por detrás de Seúl. Es el lugar de vacaciones de verano típico de coreanos y japoneses, con playas como las de Haeundae, la más extensa, Gwangalli, con vistas al magestuoso puente, o  Songdo, la primera playa pública de Corea que fue abierta por los japoneses a principios del s XX.

    Pero Busan ofrece mucho más: Heoshimcheong Spa es el spa más grande de todo Asia, el mercado de Jagalchi con todo tipo de pescados para degustar ahí mismo, el templo de Beomeosa donde además se puede pasar una noche, las discotecas del barrio de Seomyeon... Ponant dispone de un trayecto de Maizuru (Japón) a Kobe (Japón) de 8 noches con una única escala en Corea del Sur, precisamente en el puerto de Busan. 

      Islas Komodo (Indonesia)

      Muchas son las leyendas de dragones en el sudeste asiático, pero para ver dragones de verdad hay que ir a las Islas Komodo, en Indonesia. En un archipiélago de las islas menores de Sonda viven los dragones de Komodo y, aunque no echan fuego ni vuelan, sí que son los mayores reptiles del mundo y su mandíbula no es como para andarse con tonterías. Miden hasta 3 m de largo, pueden pesar hasta 135 Kg y pueden vivir 100 años.

      Mucho más relajada estarás en la Pink Beach, para los locales Pantai Merah, una de las playas más hermosas (y románticas) del mundo. El truco: su color rosa viene de unos animales microscópicos llamados foraminíferos, que producen el pigmento rojo en los arrecifes de coral. Cuando los pequeños fragmentos de coral rojo se combinan con la arena blanca, se produce ese suave color rosa pastel que queda de maravilla en las fotos de Instagram. Para visitarla, cogeremos un crucero de 16 días la compañía Seaburn en Benoa (Bali) con escalas en Lembar y Komodo (Indonesia) y destino final Sidney.

      Publicidad

      Monte Fuji (Japón)

      El Monte Fuji es el símbolo nacional de Japón, que en realidad es un cono volcánico perfectamente simétrico e inactivo desde 1707. Su nombre deriva de la fushi, la palabra nipona para expresar la inmortalidad y las leyendas en torno a sus poderes se suceden. 

      Hay muchas formas de conocerlo (incluso se puede escalar), pero nosotros te proponemos que navegues por el lago Ashi, que ofrece una de las mejores panorámicas de la postal más típica de Japón. Descubre el Monte Fiji, la capital Tokio y otras ciudades de Japón con el crucero de 11 noches que Celebrity Cruises propone con escalas en Kobe, Nagasaki o Aomori.

      Road to Mandalay (Myanmar)

      Los secretos de Myanmar (antigua Birmania) nos son revelados por su principal arteria de comunicaciones, el río Irawadi. La ruta más conocida es Road to Mandalay, un viaje en el tiempo a la época colonialista a bordo de un crucero fluvial operado por el grupo Orient-Express, experto en travesías insólitas con toda clase de lujos.

      Desde la antigua ciudad real de Mandalay y hasta Bagan, que posee más de 5,000 templos budistas, el Irawadi nos muestra los encantos de un país lleno de espiritualidad donde vivir nuevas sensaciones. El propio George Orwell, que sirvió en la policía colonial inglesa, decía que este río brillaba "como si arrastrara diamantes". 

      Publicidad

      Phang Nga (Tailandia)

      Un lugar de película. Roger Moore se metía en la piel del agente 007 en 'El hombre dela pistola de oro' (1974)  y llegaba hasta la Bahía de Phang Nga, donde está la isla de Ko Tapu, también conocida como la Isla de James Bond

      No hace falta que tengas licencia para matar, con que tengas para navegar por los mares tailandeses podrás disfrutar de un paisaje completamente singular donde hacer expediciones en kayak por las diversas cuevas o descansar en la arena de las playas de Khao Lak. El velero de cuatro mástiles de Star Clipper te llevara durante ocho noches desde Singapur a Malacca (Malasia), Phang Nga, Ko Hong, Ko Miang o las Islas Surin para acabar tu periplo en Phuket.

      Langkawi (Malasia)

      Cuenta la leyenda que a una joven y hermosa dama llamada Mahsuri se casó con un valiente guerrero de Langkawi. Cuando éste tuvo que irse a la guerra, Mahsuri se hizo amiga de un joven viajero llamado Deraman. La esposa del jefe de la aldea, celosa de la belleza de Mahsuri, extendió el rumor de que la joven era infiel.  Mahsuri se declaró inocente, pero nadie le creyó y fue ejecutada por adultera. Con su último aliento, Mahsuri maldijo a Langkawi a tener siete generaciones de mala suerte. Hoy, muchas más generaciones después, el mausoleo de Mahsuri es lugar de peregrinaje para los habitantes de las islas y punto de encuentro con los turistas que se sienten atraídos por la belleza natural de estas 99 islas de Malasia.

      Un poco de leyenda y mucho buceo en el parque marino Pulau Payar, que ofrece al viajero alargadas playas de arena blanca y aguas cristalinas junto a exuberantes bosques lluviosos y exótica vegetación. El parque incluye un jardín subterráneo de coral, donde puedes nadar y bucear con snorkel entre los peces multicolores. RoyalCaribbean  tiene un crucero para pasar cuatro noches con salida en Singapur y escalas en Kuala Lumpur y Langkawi.

      More from Elle: