Hoteles en las montañas


Olvídate de los torneos de fútbol de tus hijos y de apagar fuegos a última hora. Antes de que te quemes, reserva en uno de estos resorts, con montañas por frontera, donde tu mente por fin se fundirá en blanco.

Publicidad

Momentos de evasión

Nos adentramos en Matakauri, un lujazo ubicado frente al lago Wakatipu, en nuestras Antípodas. La armonía con el entorno asegura una estancia feliz a los clientes, pero también la hospitalidad de sus propietarios, que regalan detalles como la opción de almorzar en cualquier rincón que te apetezca. Este afán de agradar se refleja en su pertenencia al porfolio de Relais & Châteaux.

El interiorismo de Virginia Fisher es todo un acierto, pues nada entre el estilo casual y el chic, además de adornarse con una importante colección de arte en la que se incluyen cerámicas de Pablo Picasso.

Matakauri Lodge. Glenorchy Road, 569. Queenstown (Nueva Zelanda). 

Conexión natural

Este hotelito huele a madera de pino y secuoya, y resulta muy inspirador al encontrarse rodeado por un anillo montañoso del estado de Wyoming. 

Explora este territorio pertrechado para los amantes de los deportes de invierno. Además de las fantásticas pistas para hacer nordic walking, abordarás rutas fotográficas y soltarás adrenalina practicando heliski, pues un helicóptero te ubica en la cima para realizar bajadas por vertientes vírgenes.

Tu radar viajero capta hasta la más mínima percepción y será capaz de detectar en este rincón toda la paz del mundo. Seguro que te ayuda a conseguirla alguno de los programas holísticos del spa. Recupérate de una buena sesión de esquí alpino o de las brazadas en esta sensacional piscina con un energético menú american style.

Amangani. NE Buttle Road, 1535. Jackson (Estados Unidos).

Publicidad

Fuerte personalidad

Esta piscina parece diseñada para hacerse selfies, solo hace falta armarse de valor para salir en traje de baño a temperaturas bajo cero. El estilo arquitectónico de Marcel Breuer acusa trazos Bauhaus, aunque ha sido poseído por el espíritu ecofriendly. Comprenderás el sentido de l'art de vivre plenamente en sus 96 habitaciones con una decoración entre cool y vintage. 

Terminal Neige Totem. Route de la Flain, s/n. Arâches-la-Frasse (Francia).

En las faldas del pirineo

Necesitas un reseteo, hacer un viajecito por necesidad, más allá de presumir de unas vacaciones idílicas en las pendientes leridanas. Martí y Gemma se han esforzado en fusionar piezas de anticuario con diseños contemporáneos para que la armonía impregne los trece cuartos de la masía centenaria. Las exigencias gastronómicas quedan saciadas con las tres gustosas propuestas foodies completadas por los maridajes de Alexandra Vernengo.

La Vella Farga. Ctra. LV-4241, s/n. Lladurs (Lleida).

Publicidad

Una pizca de emoción

Esta propiedad suiza se acomoda en el corazón de Saint Moritz, una de las villas más glamurosas cuando se habla de esquí. 

Las vacaciones de invierno suenan perfectas cuando se acompañan de sesiones wellness, carreras de caballos en la nieve o un brindis con brut de Laurent Perrier o Dom Perignon acompañado por música de piano. 

El lujo continúa en la suite Bernina con el agradable calor de la chimenea y el balcón panorámico.

The Crystal Hotel Saint Moritz. Via Traunter Plazzas, 1. Saint Moritz (Suiza).

Aires románticos

La región de Salzburgo esconde este pintoresco pueblecito dentro de un idílico valle. 

Los detalles salpican sus estancias, pero la calidez humana ofrece momentos únicos como escuchar el diligente roce de los delantales del personal de habitaciones durante su quehacer diario, la expresión del rostro del afinador del piano en plena brega o saborear un excelente vino austríaco seleccionado por la nariz crítica del sumiller.

Haus Hirt. Kaiserhofstrasse, 14. Bad Gastein (Austria).

Publicidad

A la sombra del Mont Blanc

El pico está omnipresente en Megève, un destino de nieve high class. En este precioso hotel son dignos de resaltar detalles como los muros en materiales naturales, el uso eficiente de los recursos y un interiorismo que anhelarás tener en tu hogar. La conciergerie cumplirá todas tus expectativas satisfaciendo deseos mágicos, como tener una botella de champán esperándote en el cuarto o realizar una excursión en un trineo tirado por huskies. Quizá te sobre tiempo, así que déjate llevar por las sensaciones del momento en su coqueto spa o aprendiendo a cocinar junto al chef con productos de las granjas cercanas. Tampoco es mala idea acudir a cenar al pueblecito, a solo cinco minutos a pie, para saborear la exquisita variedad de quesos de esta zona.

Les Fermes de Marie. Chemin de la Riante Colline, 163. Megève (Francia).

Pura creatividad

Siempre emociona pisar nieve virgen o al menos planear un respiro del ajetreo urbano. Y, aunque gusta volver a destinos en los que hemos sido felices, conviene explorar hoteles con un diseño tan ingenioso como cool. 

Aquí no solo impresionan los perfiles montañosos gigantescos envueltos en bruma o nubes. El aroma de la leña consumiéndose en las chimeneas invita a acurrucarse frente a ellas, pero los espíritus más activos estarán encantados de poder trepar por troncos gigantes haciendo boulder vertical indoor, probando el jacuzzi exterior o la sauna, con una panorámica sobrecogedora. Estas mismas vistas se disfrutan desde la Habitación vacía, un concepto interesante, pues solo encontrarás paz, fuego y montañas. El contrapunto son las DJane nights, con música house y copas, de jueves a sábado.

Mama Thresl. Sonnberg, 252. Leogang (Austria).

Publicidad

Con los dolomitas en el horizonte

Coge aire, sumérgete en esta piscina infinity y te asomarás a este balcón de Los Alpes. Aunque no lo parezca, te encuentras muy cerca del punto caliente para la temporada de esquí del Tirol italiano. El arquitecto Matteo Thun aceptó el reto de hacer realidad este sueño ecológico a 1.500 m de altura. El diseño contemporáneo, sus premios tras apostar por la ecología y un spa con tratamientos a base de productos alpinos de gama alta favorecen el clima para crear una experiencia fabulosa.

Vigilius Mountain Resort. Pawigl, 43. Lana (Italia).

Poner foco

Tan importante es hacerlo en la vida como en el tiempo de ocio. El arte de aprender a cuidarse tiene su mejor escuela en Suiza, un país que anualmente rompe los ránkings de calidad de vida. Aquí aterrizamos para mostrarte esta verdadera joya premiada este año como el Mejor Hotel de Esquí del Mundo, con un après ski más que apetecible en su spa, coctelería y un guiño al tapeo español con la propuesta de Sergi Arola: Eat-Hola Tapas Bar.

W Verbier. Médran, 70. Verbier (Suiza). 

More from Elle: