10 escapadas que ya huelen a primavera

Para nuestros antepasados romanos solo había dos estaciones: una muy prolongada llamada veris, compuesta por la suma de lo que hoy llamamos primavera, verano y otoño, y otra estación más breve era el hibernum tempus. El primo vere era el primer verano, cuando comenzabas a disfrutar de las buenas temperaturas, había más horas de sol y los campos estaban cubiertos de flores. Tiempo de dejar de hibernar en casa y empezar a descubrir mundo, porque apetece, porque la primavera la sangre del viajero altera.

Publicidad

El camino de los hombres buenos

En 25 palabras, ¿qué sabes de los cátaros? No hace falta que respondas, mejor conoce la historia de este histórico pueblo del sur de Francia y el norte de Cataluña con la ruta El camí dels Bons Homes

200 kilómetros a pie, en bicicleta o a caballo donde podrás descubrir los castillos y restos de los cátaros en medio de la rica naturaleza pirenaica entre el Santuario de Queralt (Berga- Barcelona) en el Castillo de Montsegur (Ariège- Francia).

El jardín atlántico

Madeira es mucho más que la isla que vio nacer a Cristiano Ronaldo. Conocido como el archipiélago florido, las jacarandas, buganvillas y magnolias perfuman sus jardines y se convierten en las grandes protagonistas en la Festa de la Flor. El centro de Funchal se llena de carrozas con miles de flores de todos los colores en una verdadera alegoría de la primavera.

A diez minutos del centro de la ciudad se encuentra el Melia Madeira Mare, un reducto de tranquilidad con vistas al Océano Atlántico y spa para relajar los cinco sentidos. 

Publicidad

Viaje aromático a la Alcarria

Seguimos los pasos de Camilo José Cela para dejarnos asombrar por los campos púrpuras de lavanda de Brihuega (Guadalajara), conocido como el Jardín de la Alcarria. Poco o nada tienen que envidiar esta zona de La Mancha a la Provenza francesa, el olor de sus plantas aromáticas lo inunda todo.

Precioso a pleno sol y enigmático a la luz de las estrellas, os proponemos pasar una noche entre campos de lavanda en el Hotel Niwa, con un spa que combina las técnicas de masaje orientales con los aceites esenciales originales de la zona, y a una hora de Madrid.

Las flores de la reina

Hace más de 250 años, Lord Capel of Tewkesbury decidió transformar sus terrenos en uno de los jardines más exóticos del sudoeste de Londres. Hoy los Kew Gardens alberga la colección botánica más grande del mundo en sus 121 hectáreas de inmensos jardines e invernaderos. No sólo hay flores: podemos hacernos fotos con la pagoda china de 1761 de 50 metros de altura o visitar el Palacio de Kew, el más palacio real más pequeño de Londres.

Hasta el 5 de marzo se puede disfrutar del Festival de las Orquídeas, una fiesta inspirada la cultura y los colores de La India donde podrás deleitarte con sus enormes exhibiciones florales, pasear por los jardines en un colorido rickshaws (típico transporte de dos ruedas) o disfrutar de una película de Bollywood en plena naturaleza.

Publicidad

Córdoba tiene un olor especial

Aunque hay que esperar hasta mayo para la Fiesta de los Patios de Córdoba, lo cierto es que en los patios de la ciudad del califato se pueden disfrutar durante todo el año, sobre todo en el Palacio de Viana con doce patios diferentes de gran belleza.

Patrimonio de la Humanidad, los patios deben su existencia a la climatología seca y calurosa de Córdoba.  Fueron los musulmanes los que ingeniaron esta estructura de vivienda en torno a un patio, que normalmente tenía una fuente en el centro y en muchas ocasiones un pozo que recogía el agua de lluvia, al que se accedía desde la calle a través de un zaguán y se colocaba vegetación abundante para aumentar la sensación de frescor.

Esencias tropicales en Estepona

Una escapada de lujo al corazón de la Costa del Sol, al Kempinski Hotel Bahía, un 5* Grand Luxe con 45.000 metros cuadrados de jardines subtropicales que harán que te sientas en el paraíso. Observa el Mediterráneo desde la antigua torre Almenara o desde la impresionante terraza de la Suite Royal. 

En sus restaurantes podrás degustar las verduras que ellos mismos cultivan en su huerto ecológico, cuidado con mimo por Alfonso, que explicará a los más pequeños cómo crece un tomate o la transformación de la flor del calabacín hasta dar su fruto.

Publicidad

Romanticismo en Alemania

Bienvenidos a la 'Ciudad de los Siete Lagos' y su impresionante palacio. Estamos en Schwerin, en el estado de Mecklemburgo-Pomerania, al nordeste de Alemania y aunque aquí todavía no ha llegado el buen tiempo sí que podemos vivir una primavera muy especial.

Aquí se celebra el 'Frühjahrserwachen', literalmente el Despertar de la primavera, donde los jardines se llena  de rosas, los lagos son navegables y los alemanes salen a la calle con sus bicicletas para recorrer los senderos. 

El valle de las rosas en Marruecos

Ponemos rumbo al Alto Atlas en Marruecos, al pueblo de Kelaat M´Gouna, a orillas del río Dades. Un oasis rodeado de kasbahs de adobe que desprenden olor a rosas, y es que estamos en el epicentro del cultivo de las rosas de Damasco.

Durante el mes de mayo se celebra el gran Festival de las Rosas y sobre las calles cae una auténtica lluvia de pétalos mientras locales y turistas cantan y bailan para celebrar el fin de la recolección de la preciada flor.

Publicidad

La floración en Cieza

Murcia huele a melocotón y albaricoque durante los meses de primavera. Los campos del Valle de Ricote, regado por el río Segura, componen un mosaico de colores rojos, rosas, verdes y blancos de asombrosa hermosura. 

Los amantes de la fotografía y los aficionados a subir selfies a las redes sociales encontrarán el mejor paisaje primaveral en las rutas guiadas que ofrece la web Floración en Cieza. No te olvides de coger tus zapatillas más cómodas y llenarte de primavera.

Donde nacen los aromas

¿Qué tal si pones rumbo a París? La Capital de Sena tiene un olor especial, sobre todo si paseas cerca de Le Grand Musée du Parfum, ubicado en un precioso palacio neoclásico de la calle Faubourg Saint-Honoré que en otro tiempo fue sede de la marca Christian Lacroix.

Descubre la infinidad de aromas que puede distinguir la nariz humana en la biblioteca de los olores. Una serie de esferas suspendidas recogen los materiales más emblemáticos usados por la perfumería. Aquí  podrás descubrir los procesos creativos de los grandes compositores de las fragancias de éxito.

More from Elle: