¿Es la mejor época para esquiar? La respuesta es un SÍ deslizante

Tras un invierno un tanto extraño, las estaciones de esquí se acercan a una espléndida primavera cargadas de nieve. Deporte al aire libre, ocio en familia, sol para recargar las pilas, noches de fiesta... No guardes todavía los esquís porque la temporada tiene que dar mucho de sí, por lo menos hasta después de Semana Santa. Y como es temporada baja, con precios mucho más asequibles.

Publicidad

Boí Taüll (Lérida)

La fama de vecina Baqueira Beret hace que muchas veces no veamos la excelencia de las pistas de Boí Taüll, un reducto nevado para los que les gusta esquiar lejos de las masificaciones. Entre sus encantos, la cota más alta del Pirineo (Puig Falcó, 2.751 metros) y la zona de resort con guardería gratuita y jardín de nieve en las pistas. Lo mejor, su situación, al estar encarada al norte asegura reservar de nieve hasta bien entrado abril.

Publicidad

Grandvalira (Andorra)

Gradvalira tiene previsto abrir este año 150 días, casi la mitad del año, y es que la estación más grande del sur de Europa (210 kilómetros) ha invertido para convertirse en el gran referente de la nieve pirenaica. Nos encanta esquiar pero todavía nos gusta más el après-ski y los momentos de relax entre bajada y bajada, así que nos apuntamos al Mountain Club de Granvalira, un club privado donde los socios, esquíen o no, podrán tomarse un chocolate caliente sentados en el sofá frente a vistas tan impresionantes como éstas.

Publicidad

Leitareigos (León)

Si no esquías, que no sea por el presupuesto. La estación más económica de España se encuentra en León y el precio del forfait oscila entre los 15 y los 22 euros al día para adultos y entre 12 y 16 euros para niños. Tal es su éxito, que para el año que viene se preve ampliar las pistas y en 2019 contará con el 'Trineo Natural de Leitariegos', una "montaña rusa"  que irá suspendida, a modo de tirolina, para aprovechar las pendientes y los desniveles del territorio y aprovechar las épocas donde la nieve escasea.

Publicidad

Sierra Nevada (Granada)

Si Nueva York es la ciudad que nunca duerme, en Sierra Nevada quedarse dormido no es una opción porque, cuando cae el sol, comienza lo más divertido. Los que lo han probado alguna vez lo recomienda 100%, el esquí nocturno en la pista El Río (jueves y sábados) gana seguidores al mismo ritmo que un influencer de las redes sociales. Además, también puedes apuntarte al Taller de Iniciación a la Observación Astronómica o disfrutar de una cena con espectáculo musical en el Restaurante Alcazaba.

Publicidad

Formigal (Huesca)

Lo de Formigal es una maravilla: a sus más de 150 kilómetros de dominios esquiable, suma el programa de actividades Snow&Fun para toda la familia y todos los niveles de destreza con los esquís. Para los más madrugadores, vive la sensación de ser el primero que desciende por la pista Descenso y deja tu huella en la nieve. Y para los noctámbulos, un poco de Tobogganing en un trineo clásico de madera por una pista de 2,5 kilómetros iluminada que acaba en la zona de fiesta Marchica, con DJs y mucha gente guapa.

Publicidad

Cerler (Huesca)

¿Te apetece iniciarte en el arte del esquí pero no sabes ni por donde empezar? La temporada baja es sin duda la mejor época para aprender, ya que las estaciones están menos masificadas y tienes hay más  "pista para torpes". En Cerler, reconocida como la 'Spain Best Ski Resort', podrás hacerlo durante tres horas los sábados y los lunes en una cota de 2.000 metros y con oferta especial: Forfait + alquiler de esquís + clases por ¡solo 39€!

Publicidad

Les Deux Alpes (Francia)

Salimos de España y visitamos el país vecino, Francia, para conocer Les Deux Alpes o la estación que permite esquiar en verano. En la región de Ródano-Alpes, aquí se localiza el área de esquí sobre glaciar más extensa de Europa, hecho que hace practicable el deporte de la nieve cuando el resto estamos en la playa. Sin duda, la pista más célebre es Le Diable, con 800 metros de desnivel y 2,4 kilómetros de descenso, una de las diez mejores pistas del mundo.

Publicidad

Baqueira-Beret (Lérida)

Baqueira Beret es el centro invernal más grande del Pirineo y de toda España, aunque cuando se acerca la primavera no baja los brazos. Todo lo contrario: sus pistas lucen de perfecto blanco y los pueblos del Valle de Arán reciben a los turistas con la mejor gastronomía y sus ejemplos de románico pirenaico. Para conocer a fondo la estación, nada como apuntarse a sus Safaris, unos recorridos totalmente marcados y señalizados  que pueden hacerse con guía de Era Escola o de manera independiente con un grupo de amigos.

Publicidad

Valdesquí (Madrid)

En Madrid no hay playa pero si bastante nieve, al menos la suficiente para que Valdesquí y Navacerrada sigan abriendo sus pistas para que los aficionados de la capital disfruten de los deportes de invierno sin hacer muchos kilómetros. Los miércoles, como en el cine, Día del Esquiador, con el forfait a 31 euros y los sábados, sube con tus peques a la nieve y apúntalos a las clases colectivas para que aprendan eso de frenar en cuña...

Publicidad

Roncalia (Navarra)

¿Has oído alguna vez hablar del triatlón de invierno? Carrera, bicicleta de montaña y esquí de fondo se dan la mano en esta exigente prueba no apta para amantes del 'sofing'. Uno de los centros naturales de este deporte es el Valle del Roncal, en Navarra, donde se puede disfrutar del esquí de fondo en uno de los entornos naturales más bellos de España. También puedes animarte con las raquetas (no hablamos de las de tenis) o con el senderismo por sus diferentes rutas.

More from Elle: