Hay vida más allá de Nueva York: 7 ciudades que te descubrirán otro EEUU

Si te has propuesto conectar con la verdadera esencia del país, ¿por qué no empezar rompiendo con el tópico?

No, esto no es un alegato contra Nueva York, es más bien una lista de alternativas (con sus razones de peso) para quienes quieran darle una oportunidad a todas esas ciudades que viven eclipsadas por la Gran Manzana… y que aun así no tienen nada que envidiarle.

Publicidad

Chicago

Situado a orillas del lago Michigan, el Chicago de Al Capone y Eliot Ness es uno de los principales "rivales" de Nueva York y con razón: aquí se levantaron los primeros rascacielos y se forjó un ambiente cultural que todavía puede respirarse a día de hoy.

Te gustará sí…

Quieres exprimir las ventajas de una gran ciudad como Nueva York pero de forma más manejable y sin todo el estrés y la masificación. Además de tener un encanto especial, su oferta cultural y de ocio es desbordante: los arraigados sonidos del blues, el jazz y el gospel; las playas arropadas por rascacielos; Millenium Park, la Magnificent Mile para amantes del 'shopping'; el prestigioso Instituto de Arte de Chicago; decenas de musicales en cartel… La lista es interminable.

No te puedes perder…

Subir hasta Skydeck Chicago en la Willis Tower (el edificio más alto de la ciudad) y mirar hacia abajo desde el mirador acristalado que te mantiene suspendida en el aire. Y después, nada como estirar las piernas y picar algo en Navy Pier, muelle reconvertido en una vibrante y colorida zona de ocio.

Publicidad

Denver

Por su descomunal oferta de ocio y su cercanía a las Montañas Rocosas y Red Rocks Park, la capital de Colorado es un diamante en bruto que merece ser descubierto los 365 días del año.

Te gustará sí…

Buscas un ambiente joven y divertido pero sin renunciar a las actividades culturales. El eclecticismo de Denver se hace latente en su arquitectura (desde las líneas clásicas de su Capitolio a las estridencias de su Museo de Arte) y en sus potencial didáctico (museos como el de Ciencias Naturales o del Aire y el Espacio, Jardines botánicos, obras de teatro y exposiciones que se renuevan constantemente…). Además, sus barrios son un golpe de aire fresco, gracias a las sorprendentes propuestas que invaden las galerías de Art District on Santa Fe o al colorido arte urbano que asome en las fachadas industriales de RiNo. Y al caer la noche, música en directo, cocina de autor y un cóctel en Williams & Graham, elegido el mejor lugar del país para hacerlo en los Spirited Awards de 2015.

No te puedes perder…

Senderismo, esquí, rafting, escalada… Las afueras de la ciudad están repleta de ideas para los más aventureros. Si prefieres algo más pausado, no olvides hacer ruta por sus cervecerías (hay quien ha contado más de 70) y por el Great American Beer Festival para descubrir la sabrosa artesanía local. ¡Ah! Obligado comprobar el calendario de conciertos del Anfiteatro Red Rocks, una maravilla rocosa al aire libre donde han resonado los acordes de Jimi Hendrix o Los Beatles.

Publicidad

Nueva Orleans

El espíritu festivo, la cultura mestiza y la historia presente de Nueva Orleans la convierten no sólo en la capital de Luisiana, sino en una de las capitales del mundo.

Te gustará si…

Quieres desterrar los estereotipos de 'ciudad sureña' en uno de los lugares más singulares del país. Pocas ubicaciones transpiran tanta mezcla como Nueva Orleans, que no esconde su sangre francesa, española, africana y caribeña y que carga con el honor de haber puesto el jazz y el blues en el mapa. Por sus boutiques y tiendas 'vintage', su gastronomía 'criolla' y su catedral de Saint Louis, el barrio Francés es una de las zonas más populares de la ciudad. Y a pocos pasos, la colorida calle Frenchmen donde se festeja cada noche con la mejor música en vivo de la ciudad.

No te puedes perder…

Si visitas Nueva Orleans en febrero, tienes una cita con los desfiles, las carrozas y las miles de personas disfrazadas que protagonizan la catarsis del carnaval Mardi Gras. Vayas cuando vayas, recuerda hacer parada en Café du Monde y saborear el delicioso dulce frito conocido como 'beignet', que tal y como advierte Jon Favreau en Chef, "Cómetelo despacio. Nunca más vas a saborear un biegnet por primera vez".

Publicidad

Seattle

Esta ciudad portuaria crece a un ritmo imparable entre museos, amplias zonas verdes y pelotazos empresariales del tamaño de Boeing o Amazon.

Te gustará si…

No quieres parar quieta ni un segundo… y eres amante del buen café. Además de ser la ciudad que vio nacer al gigante Starbucks, Seattle cuenta con una cultura cafetera tan extendida que será fácil toparse con un 'coffee shop' en cada esquina. Hogar del 'grunge' (y de Nirvana) pero también de los dispares Museo de Cultura Pop y Museo del Pinball. Tampoco dejan indiferente a nadie las esculturas de vidrio del Jardín Chihuly, la silueta de su biblioteca pública y el buen ambiente que desprende su zona portuaria, coronada por una gran noria. Sin duda, el nuevo 'place to be'.

No te puedes perder…

Seattle (y el monte Rainier) desde las alturas, ya sea como una auténtica turista desde el imponente Space Needle o desde el observatorio del rascacielos más antiguo de la ciudad, la Smith Tower. Y como plan 'foodie', las deliciosas propuestas del Pike Place Market.

Publicidad

San Francisco

Visitar la joya de la Costa Oeste (con permiso de Los Ángeles) es como revivir las localizaciones de tus pelis favoritas. Nos quedamos con su arquitectura singular y sus buenas vibraciones.

Te gustará si…

Quieres saber dónde empezó todo. San Francisco ha de ser entendido como un torrente cultural testigo de la Generación Beat, del movimiento Hippie y su Verano del amor y de la lucha por los derechos homosexuales. Pero además, sólo en San Francisco podrás fotografiarte con el puente más famoso del mundo de fondo, el Golden Gate, regatear en el auténtico Chinatown americano, contemplar sus casas de estilo victoriano o damas pintadas, enfrentarte a sus infernales cuestas ya sea a pie o colgado de un tranvía y adentrarte en Alcatraz, la prisión más famosa del mundo.

No te puedes perder…

A falta de gimnasio, explorar la ciudad subiendo algunas de las 'escaleras secretas' que recorren la ciudad. Y después, agradecérnoslo cuando asimiles las vistas. Nuestras favoritas son los escalones de mosaico que parten de la 16ª avenida.

Publicidad

Boston

Conocida como la capital de la histórica región de Nueva Inglaterra, Boston es un soplo de aire fresco que conecta profundamente con sus raíces.

Te gustará si…

Quieres adentrarte la historia del país sin caer en lo aburrido. El Motín del té y la Masacre de Boston son sólo de los hitos que detonaron el inicio de la Guerra de la Independencia. Su Freedom Trail de 4 kilómetros recorre algunos de estos puntos clave entre iglesias, cementerios y museos, para revivirlo. La historia negra y la historia de la mujer también cuentan con sus propios senderos y es que Boston es considerado uno de los más destacados enclaves intelectuales del país. Estar bajo el influjo de la Universidad de Harvard, contar con la mayor biblioteca municipal del país y con una biblioteca- museo en honor a John F. Kennedy ayudan a confirmarlo. Correr la Maratón de Boston es una opción, ir a ver un partido de los Red Sox en Fenway Park es más bien una religión.

No te puedes perder…

El museo de la coleccionista Isabella Stewart Gardner y disfrutar de sus más de 15.000 piezas de arte (entre Rembrants, Botticellis y Sargents), libros y manuscritos, así como de su delicado jardín.

Publicidad

Nashville

Conocida como la ciudad de la música, Nashville se postula como el corazón del country... y de Tennesse.

Te gustará si…

Eres fan del country o simplemente quieres pasarlo (muy) bien 'like an American'. La música juega un papel crucial en Nashville: aquí encontrarás el Salón de la fama de la música country, el Museo Johnny Cash y el RCA Studio B, donde grabaron leyendas como Elvis Presley. Pero, no nos engañemos, Nashville es también infinidad de bares y neones en Lower Broadway. Es tratar su 'hot chicken' como una delicatessen, hacerte un vinilo en United Record Pressing, regalarte unas botas de 'cowboy' en Boot Country, extrañarte con su partenón (porque sí, es conocida como la 'Atenas del Sur') o visitar la mansión del séptimo presidente de los Estados Unidos.

No te puedes perder…

Al "culpable" del fervor country. Puedes disfrutar en directo con las leyendas y las voces futuras de este género en Grand Ole Opry, el programa radiofónico de música country más antiguo de Estados Unidos.

More from Elle: