Así fue el desfile de la colección otoño-invierno 2018 de Diesel Black Gold

El sábado, la ciudad de Milán se cubría de tintes étnicos y tribales gracias a Diesel Black Gold. A través de un viaje por todos los rincones del mundo, los diseños para hombre y mujer subían a ambos sexos a la pasarela, difuminando las diferencias de género.

Lo más popular

El pasado viernes, Milán volvía a demostrar su puesto entre las pasarelas de referencia para el mundo de la moda al acoger, un año más, las colecciones masculinas de las firmas más 'top' del panorama. Eso sí, en esta ocasión con la particularidad de no tratarse de presentaciones únicamente hechas por y para el hombre, sino, en muchos casos, subiendo a la pasarela también a mujeres. Colecciones mixtas que, siguiendo los pasos de Gucci o Bottega Veneta, tratan de romper las etiquetas e, incluso, difuminar la delgada línea que separa el género masculino y el femenino, con prendas unisex o sin género que abogan por la libertad en el vestir, como en Prada o Moschino.

Publicidad

Otra de las firmas que ha apostado por el significado y la personalidad que conlleva esta tendencia, que toma ahora las pasarelas de todos los rincones del mundo, ha sido la urbana Diesel Black Gold.

"Me encanta cruzar referencias, amo vestir con piezas masculinas a chicas o viceversa, pero lo que realmente me gusta es el espectro de personalidades y la emoción. Creo que ahora se trata más de la personalidad y la individualidad de cada uno", nos cuenta Andreas Melbostad, director creativo de Diesel Black Gold acerca de los desfiles mixtos y la tendencia de la existencia única de colecciones sin género, a la que parece dirigirse la moda de nuestro siglo.

Lo más popular

"Para mí es el mismo proceso de creación y diseño tanto con hombres como mujeres, es exactamente lo mismo. Tengo la misma actitud, el público ahora está muy feliz de ver ambos juntos y tiene un impacto más fuerte."

Con esta premisa, Diesel Black Gold transforma el interior underground de un almacén, en plena vía milanesa, en una pasarela cuadrada, al alcance de la vista de todos los invitados. En ella, las referencias étnicas y tribales cobran vida en millennials que nos guían en un viaje alrededor de las culturas del mundo. Por medio de diseños de idéntico carácter, feminidad y masculinidad se entremezclan difuminándose, dejando sólo sentido y actitud.

Publicidad

"En nuestro show creamos personajes desde el interior, algunos de ellos más femeninos, otros más masculinos, por eso, para mí, se trata de algo más que "ser sin género". Es algo más. Es como "si quieres expresar tu feminidad, expresa tu feminidad, si quieres expresar más severidad o masculinidad, exprésalo. Para mí, el futuro es la libertad de expresión y de la individualidad", añade Melbostad.

Las bombers, bikers, el cuero, los tonos oscuros y, en definitiva, la personalidad "bulldog", rockera y cosmopolita de la firma se tiñe de influencia bohemia, compartiendo escenario con túnicas afganas a modo de jersey, mini vestidos de lino con inspiración navaja y campesina o faldas que revisan aquellas de China y Vietnam. Además de bordados tribales, flecos y botas que recuerdan a una estética cowboy.

Publicidad

Tejidos como el Jacquard, fórmulas multicolor o combinaciones como el patchwork de lanas, y su clásico denim, adornado con pedrerías y bordados siguiendo patrones sirios y palestinos, se suman a unos cuidados peinados y maquillaje realizados con el más mínimo detalle. Todo para confeccionar un estilo nómada y vagabundo que conduce a una liberación del espíritu que sólo los millennials podrían representar.

"Los millennials son libres en la forma de pensar, son libres, viajeros. Esto es de lo que se trata la vida y la mentalidad moderna, y también tienen un poco la reacción contraria a las cosas que suceden hoy en día, son realmente un revés, un avance para el mundo", afirma el director creativo de Diesel Black Gold sobre la generación de moda.

En definitiva, un desfile que logró poner al público en pie, reinventando las raíces de lo que siempre ha sido Diesel Black Gold, manteniendo su personalidad pero avisando de lo que está por llegar. Una mezcla de actitudes y culturas que se unen por medio de una personalidad joven, contando una historia completa que tiene como moraleja ser capaces de expresar lo que uno realmente es.

"Me encanta la idea de la diversidad, romper fronteras, mezclar cosas. Me gusta la idea de una actitud de confianza. Creo que somos parte de este gran mundo. Cuanto más joven eres más libre te sientes dentro de esta sociedad. Creo que este es el verdadero mensaje de esta colección."

More from Elle: