Las tallas no valen para nada

¿Cabes en una 34 y en una 42​? No eres tú, son ellos.

Lo más popular

¿Vas a comprar un vaquero y te metes con cuatro tallas distintas al probador porque nunca sabes cuál es la tuya? Seguro que te ha pasado. Las variaciones de tallaje entre diferentes tiendas, e incluso dentro de la misma marca, hacen que saber qué te queda bien sea muy complicado. Por no hablar de acertar comprando por Internet...

¿Cómo es posible que te quepan 34 y una 42 y ambas te queden bien? Deena Shoemaker, una chica de Kansas que trabaja como voluntaria con jóvenes con problemas en la organización Youth Horizons, publicó la semana pasada un post en Facebook que lleva millones de personas alcanzadas en el que asegura que las tallas no sirven para nada.

Publicidad

Todo empezó porque una amiga suya sufrió un incendio en casa y al intentar regalarle un pantalón, se dio cuenta de que había una variación de 4 tallas entre sus prendas, a pesar de que todas le entraban y llevaba mucho tiempo sin perder ni ganar peso.

Así que se hizo una foto en la que demostraba que daba igual el tallaje y que animaba a las chicas más jóvenes a no dejarse etiquetar por un número.

Lo más popular

"No, no vendo mis pantalones, lo que pasa es que tengo un problema.

He trabajado como asesora de chicas adolescentes y pre-adolescentes en varios lugares durante los últimos 6 años. He escuchado a un sinfín de ellas hablar de las nuevas dietas que siguen y de las nuevas tendencias en lo que se refiere a la pérdida de peso. He tenido a niñas llorando en mis brazos mientras me preguntaban: "Si fuera más delgada no me habría dejado ¿verdad?" He tratado con chicas que habían empezado a saltarse comidas. He sorprendido a más de una vomitando todo lo que acababa de comer.

Pero anoche, mientras colocaba mi ropa en el armario, me di cuenta de una cosa: todos los pantalones que tengo son de diferentes tallas. Y me parece raro el hecho de que unos pantalones de la talla 34 me queden EXACTAMENTE IGUAL que otros de la talla 42.

Déjame explicar lo que me parece mal, América. Retocáis con photoshop a modelos y actrices y las sacáis en la portada de las revistas de belleza. A estas alturas todo el mundo sabe que nos estáis mintiendo y que esas imágenes no son un reflejo de la realidad. Se lo puedo demostrar a las chicas muy fácilmente enseñándoles cómo funciona photoshop.

Pero si agrandáis los pantalones de mujer de una talla 38 a una 46 y le colgáis una etiqueta que pone "talla grande", ¿cómo queréis que luche contra eso? El retoque fotográfico es una cosa, pero ¿cómo esperáis que las convenza de que el número que aparece en la etiqueta es también mentira? ¿Cómo esperáis que las convenza de que no necesitan saltarse la cena durante un mes porque la talla de su pantalón es una gran mentira?

DEJAD de decir a mis chicas que una talla 34 es la de "un cuerpo ideal" y el "súmmum de la belleza", si luego vais a convertir una 34 en una 38 o en una 42 o en cualquier otra, según os venga en gana.

Y a vosotras, mis queridas chicas, chicas de talla 34 o 48, vuestra talla no determina vuestra belleza, sino que la que lo hace es vuestra vida. La talla que viene reflejada en la etiqueta de vuestra ropa está sujeta a los vaivenes de la industria de la moda y cambia rápidamente. Dejad de creer en las convenciones sociales que os dictan quién y cómo debéis ser.

Sois encantadores y hay mucha gente que os quiere tal y como sois".

GIF

El post casi llega a los 90.000 compartidos en este momento. No pretende ser nada científico, la misma Deeana ha tenido que publicar que no es terapeuta ante la cantidad de comentarios que ha recibido, pero demuestra que existen muchas mujeres hartas de no saber qué talla les sienta bien, y otras muchas hartas de que una 36 signifique algo.

En realidad, tener una talla 36 no garantiza nada, ni buena salud, ni belleza. Es más, parece que nadie sabe qué es una talla 36 exactamente.

GIF
More from Elle: