Duyos: "En estos 20 años he aprendido a escuchar a las mujeres"

Antes de desfilar en MBFWM, Duyos nos recibe para hablar de sus 20 años en la industria de la moda y de un desfile de celebración, SMARTgirl by Samsung, que sube a la pasarela a las tops españolas más famosas de los 90. ¿Será verdad que 20 años no son nada?

Lo más popular

"Estos 20 años han sido muy locos, una montaña rusa, y aunque podría decir que no me arrepiento de nada , sí me arrepiento de haber hecho demasiado casos a personas que me decían que tenía que vender, vender y vender", explica Juan Duyos, que asegura vivir un momento dulce, "trabajo en lo que quiero y como quiero, con la gente que me gusta, y sé perfectamente lo que no quiero volver a hacer". El primer desfile de la marca, en pleno minimalismo español de finales de los 90, rompió moldes: "Creo que fue por pura inocencia, no teníamos ni idea de nada, éramos unos chavales llenos de energía. En mi primera pasarela me traje a mis propios maquilladores y peluqueros porque no sabíamos que allí había un equipo que se encargaba de eso. Las verdad es que molábamos mucho más, luego se convirtió en un negocio", recuerda.

Publicidad

Después de separarse de la diseñadora Cecilia Paniagua, ya fallecida, Duyos emprendió su propio camino: "De aquella época guardo una esencia salvaje que siempre me ha acompañado, aunque no lo muestre explícitamente. También desde siempre he odiado la parte que tiene la moda de negocio, si a mí solo me dejaran la parte creativa y alguien metiera dinero, sería más feliz".

Lo más popular

"No creas que noto mucho cambio en la pasarela en estos veinte años, creo que está la misma moqueta. Lo importante son las colecciones, y que estas colecciones cuenten una historia bonita". Esta colección, SMARTgirl by Samsung cuenta una historia de referencias y también de futuro. Es costura personalizada para cada mujer que entra en nuestro estudio, escuchamos mucho a las mujeres y esta colección lo demuestra, está hecha para Nieves, para Judit, para Verónica. Con Verónica fui a Pasapalabra y quedamos como unos paquetes, a alguna de ellas le he presentado a su novio. No es que la colección resuma estos años, más bien se centra en lo que estamos haciendo ahora: ropa personalizada para cada mujer. Todos los tejidos están muy bordados, me he detenido en el ejercicio de costura, la artesanía, en el tul, el guipur, la red bordada lo que siempre me ha encantado que es la moda lenta".

Un desfile muy especial en el que reunirá a diez top models de los 90 y 2000 (Verónica Blume, Judith Mascó, Vanesa Lorenzo, Nieves Álvarez, Almudena Fernández, Madeleine Hjort, Helena Barquilla, Marina Pérez, Laura Sánchez y Cristina Piaget). El diseñador ha creado cada uno de los looks pensando específicamente en la modelo que lo va a llevar y tres complementos diseñados en colaboración con Samsung para la ocasión. "Son tres accesorios de fiesta –clutch, riñonera y colgante– ideados para llevar el móvil de forma visible", explica.

"La moda no acaba en una prenda; es un estilo de vida: tu móvil, tu taza de desayuno, una silla o un jardín. Estas colaboraciones son muy satisfactorias para las dos partes", confiesa.

"Apuesto por la moda lenta, es lo que se me da bien. Una temporada llegué a vender mucho pero luego me di cuenta de que ni lo sabía hacer, ni quería. En aquel momento había mucha presión por las ventas. Ahora todo ha cambiado mucho, por mi parte yo he aprendido a renunciar a la dictadura del creador, he aprendido a escuchar a las mujeres. A mí esta época me va bien porque soy muy currante, los diseñadores estrella ya se han extinguido. Un ojo en el pasado y otro en el futuro, un punto de rebeldía, una mirada en los años 20, 40, 60 y 70", cuenta.

Uno de caballos de batalla de su trayectoria es la faceta de negocio de la industria de la moda: "No quiero vender mucho y muy barato, ya lo he hecho y no quiero volver a eso, ni pagar poco para que me cosan una prenda. Uno de mis lujos es pagar bien a los artesanos que me han bordado estos vestidos. Espero verme con una barba blanca, quiero seguir haciendo lo que me gusta y vivir pausadamente y con esta serenidad que he encontrado. Ahora viene un inversor con 3 millones de euros y me da un disgusto", ríe.

Termina el desfile y se apagan las luces. Duyos se entera de que segunda vez consecutiva recibe el premio L'Oréal a mejor colección, la de su 20 aniversario. "La primera vez que me dieron este premio me fui de copas, ahora me iré a cenar, como mucho". Porque 20 años, finalmente, sí son muchos.

More from Elle: