Así ha sido el Mercedes-Benz Fashion Weekend Ibiza

Desigual, Andres Sarda, Teresa Helbig, Jorge Vázquez y Alvarno, los protagonistas de la primera edición de esta nueva cita de la moda.

Lo más popular

A pesar de que últimamente parecía que el calor estival había decidido tomarse unos días de descanso, nuestras mentes y espíritus seguían viajando incansablemente a esos destinos a pie de playa. Como motivada por estas mismas ansias de vacaciones, la madrileña Mercedes-Benz Fashion Week ha hecho las maletas este fin de semana y ha dejado atrás los pabellones y pasarelas de IFEMA para desembarcar en Ibiza con la primera edición del Mercedes-Benz Fashion Weekend Ibiza.

Publicidad

Ayer por la tarde, una de las paradas obligatorias más a la última (y ya mítica) de la isla del amor, el verano, la música y, sobre todo, la fiesta, el Ushuaïa Ibiza Beach Hotel, se olvidaba de éstas y conciertos para cubrirse por primera vez con una larga pasarela con vistas al Mediterráneo, sumergiéndose así en una atmósfera teñida de moda, estilo y diseño, para servir como escenario al que promete ocupar el segundo lugar en el podio de los eventos del año, en lo que a moda en España se refiere.

Lo más popular

En este contexto, como una auténtica declaración de intenciones y una reivindicación del lugar de la moda española en el panorama internacional, la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, Mercedes-Benz España y al propio hotel donde tuvo lugar el evento, como organizadores del espectáculo, tendían la mano a Chopard y L'Oréal París como patrocinadores de un conjunto de cinco desfiles a cuenta de los Resorts de Desigual, Andres Sarda, Teresa Helbig, Jorge Vázquez y Alvarno, con los que se pretendía consagrar ésta como una de las citas indispensables no sólo en lo que a colecciones crucero se refiere, sino también en el calendario de las Fashion Weeks.

Así, manteniéndose firme en ese ideal de que en lo diferente y original está la verdadera magia y abogando por la naturalidad como máxima, 'Exotic Jeans' de Desigual se convertía en el responsable de dar el pistoletazo de salida a esta primera edición que nos invitaba a subir a bordo del "navío Ushuaïa" en un viaje por un Mediterráneo que homenajeaba la isla con tintes románticos.

Publicidad

Minifaldas, vestidos asimétricos y ligeros y tops XXS, todos en sus versiones más actualizadas, se entremezclaban con estampados exóticos, bordados y tejidos de todas las naturalezas imaginables, en un viaje a un Desigual de los ochenta, tripulado por prendas de ayer y de hoy, que recuperaban joyas como aquella bolsa de Meyers o esas cazadoras y shorts vaqueros que llevan el denim a su máxima expresión gracias al patchwork, que ahora se incluye también en el calzado. Todo ello sin olvidarse de esa personalidad cargada de positividad en la que el derroche de color y lo extravagante juegan un papel funadmental.

Publicidad

Acto seguido le tocó el turno a Andres Sarda, que con la mezcla de ambientes y estilos gracias a las piezas que componen su 'High Season', Nuria Sardá consiguió dejarnos a todos sin poder articular palabra.

Lo más popular

En un primer momento, esta colección donde el día a la orilla del mar se convierte en el protagonista, la pasarela se teñía con azul Klein, amarillo y blanco en prendas crochet, donde las superposiciones y el cruce de tejidos no pudieron faltar.

Publicidad

A esta línea se le unía después otra, donde a los bañadores y bikinis metalizados que abogaban por una sencillez y minimalismo a veces rotos por unas botas por encima de la rodilla, se sumaban piezas en lúrex dorado con una nueva presencia del crochet en vestidos playeros de lo más sofisticado. Por último, la guinda del pastel corría de la cuenta de arriesgadas transparencias e iconos de la firma en tul y cristal de Swarovski.

"La delicadeza y el romanticismo del tul, se dan la mano con la fuerza y el magnetismo del cuero y el metal", afirma Teresa Helbig para explicar una colección que, como es habitual, aporta un nuevo significado a lo que ya conocíamos de la firma. En 'Seven Seas' el espíritu sesentero se adueña de su carácter mediterráneo en vestidos cortos y minifaldas, siempre combinados con botas altas a todo color, que llevan la feminidad a su más alto nivel. En definitiva, una colección que, recuperando reminiscencias del pasado, viaja incansable hacía el futuro, incluyendo en ella (y como Helbig ya nos viene acostumbrando) potentes signos de evolución, cambio y transgresión.

Publicidad

El anochecer ibicenco fue el momento elegido por Jorge Vázquez para hacernos partícipes de una segunda colección crucero en la que las prendas fluidas, los femeninos volúmenes y los estampados de ácidos colores cubrían las siluetas con vestidos holgados de seda que se movían a golpe de viento y diseños bordados que concedían a su portadora un giro en la visión de la rectitud de las sociedades actuales.

Lo más popular

Con un auténtico salto a la piscina y arriesgándolo todo, Alvarno hacía de la noche su aliada para poner el broche a esta cita del estilo. Con una colección en la que "la nómada de lujo" es la protagonista indiscutible, el animal print unido a transparencias y los atrevidos cortes de las piezas conforman el uniforme ideal para una mujer todoterreno en la que el carácter es su principal baza.

More from Elle: