Audrey Hepburn a subasta

¿Y si aquel mítico Givenchy de 'Sabrina', sus emblemáticas joyas o el guión de 'Desayuno con Diamantes' pudieran ser tuyos?

Lo más popular

Hoy en día es imposible hablar de cine y no acordarnos de la elegancia y delicadeza de Audrey Hepburn. Pero mucho más lo es no recordar aquel 'total black' de LBD y guantes firmado por su diseñador de cabecera, Hubert de Givenchy, adornado con perlas y gafas de sol; ese pañuelo al cuello en 'Vacaciones en Roma'; o aquella colorida capa de Valentino en 'Charada'. Y es que Audrey fue, es y será un icono de estilo que sobrepasó la gran pantalla hasta convertirse en toda una influencer sin fecha de caducidad, sin Instagram de por medio y antes, siquiera, de que término y aplicación estuvieran inventados.

Publicidad

Pero Hepburn lejos queda de ser solamente éxitos cinematográficos y estilo impecable. Detrás escondía una mujer de acero comprometida con las causas sociales, tal y como demostró una y otra vez en sus incontables misiones humanitarias de la mano de UNICEF. Tal vez sea por cada una de estas facetas, o por una conjunción de las tres, por las que, generación tras generación, nos declaramos enamorados incondicionales de la actriz.

Lo más popular

Y es que, tal y como han comentado sus hijos, Sean Ferrer y Lucca Dotti, ellos perdieron "a una madre y mejor amiga, pero el mundo perdió un símbolo duradero de gracia, elegancia y humanidad".

Por fin parece que alguien ha escuchado el latir de nuestro corazón cada vez que pronunciamos su nombre o soñamos irremediablemente con hacernos con cada pieza de su vestidor. Deja de frotar la lámpara de tu genio de los deseos porque la casa Christie´s trae hoy a Londres una subasta de ropa, accesorios, guiones de sus películas, fotografías y todo aquello que puedas imaginar que un día perteneció a Audrey Hepburn (sin olvidarnos de la venta online de estos hasta el 3 de octubre).

Publicidad

Cerca de 40 años de vida y obra de uno de los personajes más estelares de Hollywood se recogen en más de 500 lotes de artículos de un valor incalculable, que en su día la actriz dejó en herencia a su hijos y que ahora, gracias a ellos, se ponen por primera vez al alcance de sus fans más fieles, regalándonos una visión que mejora, más si cabe, la imagen que tenemos de Audrey.

"Conservamos nuestros sentimientos tanto por ella como por sus pertenencias, cada una de las cuales significó las decisiones y la filosofía de su vida. Después de 24 años nos hemos centrado en los artículos que queríamos mantener, así como aquellos que nos complace transmitir a las generaciones futuras.", continuan. "En un esfuerzo por incluir a todos aquellos que han sentido afecto hacia ella, hemos seleccionado una colección de artículos para compartir con su cada vez mayor número de admiradores. Es con gran alegría que buscamos compartir su espíritu, a través de esta venta, y sus preestrenos relacionados, con todos aquellos que han disfrutado de sus películas y su sentido del estilo, y que han seguido su legado humanitario", cuentan sus Ferrer y Dotti dejando más que claro el principal objetivo de esta subasta.

Publicidad

Como veníamos diciendo, Audrey es todo un ídolo de masas que sigue marcando tendencia cada vez que se reproduce una de sus cintas: "Después de Marilyn Monroe y Elizabeth Taylor, la gente quedó cautivada por la llegada de Hepburn", explica Meredith Etherington-Smith, consultora creativa de la subasta. "Y esto sigue sucediendo porque conserva esa mirada moderna. Los pantalones capri, las bailarinas, los jerséis de punto, todo eso es tendencia en la actualidad, por lo que cuando vemos sus películas, no vemos una actriz anticuada. Audrey aparecía siempre joven, con una figura envidiable y llena de vitalidad, y eso es lo que sigue buscando la gente".

Lo más popular

Por ello, era inevitable no incluir entre estos lotes algunas de las piezas que marcaron historia, tanto dentro como fuera del vestidor de Audrey, llegando a convertirse en las más codiciadas de la subasta. Así, nos toparemos con sus largos guantes blancos, ese clásico trench de Burberry (valorado entre £6.000 y 8.000), una capa de seda roja firmada por Valentino, su colección de salones de Ferragamo o sus tacones negros (como buena amante confesa de los zapatos) y las manoletinas de ballet (£1.500 ), que nos descubrían en 'Una cara con ángel' aquella faceta oculta de la actriz.

Por supuesto, no se pueden olvidar todos aquellos trajes y vestidos confeccionados por Givenchy, su diseñador por excelencia. Todos ellos protagonistas de una historia de evolución estilística y amistad nacida con 'Sabrina', y conservada en el resto de sus títulos, que consiguió traspasar la gran pantalla hasta convertirse en una de esas para toda la vida. En esta línea encontramos un vestido de cóctel azul satinado que Hepburn lució en una sesión de fotos para promocionar 'Dos en la carretera' en 1966 (£ 10,000-15,000), o aquella pieza también de satén negro que marcó 'Charada'. Pero sin duda, lo más esperado será aquel vestido diseñado por el modisto francés en 1968: "Se trata de un diseño en color negro, con plumas de gallo, que hacía la perfecta sintonía con su atractivo joven y divertido", afirma Etherington-Smith.

Publicidad

Además de alta costura, la subasta no deja atrás sus joyas y tesoros. Pocos podrán resistirse a ese brazalete de Tiffany & Co., que Steven Spielberg le regaló tras rodar Always, sus característicos collares de perlas, o la tiara que la actriz sumó a un vestido de Givenchy durante el estreno en Londres de 'Historia de una monja', por1959.

Pero no sólo de moda va la cosa. También se recogen entre todos estos objetos amados por Hepburn, muchos de los guiones que marcaron su carrera llevándola hasta lo más alto. Así, encontraremos piezas tan míticas como 'Desayuno con Diamantes', 'Charada' o 'My Fair Lady', que aunque prometen ser los responsables de los precios más desorbitados, nos harán regresar a aquel 'Tiffany & Co. de Nueva York, al suspense vivido en París tras unas vacaciones en la nieve o a esas clases de dicción para hacerse pasar por una "señorita de alta sociedad".

Sin duda alguna, Hepburn realmente cobrará vida en esta subasta a través de todas esas cartas, fotografías y retratos tomados por auténticos artistas que nos muestran la auténtica belleza de una Audrey capaz de desbordar corazones sin necesidad de articular palabra.

More from Elle: