El festival lencero de Etam

La pasarela parisina se llenó de sensualidad a golpe de espectáculo.

Lo más popular

En plena efervescencia de la semana de la moda de París, entre presentaciones de colecciones que nos inspiran para el día a día, como otras que sólo admiramos como auténticas obras de arte, el Live show de Etam se cuela para dar un giro de 180 grados a la pasarela.

Mucho más allá de un desfile al uso, un fundido a negro teñido de música en directo da el pistoletazo de salida a un nuevo concepto de festival para celebrar una década de shows a base de encaje, luces, modelos y transparencias. En definitiva, todo un espectáculo en el que lencería de lo más cool y sensual marca el compás de cinco actos con personalidad propia que están por llegar.

Publicidad

Al ritmo de 'Ciao Adios', de la cantante británica Anne-Marie, el show no podría comenzar pisando con más fuerza. Subiendo la temperatura de la Escuela de Bellas Artes de París, dos de las modelos francesas más cotizadas de nuestro siglo, Constance Jablonski y Camille Rowe, inauguran la pasarela con la apuesta más sensual que hay en materia lencera: la negra, con detalles brocados, transparente y con algo de encaje.

Lo más popular

Acto seguido, un despliegue de tejidos vaporosos hasta el infinito, piezas que poco dejaban a la imaginación, corsés y bodies que son como una segunda piel llena de brillo comienzan a confeccionar esa French Liberté que cubre el alma y el 'savoir faire' de Etam.

Muchos modelitos después, la pasarela más sugerente deja atrás el negro para vestirse del color opuesto con 'Boys', de Charli XCX. Ahora, la delicadeza boho en tonos blancos junto a enormes flores a todo color se unen con crochet, brocados, trajes de baño y algo de denim en un viaje al corazón de la época hippy, para seguir sumando a ese espíritu de libertad.

Publicidad

Superado el ecuador del espectáculo, un ambiente oriental a través de kimonos bordados, brillos, tejidos sedosos y, de nuevo, un derroche de encaje con el 'Lie to me' de Gabriel-Kane de fondo pasaba el testigo a un carácter mucho más deportivo que transformaba la pasarela en lo más parecido a un ring de boxeo, un equipo de soccer o un partido de baseball. Medias de rejilla, braguitas de tiro alto, calcetines infinitos, una goma firmada por Etam rematando cada pieza y la Femme con 'Sur La Planche', fueron sólo algunos de los ingredientes que acompañaron al elenco de topmodels en la fase con más carácter de la experiencia Etam.

Pero todas estas visiones sólo habían servido de antesala para el gran e inesperado final, que llegó de la mano de los raperos Suprême NTM. Entre rimas, una metalizada Jasmine Sanders abría este último capítulo cargado de futurismo.

Publicidad

Allí, la purpurina, el glitter, los tonos negros más insinuantes y los plateados más rockeros dejaron sin articular palabra a una primera fila formada por rostros tan conocidos como el de Paula Echevarría, Nieves Álvarez o Emily Ratajkowski.

Con una estructura circular, tras la aparición de Constance Jablonski y Camille Rowe como bajada de telón, todos creíamos que llegaba el final, pero Etam se guardaba un as bajo la manga. Además de ofrecernos la oportunidad de comprar las piezas vistas durante el espectáculo en su página web, la firma decidió poner el broche de oro con la aparición de sus maniquís dándolo todo sobre el escenario. A ritmo de rap y a golpe de foco, la firma de lencería francesa por excelencia dejaba claro que su 'The French Liberté Festival' había reinventado el concepto de desfile, transformando su lugar en la fashion week en la fiesta de las fiestas.

Lo más popular

More from Elle: