Cuatro bodas ¿y un dineral?

Situación: comienzan a acumularse en tu buzón las invitaciones de boda para la primavera. ¿Lo bueno? Que te vas a pasar mayo y junio de fiesta. ¿Lo malo? Que tienes un sueldo escaso, estás en el paro y/o eres estudiante y no tienes ni un chavo. ¿Lo mejor? Que en elle.es te ofrecemos unos consejos para salir viva del aprieto.

Lo más popular

Casi no has tenido tiempo de volver a ver a tus amigas tras las vacaciones y ¡oh sorpresa! ya te has encontrado con varias invitaciones de boda sobre la mesa. Aunque todavía quedan más de seis meses para que empiecen los desfiles hacia el altar, ya estás más que agobiada, pues tu exiguo sueldo (más aún si estás desempleada o eres estudiante) te impide afrontar holgadamente todos los gastos: traje, complementos, peinados, maquillaje, viajes… Estas ideas te ayudarán a que tu bolsillo no se resienta demasiado.

Publicidad

Antelación. Si planificas con tiempo tu outfit para cada boda, podrás hacer un listado de lo que vas a necesitar y, si es posible, pedirlo prestado. Seguro que algún familiar o alguna amiga te puede dejar un complemento, una joya… para hacer diferente cada estilismo.

Vestido. No tienes por qué llevar un traje carísimo para estar elegante y a la moda. Escoge un modelo sencillo y apuesta fuerte por los complementos: unos zapatos espectaculares, un clutch original, bisutería artesana...

Lo más popular

Repítelo. En el caso de que tengas bodas con entorno, invitados… totalmente diferente, puedes repetir vestido. Si te da reparo, utiliza el mismo traje y cambia los complementos.

Alquílalo. Si no encuentras nadie que te lo preste o lo que tienen no te convence, siempre puedes ir a una tienda especializada en alquiler de trajes de novia e invitada, como La Más Mona, 24fab, Mimoki o Suma Cruz.

Peinado. Acudir a la peluquería puede suponer un importante desembolso que puedes ahorrarte si te atreves a peinarte tú misma. Tómate el tiempo suficiente para aprender a hacer algo especial (una trenza, un moño italiano…) y, si no puedes, lleva el pelo suelto y opta por complementos como una diadema, un tocado, unas horquillas…  

Maquillaje. Otro gasto que puedes ahorrarte si practicas para llevar un makeup profesional. ¿Que no es lo tuyo? Apuesta por los básicos: una BB cream de base, sombra de ojos en tonos tierra o marrón, eyeliner, un toque de máscara de pestañas, colorete rosado en las mejillas y labios color cereza.

Viaje. ¿La boda se celebra fuera? Valora la posibilidad de compartir coche con otros invitados. Si necesitas tomar un avión, elige compañías low cost; horarios madrugadores o trasnochadores, que son los más económicos y viaja fuera de los días punta. Valora la posibilidad de ir en autobús; es el medio de transporte más barato.

Regalo. Si los novios han puesto lista de bodas, busca más invitados con los que te puedas unir para repartir gastos. Si optan por dinero, una transferencia a la cuenta es la manera más discreta. En el caso de que acepten cualquier regalo, saca tu creatividad a relucir y opta por algo DIY: seguro que los novios valoran la personalidad de tu obsequio.