A punto sin salir de casa

Aunque no tengas cerca ningún gimnasio, el clima no esté como para salir a correr o solo puedas hacer deporte a horas intempestivas, no hay excusas para no ponerse en forma para el día de tu boda (o para ese enlace al que te han invitado). Con cintas de correr, bicis estáticas o elípticas y algo fuerza de voluntad, estarás divina.

Lo más popular

Aún queda bastante para comenzar la temporada de bodas, pero en cambio el tiempo está justo, poco más de seis meses, para ponerte en forma y estar estupenda en tu gran día (o para lucir ese precioso vestido de invitada).

Si no necesitas perder mucho peso, será suficiente con reducir algo de volumen, lo que lograrás con una alimentación equilibrada y una rutina de ejercicios. Si eres un poco perezosa, o si prefieres hacerlo tú sola en casa, puedes montarte tu propio gimnasio con una cinta, una bici estática... ¿Cuál te conviene más?

Publicidad

Cinta de correr. Con ella, puedes adelgazar, combatir la celulitis al trabajar piernas, glúteos y pantorrillas y trabajar el corazón y la elasticidad de las articulaciones. No es recomendable, por tanto, si has tenido problemas graves de articulaciones, rodillas, espalda, tobillos.... Con la cinta puedes caminar (hasta 6 km/h, más o menos) o correr, y también variar la pendiente del 'terreno'; esto te servirá para cambiar el ritmo, alternando llano con pendiente, pero sin pasarse del 4% si estás corriendo. Si hace mucho que no haces deporte, empieza caminando, sin pendiente, dos veces a la semana, durante 30 minutos. Poco a poco, ve progresando; lo recomendable es un mínimo de 30 minutos tres veces por semana.

Lo más popular

Bicicleta. Es un ejercicio de low-impact, más tranquilo y apto para todo el mundo, se recomienda para glúteos, piernas y abdominales. Como se queman menos calorías, se requiere más tiempo de práctica para conseguir los mismos resultados que con otros aparatos (según los expertos, es necesario al menos 150 minutos semanales de entrenamiento). Hay tres tipos de bici estática: la vertical clásica que emula las bicis de calle (llevas el pecho hacia delante); la reclinada (en la que puedes apoyar hombros y espalda sobre un respaldo) y la indoor (parecida a la primera pero en la que puedes regular la resistencia, la velocidad de pedaleo...). En cualquier caso, regula bien la posición del sillín para no forzar a la hora de dar pedales.

Elíptica. Una solución perfecta para ponerte en forma de forma rápida con un ejercicio de menor impacto que el que se hace en la cinta. Adecuado si acabas de salir de una lesión, en el posparto, y en todas las situaciones, dado que es una máquina que sigue el movimiento natural del cuerpo. Entrenarás glúteos, muslos, brazos, pectorales... Eso sí, necesitas ir poco a poco, no empieces el primer día dándote la paliza porque no volverás a usarla. Comienza suave, con niveles de principiante (1-5) y unos 25 minutos tres veces por semana.